Blog oficial de Tecoloco El Salvador

Noticias de empleo-trabajo, tips profesionales, consejos laborales, cómo buscar trabajo, donde encontrar empleo, temas de interés laboral, entre otros.



Artículos



“La plaga del siglo XXI”: El acoso laboral

November 22, 2016 16:59 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Las fases

Los tipos

Identifica las actitudes de los acosadores

Aprende a vencerlos



Zona Empleo-EDH
mobbing acoso laboral buylling empleoCuando un acosador busca destruir la salud psicológica de un compañero, con el objetivo de lograr que renuncie.

Mejor conocido como Acoso Laboral, este problema ha surgido hace poco, pero ya está afectando la vida laboral de muchos empleados, causando serios daños en su salud emocional y hasta ocasionando también graves secuelas en la salud física de quienes lo sufren.

El mobbing es la conducta abusiva de uno o varios compañeros de trabajo sobre otro. Se trata de un acoso laboral o moral en el que el acosador provoca en su víctima miedo al trabajo y al lugar de trabajo, por medio de una violencia injustificada de tipo psicológico.

Las acciones de los acosadores se centran en crear rumores, insultar, ser hostiles, y hasta agredir física o sexualmente; son premeditadas, conscientes y repetitivas con el objetivo de fastidiarles a sus víctimas la vida, complicarles el clima laboral y hasta lograr que renuncien.

Estas conductas, por lo general, se dan cuando los acosadores ven en sus víctimas una amenaza para sus intereses personales y, sin escrúpulos, suelen utilizar a sus demás compañeros de trabajo para destruir a sus víctimas.

El agravante del mobbing es que las técnicas de agresión utilizadas son sutiles y clandestinas, no dejan huellas, porque las víctimas suelen pensar que su deterioro psicológico o físico es la parte difícil del trabajo que deben soportar en cualquier ambiente empresarial.

El problema ha llegado a niveles tales y en tan poco tiempo que ha sido denominado “La plaga laboral del siglo XXI”.

Las fases


De acuerdo con el sitio especializado en el tema elmobbing.com, las fases de este fenómeno pueden dividirse en cuatro: seducción, manipulación y maltrato, confrontación y violencia física.

Durante la primera fase, el victimario se hace “amigo” de su presa para ganar su confianza, conocer sobre su vida personal, identificar sus debilidades, sus cualidades y capacidades.

Más adelante, comienza con pequeños ataques, “en son de broma”, para medir su respuesta; en esta segunda fase, también comienzan a dañar la imagen de su víctima ante sus superiores e intenta conseguir apoyo del resto de compañeros mediante la persuación, a través de rumores, mentiras, críticas haciéndolo parecer algo trivial e inofensivo.

Una vez que los trabajadores le han perdido el respeto a la dignidad del maltratado la violencia comienza a transformarse en amenazas, insultos, insinuaciones, en ataques verbales continuos y sistemáticos, confrontando a la víctima.

Y finalmente, a la fase de la violencia física solo llegan las más resistentes, ya que identifican el acoso laboral como tal y se convierten en un peligro real para el status personal y profesional del agresor.

Los tipos


El más habitual es el descendente, aquel en el que el agresor ostenta el poder y la víctima es su subordinado. Este tipo de mobbing puede tener varias causas: una personalidad déspota del jefe, las actividades antiéticas con las que se desempeña el jefe y con las que el subalterno no está de acuerdo, un intento del jefe por conseguir la dimisión del empleado sin asumir un despido improcedente, un afán del jefe de colocar a un amigo o conocido suyo en el puesto que ocupa la víctima, desaveniencias políticas, etcétera.

También puede darse del tipo horizontal en el que victimario y víctima están en el mismo nivel jerárquico y se da por celos o envidias profesionales, problemas personales o porque los agresores sienten que el agredido no encaja en su grupo.

El tipo menos común es el ascendente, cuando los subordinados acosan a su superior, cuestionan su estilo de mando, sus métodos, tal vez porque han legado recientemente al cargo desde fuera de la empresa o porque se trata de un compañero que ascendió antes que ellos.

Identifica las actitudes de los acosadores


De acuerdo con elmobbing.com, estas son sus acciones más frecuentes.

1. Comunicación perversa.
Miente, usa el sarcasmo, la burla y el desprecio sin que la víctima comprenda que todo lo dice en serio.

2. Negación del conflicto.
Niega a su víctima que la esté agrediendo y la víctima puede hasta disculparse por si en algún momento ofendió a su agresor.

3. Deformación del lenguaje.
No grita, pero en su tono de voz e #insinuaciones hay reproches, en sus frases sutiles hay agresión pasiva.

4. Mensajes paradójicos.
Su comunicación verbal no coincide con la no verbal, y la víctima puede pensar que los ataques solo están en su imaginación.

5. Manipulación de la culpa.
Mientras la víctima intenta comprender qué ha hecho para merecer ese trato, el acosador la hará cometer errores y responsabilizarlo de ellos.

6. Búsqueda de apoyos.
Con su personalidad, el acosador se consigue un público al que convence con sus bromas hacia la víctima sobre la personalidad del acosado.

Aprende a vencerlos


Estas son algunas recomendaciones de drromeu.net para superarlos.

1. Identificar el problema.
Recursos Humanos puede organizar cursos formativos para que los empleosados conozcan sobre el tema.

2. Documentar las pruebas.
De cara a una demanda legal, es vital registrar las acciones para tener herramientas que avalen los tstimonios de la víctima. Es importante hacer públicas las agresiones.

3. Controlar y canalizar la ira.
Si la víctima explota, habrá alcanzado lo que persigue. Hay que evitar reaccionar para no perder credibilidad ante los demás.

4. No asumir culpas ajenas.
Cuando alguien viola los derechos de una persona y la agrade, no hay diálogo que valga, no hay que justificar los agravios ni tratar de enseñar o intentar convencer al acosador de su mal comportamiento.

5. Optar por la baja laboral.
Lo más importante es la salud emocional, más que el trabajo; buscar asesoría psicológica para perdonar al acosador y sanar; aunque hay que buscar también la justicia judicial.

 

Volver al índice

Tags: , , , , ,
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink



Una taza de café, esencial para la creatividad en el trabajo

October 12, 2016 15:44 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 


Zona Empleo-EDH
Diversos estudios lo confirman: hacer un espacio en la rutina laboral para tomarte un café y charlar con los compañeros reduce el estrés y mejora la creatividad para seguir con el trabajo.

Son las 3:00 de la tarde y en la cocina de la empresa ya huele a café. Es la hora de tomarse un descanso,charlar con los compañeros de trabajo y distraerse un momento de la rutina diaria.

Para muchas personas esta es una pausa necesaria que les permite desestresarse por un momento y tomar un nuevo impulso para lo que resta de la tarde de trabajo. Y esta práctica es respaldada por reconocidas universidades y centros de estudios, que consideran este momento como esencial dentro del trabajo cotidiano.

Investigadores del Manitoba Institute of Trades and Tecnology (MITT) realizaron un estudio con un grupo de trabajadores de un call center y se demostró que cuando la pausa del café estaba planificada para todos a la misma hora, al final de la jornada su productividad había aumentado.

El Instituto científico determinó que el consumo de café mejora el desempeño del trabajo y reduce los errores, porque la cafeína permite que algunos neurotransmisores como la epinefrina y la dopamina actúen más rápidamente y nos mantienen en estado de alerta.

El estudio agrega que la cafeína puede tener un efecto positivo en la memoria de corto y largo plazo las cuales se encargan de que lo que aprendemos en el día sea guardado por nuestro cerebro. Algunos estudios demuestran que las personas que consumen café regularmente realizan mejor los test cognitivos que los que no.

Otra razón del porque es beneficioso tomar café en el trabajo es que puede ayudar a aliviar dolores de cabeza y cuello. La mayoría de las personas pasan muchas horas delante de una computadora, por lo que están propensos a desarrollar dolores de espalda, cuello, muñeca o antebrazo. Los que consumen café sienten alivio al momento de tomar esta bebida. Además hay ensayos clínicos que pueden corroborar dicha información.

La cafeína, además ha demostrado que tiene valor terapéutico, ya que puede ayudar a minimizar los dolores de cabeza, por lo que, muchos analgésicos han incorporado este ingrediente a su composición.

Ahora se ha comprobado que por sí sola, la cafeína también es efectiva. Si te duele la cabeza en la oficina y no quieres recurrir a la medicina tradicional, prueba beber una taza de caf&eacute.

También lo confirma el Centro de Información Científica del Café (COSIC) que ha recopilado diversos estudios que demuestran que tomar café con moderación mejora el rendimiento en el trabajo y reduce los errores.

La Universidad de Copenhague en Dinamarca también publicó en la revista Symbolic Interaction que tomarse unos minutos para beber una taza café en el lugar de trabajo puede disminuir niveles de estrés entre los empleados, favoreciendo su salud mental.

La investigadora Pernille Stroebaek alerta que un alto para el café cumple importantes funciones psicológicas y sociales en los centros de trabajo. La psicóloga además encontró beneficioso los “15 minutos de café” luego de realizar una entrevista a 20 empleados de un centro de asistencia social, en Copenhague, Dinamarca.

El grupo estaba a cargo de atender casos sociales, como adopciones, conflictos familiares y divorcios, trabajos con una alta carga emocional. “Todos ellos calificaban sus trabajos como muy estresantes y demandantes”, subraya la investigadora en dicho artículo.

De hecho, el grupo narró que se tomaban un momento en el día para tomar café, el cual era un momento espontáneo e informal, en el que comentaban casos complicados con otros funcionarios en el cual liberaban tensiones emocionales derivadas de estas situaciones de crisis y estrés que debían resolver.

Aunque estas conclusiones deben ser investigadas por estudios más amplios, la psicóloga recalcó que la pausa para el café: “No puede verse como un gasto de productividad, sino que puede tener un importante valor emocional y social para las organizaciones”, señala su reporte.

 

Volver al índice

Tags: , , , , ,
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink



Listos para volver al trabajo

August 8, 2016 16:16 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 


Zona Empleo-EDH

Trabajo Tecoloco vacacionesAunque no lo parezca, muchas personas encuentran muy difícil el regreso al trabajo. En esta edición presentamos algunos tips para lidiar con la ansiedad del trabajo y el vacío que queda al dejar de vacacionar.

Terminaron las vacaciones y es momento de regresar al trabajo. Entrar a la oficina y no saber qué hacer primero, o no juntar el ánimo para empezar es una situación común. No se trata de falta de empeño, sino que se necesita un breve periodo de transición antes de retomar el ritmo cotidiano de trabajo.

Lo que se debe tener en cuenta es la manera de lidiar con este proceso de forma ordenada. Lo primero es el estado de ánimo. Pese al cansancio físico se debe procurar asistir lo más relajado posible al primer día de trabajo. Dormir lo suficiente la noche anterior, comer algo ligero, iniciar la rutina del hogar con tranquilidad son algunas cosas que se pueden hacer para que el regreso al trabajo no sea de golpe.

Un problema común es experimentar estrés posvacacional o una leve depresión. Esto se puede deber al repentino cambio de actividades y ambientes. El sitio actitudfem.com recomienda procurar que estos cambios no sean bruscos, sino incluir estas actividades en la rutina diaria o dejarlas poco a poco.

En otras palabras, si se practica ejercicio durante la vacación, por ejemplo, es buena idea mantener algunas de estas rutinas en el día a día, quizá con menos tiempo de práctica o ejercicios menos intensos. Así el cuerpo se mantendrá activo y quemará suficiente energía. Incluso existe la posibilidad de que se convierta en un hábito saludable.

Otra práctica que recomienda el sitio es no abandonar por completo los espacios abiertos. En recesos o almuerzos puede ser beneficioso procurar áreas al aire libre. De esta manera se puede contener la posible depresión que se siente al pasar, de golpe, a un ambiente encerrado, con luz artificial y demasiado (o nulo) aire acondicionado.

Un error común es cargarse uno mismo con ideas negativas como “se acabó el descanso” o “hay mucho que hacer”. Lo mejor es recibir el día como si fuese uno más, con la misma vibra positiva, sabiendo que en unas horas se volverá a casa a continuar con la vida. Pero estas son solo maneras de prepararse anímicamente tras el fin de las vacaciones.

Lo que permite controlar al máximo el estrés posvacacional es la forma en que se organice el primer día de trabajo. Ya en la oficina lo primero que se debe tener en cuenta es que, salvo casos muy excepcionales, nadie logra atender todo el trabajo pendiente y retomar la rutina desde el primer día. Se recomienda, por lo menos, dedicar la primera mañana a todas las cosas pendientes y tareas necesarias para reanudar labores.

No importa cuál sea la política de sanidad en la oficina, o que todo parezca ya estar limpio, al regresar se tiene que dedicar unos minutos a limpiar el espacio de trabajo y ordenar todo el equipo. Todos esos días sin gente en la oficina significan que el polvo se acumuló en sillas, teclados, detrás de los monitores, tasas, plantas y muebles, etc.

Por otro lado, también conviene revisar que todo el equipo esté en orden y funcionando. Así se evita sorpresas indeseables como descubrir que una batería murió durante la vacación o que el impresor de la oficina no tiene tinta cuando se necesita empezar a imprimir.

El siguiente paso es ordenar las prioridades. Esto quizá es algo que ya se hizo, en alguna medida, antes de salir de vacaciones. Seguro hay reuniones importantes para las que prepararse, proyectos que deben revisarse lo más pronto posible. Es conveniente hacer una lista, por lo menos mental, de estas cosas calificándolas por prioridad o carga laboral.

En otras palabras, aunque retomar un proyecto sea indispensable o urgente, de nada sirve considerarlo la prioridad de la lista si el trabajo es demasiado complejo para el primer día o si las demás personas involucradas aún no están disponibles.

Así, además de la urgencia, el segundo criterio debe ser la facilidad para hacer dicha tarea y el tercero cuándo tiempo consumirá. En el ejemplo de la reunión, si ya se tienen listos los archivos de contexto y la presentación, significa que puede ser de las primeras tareas a realizar ya que solo falta imprimirlos y compaginarlos.

La impresión puede hacerse inmediatamente, mientras que engrapar y preparar un fólder puede hacerse en unos minutos. Una de las cosas que en definitiva deben hacerse en las primeras horas es revisar las cosas pendientes. Uno de ellos es el correo electrónico. En el peor de los casos serán 100 o más mensajes sin leer.

Por ello conviene echar un vistazo rápido a los remitentes y el tema de cada correo, para así detenerse a leer o responder solo los más importantes. Eso sí, no se debe dejar el resto de mensajes sin leer indefinidamente. En algún momento hay que atender esa parte del trabajo para no tener nada atrasado.

Algunos trabajadores acostumbran avisar a sus contactos más importantes que van a ausentarse y luego les notifican cuando están disponibles de nuevo. Aunque es una muy buena práctica hay que enviar este mensaje solo cuando en realidad se está disponible para ellos.

De nada servirá empezar a recibir documentos o peticiones si uno aún está limpiando el polvo del teclado y tratando de recordar dónde quedaron los lapiceros.

Parte de organizar el trabajo es darse cuenta que no todo estará listo el primer día. Por ejemplo, se puede necesitar una confirmación por parte de una persona que aún no ha vuelto a trabajar o simplemente no contesta. En estos casos conviene preparar una agenda para los próximos días o semanas. Así se tendrá una estimación sobre cuándo se puede avanzar con ciertas tareas o cuál es la fecha límite para completarlas.

Algo que no se debe hacer es llevar trabajo a la casa. Se puede creer que de esta manera se avanza más rápido. Sin embargo, con ello se puede correr el riesgo de hacer las cosas con urgencia, no con el cuidado necesario.

Además, saturarse de trabajo luego de vacaciones no es necesariamente la opción más saludable. Con estos tips el regreso al trabajo puede ser más fácil y organizado. En cuestión de días se debería hacer retomado por completo la rutina diaria de labores.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , ,
Categories:
Actions: E-mail | Permalink



Fomente la cultura del ahorro en sus hijos

July 27, 2016 09:39 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

A partir de los cuatro años

A los ocho años 

Para los adolescentes 


Zona Empleo-EDH
Ahorro el diario de hoy TecolocoEn estos tiempos difíciles es necesario que les enseñes a tus hijos el valor del dinero.  Trata de comenzar con lo que a diario le das para sus gastos en el colegio.

En estos tiempos difíciles en los que cada vez sentimos que el dinero nos alcanza menos, en los que nuestros gastos tienden a ser mayores que nuestros salarios, en los que vamos pasando el día midiéndonos para que nos alcance lo que andamos en el bolsillo; es necesario que además de ponernos las pilas en ahorrar un poco, le enseñemos a nuestros hijos que también ellos lo pueden hacer.

Sin embargo para hacer esto no es cuestión de que vamos a llegar hasta donde nuestros hijos a exigirles que ahorren sin dar el ejemplo.

No hace falta regañarlos para que entiendan que pueden ir guardando un poco de lo que les damos ya sea a diario o entre semana, por el contrario, tenemos que tomarnos el tiempo de explicarles el valor que tiene el dinero.

Probablemente nuestros hijos en un principio pensaran que el dinero tiene como finalidad última ser gastado en cosas que “necesitamos”, y quizás tengan razón en determinada parte, si no les enseñamos que este tiene que ser usado en cosas que realmente necesitamos.

Inculcarles el hábito de ahorrar a nuestros hijos es tan saludable como enseñarles a comer verduras y frutas. Hay que dejar que gestionen su dinero y que al hacerlo tomen la iniciativa sobre su uso.

El pequeño problema para arrancar en este tema es cómo educarlos si tu no predicas con el ejemplo.

Repetidamente escuchamos esta frase... predica con el ejemplo... pues para este tipo de temas es necesario que nosotros como padres tengamos la iniciativa de ahorrar primero y con esto demostrarle a nuestros hijos que también ellos pueden hacerlo, sobre todo porque no tienen gastos obligatorios que hacer.

Una vez hayas logrado comenzar a ahorrar, sea en una alcancía en tu casa o en una cuenta de ahorro en algún banco, puedes darte a la tarea de abordar a tus hijos y llevarlos a meditar sobre todo lo que pueden llegar a hacer si cuentan con algún tipo de ahorro.

Trata de iniciar haciéndoles énfasis en que si tu puedes hacerlo con todos los gastos que tienes (pago de alquiler, agua luz, teléfono, colegiaturas, pago de empleada domestica, compras del supermercado, entre otras), el punto es que aunque sea un poco, estas tratando de ahorrar.

Verónica Deambrogio, especialista en educación financiera para niños y economía del hogar, hace algunas sugerencias sobre cómo puedes guiarte para enseñarle a tus hijos a ahorrar desde pequeños y de acuerdo a la edad en la que se encuentran.

A partir de los cuatro años


Así a los 15 años va a tener el conocimiento básico sobre ahorro y economía, hay que empezar a ofrecérselos pronto. 

La experta hace la recomendación de empezar en el momento en que son capaces de pronunciar estas oraciones: “¡Quiero el juguete de la tele!” o “¿Papá, me compras...?”.

“Esto sucede alrededor de los 4 años, cuando los niños empiezan a tomar conciencia de que de los padres pueden  obtener monedas y billetes y que los tienen en la cartera”. 

Si los padres dudan que estos conocimientos le serán útiles en una edad tan temprana, Deambrogio dice: “Enseñar a los niños sobre el ahorro es tan saludable como enseñarles a comer verduras”.

Al enseñarles los conceptos relacionados con el dinero, los padres deben adaptarse a la edad y al lenguaje de la edad, “porque lo importante no es tanto que aprendan el significado de determinados términos sino que se familiaricen con ellos”, explica Deambrogio.

Se les puedes enseñar que el hábito del ahorro acarrea muchas responsabilidades y beneficios. “Proponerles una meta como (un viaje, una salida a un parque de atracciones o una nueva televisión) y destinar ese dinero a ello. Por ejemplo, si los niños se comprometen a no dormir con la luz encendida, el ahorro en la factura de la luz se destinará al objetivo que se haya elegido”.

Si en la casa el ahorro es una costumbre, los niños se habituaran con rapidez a ese concepto. Con ello aprenderán a postergar la gratificación, es decir, esperarán su recompensa sin frustrarse.

Aprenderán a establecerse objetivos y a trabajar por ello (en los niños pequeños, los objetivos  de ahorro deben de ser periodos de tiempo cortos).

Con esto, aprenderán el valor de esforzarse y de obtener recompensas (por eso hay que fijarse metas específicas como videojuegos, bicicletas, entre otros).

A los ocho años 


Los niños pueden disfrutar de ahorrar sus propinas en casa, pero alrededor de los ocho años, puedes abrirles una cuenta de ahorro en la cual puedes premiar su buen hábito de ahorrar añadiendo una cantidad, una excelente manera para aprender sobre el sistema financiero. 

Hay muchos bancos y cooperativas en el país que cuentan con la opción de ahorro infantil, en la que además de generarles un margen de rentabilidad a los ahorros de tus hijos, les incentivan para que puedan aprovechar mejor sus ingresos.

A medida que crecen, discute con ellos los pros y contras de inversiones como bonos, fondos mutuos y acciones.

Llévalos al banco, hazles notar la variedad de servicios que brindan, explícales los principios básicos de cada una, sus cualidades, diferencias y para qué funcionan mejor, por ejemplo puedes explicarles la diferencia entre una cuenta de ahorro normal y una a plazo fijo.

En casa, haz que participen en la elaboración del presupuesto familiar, en planes para adquirir bienes familiares, nuevamente aquí debes explicarles qué conviene más y por qué. 

Así también, puedes ir explicándoles qué son y cómo funciona el sistema de las tarjetas de crédito, mostrándoles que conviene pagar las deudas a tiempo para tener un buen récord financiero.

Para los adolescentes 


Tener experiencia laboral desde temprana edad les ayudará a comprender el valor del esfuerzo y de ganar dinero por ellos mismos. Pueden empezar con trabajos de verano de medio tiempo o reparaciones en casa como pintar una habitación.

A partir de esto, sabrán lo que cuesta ganar un poco de dinero y al mismo, tiempo debes ir buscando la manera de que pueda administrarlo, balanceando sus necesidades y sus gustos.

Para Verónica Deambrogio: “En la sociedad actual, los niños y jóvenes se ven constantemente bombardeados por mensajes publicitarios que los inducen al consumo indiscriminado, lo que les convierte en potenciales víctimas del consumismo y de desarrollar conductas perniciosas para su futuro, como puede ser comprar compulsivamente, usar inadecuadamente los recursos o sobre endeudarse. 

Por eso, es de vital importancia que los eduquemos financieramente para que puedan tener desde jóvenes los recursos, las habilidades y los valores para que hagan un uso ético y adecuado del dinero, que los conduzca a convertirse en adultos económicamente responsables e independientes”.

Pensar el ahorro como un hábito puede ir más allá de la acción repetitiva de guardar dinero, son muchos los beneficios y el aprendizaje significativo que nuestros hijos adquieren a medida que se introducen en el mundo del ahorro.

Cuando nuestros hijos ahorran de forma constante, lo convierten en un hábito, cuando esto sucede son conscientes y capaces de administrar sus recursos de mejor manera y seguir guardando. Ahorrar entonces no es sólo acumular dinero, sino también, cuidar de igual manera lo propio y lo público.

 

Volver al índice

Tags: , , , ,
Categories:
Actions: E-mail | Permalink



La actitud de algunos puede dañar el trabajo del equipo

June 22, 2016 11:36 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 



Zona Empleo-EDH

Aunque pase desapercibido en algunas empresas, el carácter y actitud de algunos elementos en el equipo de trabajo, puede estar afectando la armonía de todo el grupo.

En cualquier empresa para la que laboremos a lo largo de nuestra vida, siempre encontraremos personas con diferentes caracteres con las que debemos aprender a tratar para convivir en un ambiente de armonía.

Algunas personas pueden obstaculizar nuestro desarrollo laboral ya que no son de nuestro agrado, sin embargo, pueden obtenerse experiencias positivas si buscamos enfocarnos en controlar y aceptar nuestras emociones ya que son parte de la vida laboral, según destacan expertos de la materia.

Según la encuesta realizada por la web de recursos humanos “OCCMundial”,  en más de 1,500 profesionales, el ambiente laboral es un factor importante para lograr el bienestar en el trabajo, es por eso, que cuando nuestra vida profesional se  vuelve problemática, los efectos pueden ir más allá de la oficina y afectar nuestra vida personal.

Por ello,  la recomendación que realizan expertos en la materia es que se debe comenzar por identificar su naturaleza. Por ejemplo, existen las personas chismosas, las informales, los descalificadores, los flojos, en resumen, son solo algunos de los que dañan en gran medida el ambiente laboral.

Una vez se determine cuál es la actitud de esa persona que perjudica el ambiente, se debe intentar llevar el tema al diálogo. Para neutralizar el efecto que nos produce un compañero nocivo la clave es saber identificar si su agresividad es sólo contra nosotros o también se comporta regularmente así con otros miembros del equipo.

Cuando se trata del segundo escenario, lo mejor es abordar el conflicto, porque no cabe la duda que existe otros compañeros que se sienten de la misma forma, lo que puede llevar a que tomen cartas en el asunto de manera colectiva, ante el jefe directo, por ejemplo.

Para actuar es suficiente un par de actitudes hostiles. Mientras más esperes para ponerle un límite al compañero nocivo, más trabajo te costará manejar la situación. Cuando dejamos que una persona nos agreda durante mucho tiempo  acumulamos frustación y enojo, y esa persona gana terreno sobre nuestro estado de ánimo. El no ponerle un alto y actuar es decirle a esa persona que esta correcto lo que nos hace.

Lo más común es reaccionar agresivamente ante una conducta maliciosa ¡y eso es lo que se espera la otra persona! Cuando le respondemos agresivamente sustentamos el dominio que tiene la otra persona, el poder de sus palabras y sus acciones para sacarnos de nuestras casillas.

En vez de responder con agresividad lo hacemos amablemente y calmados, desarmamos a nuestro agresor, ya que no cedemos ante su provocación y no le permitimos que tome el control de la situación. Esta es la clase de actitud que el acosador no se espera ¡sorpréndelo!

El manejar tus reacciones y emociones es la forma más inteligente de dominar a ese compañero fastidioso. Enfócate en ti y no le prestes atención a él o a ella y verás los resultados.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , ,
Categories: Empresas y RRHH | Recursos Humanos
Actions: E-mail | Permalink



La sobrecarga laboral y sus negativas consecuencias

May 30, 2016 09:57 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 



Zona Empleo-EDH

Inteligencia emocional EDH Tecoloco
Cuando en una empresa se recarga a los trabajadores con demasiado trabajo, esto puede causar que la calidad de su rendimiento disminuya, volviéndose menos productivos e incluso, con daños en su salud.

La sobrecarga laboral puede ser mortal. Muchas enfermedades y condiciones nerviosas se pueden generar a causa de esto,  incluso puede llevar a algunos al suicidio. Por ello es recomendable que muchas empresas traten de evitar sobrecargar a sus colaboradores con demasiado trabajo, o ejecutar tareas que no les corresponde.

De acuerdo a expertos citados en el periódico colombiano, El Heraldo, la sobrecarga laboral sucede o puede ser provocada cuando se asignan excesivas funciones y responsabilidades a los trabajadores.

En algunos casos, ocurre cuando se establecen horarios laborales que han sido extendidos de manera abusiva, y en casos más severos, cuando se experimenta acoso o maltrato por parte de los jefes e incluso exposición  a condiciones ambientales nocivas y peligrosas para la salud.

El artículo de ese rotativo recomienda que se deben aprovechar los días libres para darnos una pausa y desacelerar el ritmo que llevan nuestras vidas.

Lo que se recomienda es descansar, dormir suficiente y mantener una dieta sana y balanceada, respetando los horarios para la alimentación. Otro punto muy importante es hacer ejercicio, caminar y relajarse al aire libre.

A parte de los problemas de salud que se pueden generar, también suele ocurrir el llamado “Burnout syndrome”, un episodio que se manifiesta con pérdida de eficiencia y de calidad.

Los síntomas principales del síndrome de “Burnout” son los cambios en el estado de ánimo. De acuerdo al sitio electrónico “Estrés Laboral”, uno de los signos de este síndrome es que el trabajador se muestra de mal humor e irritable con frecuencia.

En algunos casos, puede pasar que los buenos modales que tenía la persona desaparezcan y que esto cause conflictos innecesarios con otros compañeros. Una forma de poder detectar este problema es notar si está a la defensiva y si utiliza el sarcasmo de manera habitual.

Otro problema que puede aparecer es el cambio de actitud hacia el trabajo, demostrando indiferencia hacia compañeros y las labores a su cargo.

Este último punto es importante, ya que lleva a los colaboradores a estar desmotivados. Un severo problema es que se pierde la ilusión por trabajar.  Los empleados ya no encuentran sentido a sus metas, ni objetivos, y se genera estrés al pensar que deben soportar las situaciones rutinarias de la oficina.

Luego surge el agotamiento mental que se experimenta con un desgaste gradual en el trabajador, quien “se quema” lentamente, causando que su tolerancia al estrés sea menor.

Cuando esto pasa, el empleado siente que se esfuerza cada vez para poder hacerle frente a las actividades que se le presentan en la oficina.

Cuando la gente llega a este punto, siente que constantemente les falta energía y dan menor rendimiento al momento de trabajar. Es lógico que después de la fatiga mental se sientan sin ánimos de nada. Esto afecta directamente la eficiencia de las personas y causa que la calidad del trabajo caiga.

Muchas empresas se preguntan por qué sus empleados rinden menos, lo cual  sucede cuando se les ha puesto una recarga de trabajo. En muchos lugares, esto ocurre cuando se hacen recortes de personal.

Despiden gente y en lugar de reemplazar ese puesto, le trasladan esa responsabilidad a otra persona, aumentando así el trabajo diario. Como se ha mencionado anteriormente, esto causa un efecto directo en las personas, creándoles problemas nerviosos y llevándolos a rendir menos.

Hay que tomar en cuenta que toda situación de recarga laboral prolongada en el tiempo puede causar a medio o largo plazo un deterioro cognitivo, es decir, mayor dificultad para aprender tareas o habilidades nuevas, pérdida de memoria y falta de concentración.

 

Volver al índice

Tags: , , , ,
Categories: Economía y trabajo | Empresas y RRHH
Actions: E-mail | Permalink



Cuando el sabelotodo ataca

April 28, 2016 17:52 by Zona Empleo EDH

 

Contenido



Zona Empleo-EDH

El sabelotodo es aquella persona que siempre trata de imponer su opinión ante los demás y muchas veces puede tener una actitud negativa en los grupos de trabajo.

En las oficinas hay todo tipo de gente, uno puede encontrar personas atentas, buenos trabajadores, empleados responsables, pero así como hay mucha gente buena, también hay personas nocivas que solo traen negatividad al lugar de trabajo.

Entre ellos está el sabelotodo, aquel que quiere imponer constantemente sus ideas y no acepta las propuestas de otros. El sabelotodo puede ser una oportunidad en el grupo de trabajo, puede ser alguien a quien le puede preguntar lo que sea, pero también esta puede ser un arma de doble filo.

Este tipo de persona quiere imponer sus ideas a los demás y esto lo convierte en un personaje con el que se vuelve difícil relacionarse. Esta es gente que siempre está tratando de monopolizar las conversaciones y, por ende, desestima las ideas distintas a las suyas.

El problema que se genera normalmente es que están buscando tomar decisiones  sin antes consultar a otros o incluso toman decisiones sin pensar en las repercusiones que éstas pueden generar en otros. Son estas imposiciones las que, con frecuencia, producen descontento, con otros compañeros de trabajo y también con clientes de la empresa.

Comúnmente son considerados como malos oyentes y a menudo piensan en lo que van a decir después, pero no piensan en lo que están diciendo. Lo que se vuelve complicado es que debido a su forma de pensar es difícil hacerles ver que sus ideas no son las mejores, una vez generan una opinión, no hay forma de hacerles cambiar de idea.

Uno de los factores que distinguen a etas personas es lo frustrante que pueden volver el ambiente de trabajo. Una de las razones es que hablan más de lo que escuchan, cuando este tipo de profesional se presenta en las conversaciones da la impresión que las opiniones de los demás no están siendo recibidas.

Quizás la mejor forma de describir a la gente que cree que lo sabe todo es que son gente de mente cerrada, y cuando una empresa tiene a un colaborador como este solo significa que hay un grave obstáculo para el proceso creativo de los equipos de trabajo.

Algunas de las características que se presentan con los sabelotodo es que son obstinados, agresivos, bruscos y arrebatados; esto es debido a que buscan ganar discusiones con el resto de sus compañeros de trabajo, y esto puede ser interpretado como un comportamiento intimidatorio.

El hecho de que uno tiene a un compañero sabelotodo no debería de angustiar a nadie, hay formas para poder lidiar con ellos y evitar la frustración que uno podría vivir:

1. Acudir a la compresión
Estos son compañeros que pueden ser irritantes, pero en muchos casos estas actitudes se generan de un tema de confianza o algún problema personal más profundo que la persona pueda tener. Es por eso que es recomendable tener empatía en lugar de enojarse.

2. Saber cuáles batallas pelear
No siempre se van a ganar las batallas, y con un sabelotodo es imposible ganar. Es por eso que lo mejor que uno puede hacer para llevar la fiesta en paz es “dejarlos ganar” y simplemente ignorar lo que estén diciendo para evitar involucrarse en una larga discusión sin sentido.

3. Predicar el buen ejemplo
Es importante dar a conocer que no siempre se estará en la razón, cuando uno admite que se ha equivocado también se está demostrando que la persona sabelotodo podría estar equivocada. Hay que ser flexible con las ideas y abierto a otras opiniones.

4. Mantente firme a los argumentos
La mejor forma de combatir con el sabelotodo de la oficina es mantenerse firme ante los argumentos. No hay nada peor que demostrar debilidad o duda sobre algo ante un sabelotodo, puesto a que ellos harán lo posible por querer ganar esta discusión. Es recomendable que si se está exponiendo un tema o un punto en un grupo de trabajo se de siempre respaldar lo que se dice con documentación para que, de esta forma, el sabelotodo no pueda refutarlo.

5. No perder el sentido del humor
Los sabelotodo pueden ser defensivos y a veces hasta agresivos, y lo último que uno desea es ponerlo contra la pared. Pero es mejor que cuando este tipo de persona empiece a acaparar la conversación uno pueda tratar la situación con humor.

6. Hacer preguntas de prueba
Es recomendable hacer interrogantes para conocer cuáles son las fuentes que respaldan la opinión del sabelotodo. Es bueno hacer esto de manera respetuosa, con el fin de conocer si lo que dice esta persona es verdad o simplemente está tratando de impresionar a los demás.

7. Habla con el sabelotodo
Si esta persona se está volviendo muy negativa en el espacio de trabajo, será bueno hablar con ella y darle retroalimentación constructiva sobre su comportamiento. De esta forma la persona podría reconocer su actitud e incluso expresarse diferente en el grupo de trabajo.

8. No involucrar al jefe a menos que se vuelva una amenaza
Estos son problemas que se pueden solventar adentro del equipo de trabajo y no es necesario que se involucre al jefe para resolverlo. El único motivo por el que se deberá llevar el problema al jefe es si esa persona esta lastimando la estabilidad del equipo laboral.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , ,
Categories: Economía y trabajo | Formación profesional
Actions: E-mail | Permalink



No siempre se sobrevive al cambio en las empresas

April 22, 2016 15:49 by Zona Empleo EDH

 

Contenido



Zona Empleo-EDH

Un poco más de la mitad de las compañías que inician cambios organizacionales logran establecerlos con éxito. Pese a esto, de este porcentaje, la mitad no cumple con las expectativas necesarias.

Muchas empresas buscan cambios organizacionales en algún momento de su gestión, pero cuando lo realizan esperan un retorno medible y razonable sobre estas iniciativas. Es por eso que deben de tomar en cuenta diversos aspectos antes de realizar este tipo de estrategias.

La empresa de asesoría PWC indica que los cambios organizacionales en las compañías se están volviendo cada vez más demandantes en cuanto a los resultados obtenidos. De acuerdo con datos que la empres ofrece en su página web, el 41 % de los proyectos de cambios fallan y que del 59 % restantes que tienen éxito, solo la mitad cumple las expectativas de la gerencia.

Pero ¿a qué se deben estos fallos?, de acuerdo con la investigación de PWC y la firma Market & Opinion Research International (MORI),  nueve de las 10 barreras de cambio están relacionadas con las persona; es decir, que uno de los principales problemas por los que los cambios en las oficinas no se ejecutan de la mejor forma es por las personas que laboran en la empresa.

La firma de asesoría ejemplifico que “habilidades de administración del cambio limitadas, malas comunicaciones y oposición de los empleados” son los principales problemas. Es con base en estos hallazgos que PWC ha creado una metodología que pueda administrar el cambio y ofrecer beneficios, creando estrategias y herramientas para darles asistencia a las organizaciones a gestionar sus cambios.

El cambio organizacional es comúnmente visto como una transición compleja puesto que involucra a la organización y a los accionistas como tal, las tecnologías y los colaboradores de la empresa. Es decir, que “el cambio en una dimensión fácilmente afecta otra dimensión”, como lo declara PWC. “Los aspectos “más blandos” del cambio, como obtener compromiso de las personas, el cambiar comportamientos, el proveer entrenamiento en el momento adecuado administrar las transferencias desde y hacia las organizaciones, son criticas para lograrlos resultados esperados” indica la firma.

Hay que tener en cuenta que los cambios muchas veces son necesarios, las empresas buscan cambiar, ya que necesitan actualizar ante los cambios y las tendencias del mundo. Especialmente en nuestro siglo en donde todo se ve dirigido hacia el mundo digital. Las organizaciones cambian, esta es una realidad para todas las empresas, pero el reto está en lograr que el cambio traiga resultados reales y positivos. Es decir, que el cambio organizacional se genera en la dirección  de los objetivos de la organización.

El problema que se presenta es que muchos colaboradores se resisten al cambio, y es así que las empresas deben concentrarse en la gestión del cambio y saber como seleccionar a sus agentes del cambio también. Es así que se debe de tener en cuenta que al establecer un proceso de cambio, serán las personas internas de la organización quienes esperarán que la nueva situación les proporcione la misma seguridad que tenían previo al cambio organizacional.

Por esto mismo se debe de brindar dicha seguridad a los colaboradores mientras caminan el cambio; sin embargo, si se produce un inconveniente durante el proceso, esto afectará directamente a los empleados, causando enojo o insatisfacción. Uno de los grandes problemas con los cambios es que si se descuida el factor humano, las empresas podrían perder a su personal, incluyendo a colaboradores valiosos.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales | Economía y trabajo | Empresas y RRHH | Recursos Humanos
Actions: E-mail | Permalink



El gran reto de la puntualidad

March 8, 2016 11:22 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Lo que se comunica

Efectos personales

Consejos para llegar temprano al trabajo

 


Zona Empleo-EDH

Cada uno de nosotros es responsable de disciplinarse para estar a tiempo y cumplir con las obligaciones.

En estos días muchas personas han olvidado poner en práctica el valor de la puntualidad, y prefieren tirar la culpa de sus retrasos a los problemas de tráfico en las calles, o a cualquier circunstancia que sea propicia para poder dejar su nombre “en limpio” frente a los demás, sin tener que reconocer que lo que realmente sucede es que carecen de carácter, orden y eficiencia.

Sin embargo, en lo que menos se piensa es que la imputalidad habla mucho de nosotros, ya que habla sobre la nula o escasa organización que hacemos del tiempo, de cómo planificamos nuestras actividades, y de nuestra agenda, pero, ¿qué hay detrás de todo esto?

La falta de coordinación en nuestras actividades para poder estar a tiempo donde tenemos que estar, solo demuestra la importancia que tiene para nosotros un evento.

En este caso, si tuvieramos una reunión para cerrar un negocio, una entrevista para aplicar a un empleo, una cita con el director de nuestro centro de estudios, hacemos todo por estar a tiempo, pero si es a reunión donde estarán personas que no frecuentamos y conocemos poco, el amigo de siempre, o una persona-que según nosotros- nos representa una menor importancia, hacemos todo lo necesario para no estar a tiempo.

Para ser puntual debemos de estara conciente que todos los eventos, reuniones, personas, actividades o citas son importantes. Nuestra palabra debería de ser la garantía para contar con nuestra presencia en el momento preciso y necesario.

La puntualidad es un valor y es necesario para dotar a nuestra personalidad de carácter, orden y eficacia, pues al vivir este valor en plenitud estamos en condiciones de realizar más actividades, desempeñar mejor nuestro trabajo, ser merecedores de confianza.

Lo que se comunica


La puntualidad transmite cosas positivas a nuestros compañeros, empleador y a los que estan a nuestro alrededor. Desmuestra que la persona esta interesada y dedicada a su trabajo, que es capaz de manejar la responsabilidad. Si llegas a tiempo a las actividades relacionadas al trabajo y a tu trabajo pruebas que eres capaz de honrar tu palabra. La puntualidad proyecta compromiso y sentido de profesionalismo.

Cuando los empleados son puntuales, el lugar de trabajo funciona mucho más como un todo. Por ejemplo, cuando todo el mundo llega a tiempo a una reunión, la reunión puede comenzar en su plena capacidad. La puntualidad puede ayudarte a lograr un avance.

La impuntualidad no sólo afecta a la “máquina” del lugar de trabajo, va a afectas alas personas que se encuentran a nuestro alrededor. Puede conducir a que nuestros compañeros de trabajo que llegan a tiempo se recientan si se comienzan a realizar comparaciones con los que llegan tarde. Si llegas tarde puedes perder información valiosa y provocar divisiones perjudiciales entre los empleados. Los líderes, que son quienes influyen en el lugar de trabajo, si llegan retrasados, enviarán un mensaje de irresponsabilidad a los empleados, lo que puede llevar a que disminuyan su moral. En cambio,si los líderes son puntuales, exhiben una ética de trabajo a la cual aspirar.

Efectos personales


El llegar tarde produce estrés, lo que conduce a un desempeño deficiente en nuestro trabajo. Cuando siempre estas atrasado empiezas a racionalizar tu tardanza. Si este es el caso, empiezas a culpar a las circunstancias y no te concentras en buscar soluciones. El estar atrasado constantemente puede generar un patrón de comportamiento. Cuando el estar atrasado se convierte en norma, podrías poner tus finanzas y tu trabajo en peligro.

Al llegar temprano al trabajo estarás demostrando buenos modales y respeto hacia los demás, y también a ti mismo. Darás una buena impresión y serás tenido en cuenta para nuevos proyectos.

Consejos para llegar temprano al trabajo


Si no sueles llegar temprano al trabajo y ya estás acostumbrado a las reprimendas de tu jefe, si hasta te da vergüenza llegar tarde a todos lados, nunca estar a la hora indicada y dejas esperando a los demás, es momento de que cambies tu actitud.

No quiere decir que de un día para el otro logres ser la persona más puntual del mundo, sin embargo, puedes ir modificando algunos patrones para, al menos, llegar con más holgura a tus compromisos.

1. Deja todo listo la noche anterior: Sobre todo en el caso de las mujeres, este consejo es muy útil. Si sueles llegar tarde al trabajo puede que estés tardando demasiado tiempo en elegir el mejor atuendo para ese día. Si no estás tan seguro de qué llevar, puedes seleccionar dos modelos diferentes. Y no sólo en cuanto a la ropa, sino también documentos, bolsos, efectos personales, llave del coche o de la casa y alimentos, entre otras cosas.

2. Coloca todo lo importante cerca de la puerta: La impuntualidad muchas veces va de la mano con el desorden. Por ello, si tienes problemas para encontrar el móvil o la agenda, deja lo más cerca de la salida todo lo que necesites. Si tienes todo en un bolso, no lo quites a menos que sea estrictamente necesario.

3. Anticípate a los sucesos: En las grandes ciudades, muchos retrasos pueden deberse al tránsito o a los medios de transporte. Entonces, para llegar temprano al trabajo trata de tomar vías alternativas, no hacer paradas para recargar gasolina en horas pico (hacerlo el día antes), revisar el informe del tráfico (existen aplicaciones interesantes y útiles), conoce bien la ruta que toma el autobús y lleva dinero extra para pagar un taxi en caso de emergencias.

4. Resta 15 minutos al horario: Si tienes un compromiso a las 8, anótalo a las 7.45. Así, si sueles llegar media hora tarde a cualquier sitio, sólo estarás retrasado 15 minutos, lo que se podría decir “esperable”. Empezarás a llegar temprano al trabajo también con esta técnica. Algunos optan como plan B adelantar el reloj diez o veinte minutos, para que aunque piense que está retrasado, esté llegando más a horario que antes.

5. Levántate apenas suena la alarma: El botón para posponer el despertador puede ser la razón para llegar tarde al trabajo. Para evitarlo, trata de salir de la cama al primer sonido. Una buena idea para ello es dejarlo en un sitio alejado de donde estás durmiendo, para que tengas que levantarte a apagarlo (no vale volver a la cama). También prueba acostándote antes, no quedándote hasta tarde mirando televisión o en el ordenador.

6. Organiza tus actividades previas al salir de casa: Si tienes el hábito de bañarte por las mañanas, entonces pon el despertador 15 minutos antes. Porque no siempre podemos darnos cuenta de cuánto tiempo pasamos en la ducha, sobre todo si estamos demasiado dormidos. Puedes automatizar los movimientos, al menos durante los primeros días que estás tratando de llegar temprano al trabajo. Luego, lo cumplirás sin darte cuenta.

7. Identifica qué es lo que te hace perder más tiempo: Puede ser elegir la ropa, preparar el desayuno, lograr que tus hijos se levanten, maquillarte, afeitarte, bañarte, sacar a pasear al perro, lo que se te ocurra. Entonces, determina tiempos para cumplir con cada una de estas tareas. Evita las distracciones o las esperas prolongadas. Si hay un solo baño en casa y son varios los que se levantan a la misma hora, aprovecha para hacer otras cosas mientras está ocupado. O llévate el cepillo de dientes a la cocina para asearte, por ejemplo.

8. Reconoce que tienes problemas para llegar temprano al trabajo: No le eches la culpa al tráfico, al metro o al autobús. Siempre habrá una excusa para alguien que no es puntual. Debes decir que tienes serios inconvenientes para llegar a horario y pide ayuda si es necesario. Seguro que alguien de tu familia o amigos, también colegas de la oficina, tienen maneras para que cumplas con tu agenda.

9. Analiza cómo afectas al resto: Llegar tarde al trabajo no es bueno para ti ni para los que te rodean, porque seguramente se retrasen varias tareas o no dejes a un cliente satisfecho, por ejemplo. Piensa en cómo tu hábito de impuntualidad puede estar molestando a los demás, sean amigos, familiares o gente con la que trabajas. Seguro que no deseas ser odiado por ellos.

10. Hazte regalos cuando llegues a horario: Si tu meta es que la puntualidad sea tu mejor virtud, entonces, debes sentirte a gusto con esta decisión. Una excelente manera es comprarte presentes o darte algún gusto. Por ejemplo, cómo has llegado a tiempo a una reunión, cómprate un chocolate a la salida.

Recuerda que al llegar temprano al trabajo reducirás tus niveles de estrés y de nerviosismo, lo que se traducirá en un mejor rendimiento y productividad, pero también, en una mejor calidad de vida.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales | Economía y trabajo | Empresas y RRHH | Formación profesional | Formando estudiantes profesionales | Recursos Humanos
Actions: E-mail | Permalink



¿Cómo tener una oficina saludable?

February 29, 2016 16:13 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 ¿Cómo tener una oficina saludable?

Zona Empleo-EDH

El trabajo de oficina no tiene la misma demanda física que otras profesiones. Sin embargo tiene sus particularidades relacionadas al estrés, la ergonomía y el sedentarismo. Hay que saber identificar los pequeños detalles que hacen más saludable y placentero el lugar de trabajo.

La oficina es el espacio donde un trabajador pasa la mayor parte del día. Y aunque él no se de cuenta, mantenerse dentro de ese lugar cerrado también tiene sus riesgos laborales.

Muchos de ellos están relacionados a desgaste muscular, visual o estrés. Acá hay algunos consejos que ayudarán a que la oficina sea un espacio saludable y placentero. Algunos pueden ser puestos en práctica por los mismos miembros del equipo de trabajo.

Las principales molestias al trabajar en un espacio de este tipo son dolores de cuerpo generados por mantener una mala postura durante un tiempo prolongado. Para corregir esto es necesario enfocarse en cambiar el entorno personal, el escritorio o cubículo.

Por mucho espacio que se pretenda ahorrar, lo mejor es evitar colocar las computadoras de manera que lo obligue a utilizarlas girando la cabeza o el tronco del cuerpo. Si este equipo no es la principal herramienta de trabajo y se encuentra a un costado de la mesa, lo mejor es que haya suficiente lugar para girar la silla de trabajo. El objetivo es que en todo momento el teclado y la pantalla estén de frente al cuerpo, sin forzar la pose. Como un tip particular, hay que ser precavido con la fatiga visual. Se recomienda que las pantallas y monitores estén a un aproximado de 65 centímetros del rostro. Ni demasiado cerca, ni demasiado lejos para perjudicar los ojos.

Además se debe cerrar los párpados durante algunos instantes si se está trabajando en un ambiente con demasiada iluminación o trabajando con una computadora. En algunos casos incluso es aconsejable buscar un lugar abierto para enfocar la vista en objetos distantes. Esto reduce la fatiga de observar elementos demasiado cercanos todo el período laboral.

La luz del ambiente en que se trabaja afecta de dos maneras, por un lado influye en el ánimo laboral y por el otro, también condiciona el funcionamiento de la vista. Asegurarse de que no haya demasiada luz en un espacio permite evitar la sequedad o la necesidad de rascarse los ojos. Procurar que la iluminación tampoco sea débil permite evitar un mayor esfuerzo.

Es recomendable controlar los reflejos en espejos, vidrios y monitores. Cuando es posible, como con las computadoras, se debe mover estos objetos para que no generen un choque constante sobre los ojos. En el caso de que no se pueda controlar esto, se puede considerar opciones como cortinas para regular el paso de luz. También se recomienda que el tono de la iluminación, cuando es artificial, sea más cálido o de matices tenues. Y es que las lámparas de luz blanca o demasiado brillante pueden generar más estrés y cansancio en la vista luego de un uso recurrente.

Relacionado a la iluminación se encuentran los colores de la oficina. Si bien esto escapa al control del trabajador, se puede influir mediante los muebles o la decoración. Hay que recordar que existe algo llamado psicología del color. La cual otorga ciertos atributos a los colores según las sensaciones que despiertan en las personas que los observan.

Así por el ejemplo el rojo es asociado al amor, al calor, el dinamismo, pero también a la ira y el peligro, dependiendo de su tonalidad. Para una oficina se recomienda que los tonos, independiente del color, sean claros y se complementen con otros para balancear su efecto en los trabajadores. Dependiendo del tipo de empleo que se realice en una oficina, hay un nivel de ruido que se generará en el espacio. Impresoras, teléfonos, teclados, todo genera ruido.

Es responsabilidad del trabajador esforzarse porque los sonidos propios de su actividad no lleguen a un nivel molesto o perjudicial para sus compañeros. Cosas tan sencillas como aislar la fuente del ruido, cerrar puertas o tener cuidado al utilizar ciertos aparatos pueden ayudar de mucho. De forma adicional, hay que estar conscientes de mantener al mínimo ruidos que sean ajenos a la actividad laboral como la música o las conversaciones.

La idea es, por ejemplo, que si se busca escuchar música, que sea a un volumen adecuado para no interrumpir a otros ni distraer. En cuanto al tema de la organización, es quizá el punto más evidente y por ello el último de la lista. Una oficina organizada y limpia es lo más saludable para el trabajador.

Por ello es necesario que cada persona sea responsable de limpiar regularmente su espacio de trabajo y las herramientas que utiliza. Y es que aunque no sea visible a primera vista, todo acumula polvo luego del día o la noche. Por ello es recomendable hacer una limpieza exhaustiva cada cierto tiempo.

Esto aplica además para las cosas que se guardan en la oficina. Todo debe estar bien organizado y accesible, guardando solo aquellas cosas que son necesarias. Un espacio que acumule varios objetos en desorden no necesariamente es un foco de infección, pero acumula polvo y puede ser escondite para insectos.

Cada cierto tiempo se debe revisar las gavetas del escritorio para desechar aquellos papeles, objetos (o incluso alimentos) que ya no se usarán. Esto además hará que el espacio de labores sea más eficiente para todo el equipo de trabajo.

Otro punto importante de la organización es el adecuado mantenimiento de los muebles y el equipo de la oficina. Saber ordenar estos objetos en tu lugar de operaciones permite un mejor uso del espacio y además reduce la posibilidad de accidentes por causas triviales como saturar la habitación. Con algunas de estas pequeñas acciones, realizadas de manera constante, la oficina se convertirá en un espacio cada vez más saludable y colaborativo para todos los que integran una familia laboral.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales | Economía y trabajo | Empresas y RRHH
Actions: E-mail | Permalink



La importancia de las áreas de descanso

February 15, 2016 16:32 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 La importancia de las  áreas de descanso

Trabajo en equipo

Zonas de ocio para fomentar la productividad



Zona Empleo-EDH

Tener un espacio para tomar un descanso es algo que las empresas deberían de considerar para el beneficio de sus colaboradores. 

Sabemos que la forma de trabajar y las necesidades de los empleados están cambiando. Por lo tanto, los espacios de trabajo y las oficinas se adaptan a esta nueva realidad y ofrecen lugares a los empleados donde puedan sentirse cómodos y puedan desarrollar sus tareas de una forma eficiente.

Sabemos que a la oficina vamos a trabajar, pero eso no quiere decir que todo el tiempo que estemos allí vamos a pasar sentados enfrente del ordenador. Es un hecho que no tomarse unos minutos de descansos para desconectarse y el no socializar con nuestros compañeros, reduce seriamente nuestra productividad. 

Para algunas empresas es clave dedicar algunas áreas para el espacio personal en la oficina, estas áreas de descanso tienen importancia  porque ayuda a sus empleados a fomentar el espíritu de equipo, a mantener alta la productividad de la plantilla en la empresa y a controlar el estrés.

Hay diferentes soluciones para adaptar las zonas de descanso al espacio que se encuentra disponible en la oficina. Desde un área con taburetes altos y mesas, zona con sofás y mesas bajas, hasta un comedor de empresa. Definitivamente, la lógica del diseño de interiores pide que se adapte el espacio según la cantidad y el uso de los trabajadores.

Paulatinamente las empresas, van comprendiendo la necesidad de reservar estos espacios recreativos dentro de sus oficinas. Les ahorrará tiempo, ya que los empleados no saldrán de la oficina para tomar un simple café, los hará sentirse más valorados y cuidados por su empresa, el crear una zona de descanso en la oficina es una ventaja. 

Trabajo en equipo



Un valor de mucha importancia y que están desarrollando las empresas en los últimos años es el trabajo en equipo. Por lo cual, en las oficinas se deben de crear espacios para favorecer la comunicación entre los trabajadores, así como habilitar salas de reuniones donde los empleados se sientan a gusto.

Para que los trabajadores tengan mayor rendimiento, deben de estar descansados y relajados. Esto favorece a que los empleados se sientan más a gusto en el trabajo y a que haya un mejor clima laboral.

 Cada vez son más los empresarios que opinan de esta manera, y por eso están empezando a habilitar zonas para el descanso y desconexión en las oficinas. 

Una opción puede ser habilitar espacios para que los empleados desarrollen tareas más creativas como concentrarse, meditar y encontrar la inspiración que necesitan. Aunque no se les debe alejar del equipo.

Zonas de ocio para fomentar la productividad



Juegos, zonas de ocio, espacios abiertos y paredes decoradas son algunos de los elementos que están presentes en algunas de las empresas tecnológicas más importantes del mundo. Se trata de compañías que apuestan por los espacios abiertos y por mantener un buen clima de trabajo entre los compañeros. 

Algunos expertos enfatizan la necesidad de desconectarse cuatro o cinco minutos por cada hora de trabajo; ya sea para cerrar los ojos, para un café, para pensar en otra cosa o simplemente estirar las piernas. El punto es tomar fuerzas para ser más productivo en el resto de la etapa laboral.

Bajo esta moderna y adaptada actitud empresarial, se están imponiendo las áreas de descanso en las oficinas. El espacio para hojear cuatro páginas del libro que vas a seguir devorando a la salida, respirar profundamente, cerrar los ojos, charlar un minuto con tu compañero, o, simplemente dejar la mente en blanco.

Está demostrado que los espacios de descanso, o incluso de ocio, para el personal favorecen el control del estrés, el sentimiento de equipo y la productividad. De esta manera al volver al escritorio la mente está mucho más relajada y lista para avanzar.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales | Economía y trabajo | Empresas y RRHH | Recursos Humanos
Actions: E-mail | Permalink



Oficina y el regreso a clases 2016

January 11, 2016 15:03 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

Supere la cuesta de enero

MÁS CONSEJOS

Oficina y universidad



Zona Empleo-EDH

Oficina y el regreso a clases 2016


Establecer el equilibrio entre las responsabilidades laborales y salir bien librado del inicio de clases de sus pequeños, no tiene por qué ser una tarea difícil, como en todas las demás obligaciones la organización y priorización de las tareas, es la clave perfecta.

Cuando apenas comienza a acoplares a los cambios que conlleva el inicio de un nuevo año laboral, como adaptarse a la rutina después de un período de vacaciones, llega el inicio del año escolar de los pequeños.

Aunque siempre el ciclo se repite, no está de más poner empeño para que en 2016 se logre un mejor equilibrio entre las actividades escolares de sus pequeños y sus responsabilidades en el trabajo, acá tiene un par de consejos.

1. Organización y planificación es la clave de oro.

Tome lápiz y papel y con un orden de prioridades, haga una lista de las cosas que debe hacer cada semana, como el horario para levantarse tanto suyo como de sus hijos, la preparación de los refrigerios, cuánto tiempo más temprano tendrá que salir de casa para dejar a los niños en la escuela, entre otros.

2. Recuerde es una tarea en conjunto.

Es importante delegar responsabilidades tanto en su pareja como en los pequeños estudiantes y hacer hincapié en la necesidad de compartir las tareas.

3. Sea flexible.

El día solo tiene 24 horas, y a veces debe aceptar cambios en el número de horas que trabaja, el horario y las responsabilidades. Averigüe si puede hacer parte de tu trabajo en la casa y eso le dejará un paréntesis para salir con contratiempos.

4. Comparta con sus hijos.

Se avecinan días de más trabajo en casa con tareas como la compra de útiles, el forrado de cuadernos, pero recuerde nada mejor para compenetrarse y aliviar las tensiones de un día que pasar tiempo con sus niños.

5. No pierda la calma.

Recuerde esto es solo el principio y aunque busque un equilibrio, eso no significa que lo vaya a lograr siempre. Cuando el trabajo le exija demasiado, a veces la casa tiene que esperar, pero recuerde es tarea de todos y en la mediada que todos cumplan con sus responsabilidades todo caminará de manera fluida.

Supere la cuesta de enero



El inicio de año además de que implica acoplarse de nuevo a la cotidianidad laboral, trae el estrés de las compras de todo lo que necesitarán sus hijos en clases, conozca algunos consejos para que la tarea se le facilite y de paso ahorre algo de dinero.

1- “Reutiliza” los útiles escolares del año pasado: revisar cuidadosamente la casa ya que siempre quedan gomas, reglas, tijeras, libretas de apuntes, lápices de colores, lapiceras y demás que puedes reutilizar.

2- Organizar con otras mamás de la sección o el curso para realizar una compra conjunta con un mayorista. Dividir las actividades para que sea más fácil: una mamá puede encargarse de recolectar el dinero, otra que se encargue de ir donde el mayorista y comprar; mientras otra reparte lo comprado.

3- Compre con tiempo: no es recomendable comprar los útiles hasta último momento ya que será difícil encontrar buenos precios. Si le fue imposible comprar anticipadamente en los meses de fin de año, espere los descuentos que ofrecen los bancos con sus tarjetas de crédito cuando se acerca la temporada de clases.

4- Realizar un presupuesto: estimar un límite le permitirá organizarse, comprará mejor y no gastará de más. Compartir y platicar el presupuesto para no excederse de el, les enseñará cómo administrar el dinero y el valor de las cosas.

5- Compare precios: revise los precios de las diferentes librerías, tiendas y en los supermercados, ya que a veces tienen descuentos, e esta forma le será más fácil evaluar dónde le conviene comprar y en qué lugares dejar las compras más pequeñas durante el año.

6- Priorice calidad en vez de marca: la marca muchas veces es sinónimo de garantía de calidad, sin embargo, hay productos que no son de marca pero pueden ser igual de buenos. El tener estos datos ayuda a ajustarse al presupuesto.

MÁS CONSEJOS



Oficina y universidad



Aproveche su teléfono inteligente. La mayoría tienen un calendario y las funciones de lista de cosas por hacer. Los productos de Apple y Google cuentan con la función de sincronizar tus laptops y computadoras de escritorio para que puedas compartir tu horario entre tus dispositivos. 

Planifique su trayectoria académica. Determine cuáles son los pasos que debe seguir para alcanzar lo que busca y establezca metas. ¿Necesita llevar 5 asignaturas para culminar un programa? Opte por lo más conveniente. 



Los primeros días de regreso a la rutina es recomendado levantarlos 15 minutos antes de la hora establecida para que se acostumbren. Esta es una buena manera de llegar a tiempo, evitar corajes y malos ratos tanto para los niños como para los padres.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,
Categories: Campañas e iniciativas | Demanda laboral | Economía y trabajo | Empresas y RRHH
Actions: E-mail | Permalink



Cómo hacer buen uso del Aguinaldo

December 18, 2015 08:05 by Zona Empleo EDH

 Cómo hacer buen uso del Aguinaldo


Contenido

Pensar en ahorrar

Hacer un presupuesto

Priorizar gastos

No ser impulsivo

Los regalos

Pagar deudas



Zona Empleo- EDH

En la época de Navidad el aguinaldo es un buen regalo de parte de la empresa por todo el esfuerzo del año. Sin embargo los regalos y las fiestas no deben ser motivo para que ese dinero adicional se esfume del bolsillo.

En esta fecha prácticamente todos los trabajadores del sector formal han recibido ya su aguinaldo. Es un reconocimiento al esfuerzo y dedicación mantenido durante todo el año.

Siendo un regalo, es algo que vale la pena disfrutar y aprovechar. Por ello el aguinaldo no debe ser visto como un ingreso adicional para gastarlo de forma indiscriminada, aunque la época sea una gran tentación para hacerlo.

Por muy difícil que sea, hay que pensar en algunas prácticas para sacar provecho al aguinaldo lo más posible.

Hacer un presupuesto



Lo primero es pensar en ingresos. Divida su salario en 30 días. Si lleva menos de tres años trabajando en la misma empresa, recibirá el equivalente a 15 días de su paga normal. Si lleva más, puede ser igual a 19 o 21 días de trabajo.

Dependiendo de lo que piense hacer sume esa cantidad al salario que normalmente recibe (tome en cuenta también en que fecha entregar cada pago).

Luego en una lista diferente estime los gastos que piensa hacer y cúando los hará. Acá entran regalos, gastos de fiestas, viajes, ropa, ahorro, deudas, compromisos, etc.

La idea es tener controlado, hasta cierto punto, el movimiento que tendrá su dinero y conocer el límite.

 

Pensar en ahorrar



Es recomendable destinar una cantidad de dinero al ahorro, por pequeña que sea. Lo importante es que desde el momento en que se elabora el presupuesto una parte vaya al ahorro, antes de tener oportunidad de gastarla.

En el mundo financiero se suele sugerir que el 30 % del ingreso es una cantidad ideal para mantener un ahorro. No es muy grande como para limitar lo gastos, pero es lo suficiente como para ganar buenos intereses, sobre todo si se ahorra a plazos.

Priorizar gastos



Si no se puede ahorrar desde el principio, la estrategia debe ser eliminar gastos innecesarios para que al final del mes sobreviva parte del dinero.

Hay que dar prioridad a gastos que son urgentes y útiles, luego a aquellos que son necesarios, los que son por placer y dejar por último lo trivial.

Por ejemplo, gastos médicos y reparaciones en vivienda o vehículo son prioridad. Ropa, comida y muebles entrarían en la segunda categoría. Regalos, viajes y fiestas entrarían en la categoría de placer, que tampoco se debe dejar de lado en navidad.

Comprar un segundo vehículo, el smartphone último modelo, una cena en el restaurante más exclusivo o gastos similares se pueden considerar triviales. Se pueden pagar, solo si ya está asegurado el dinero para lo más importante.

No ser impulsivo



Sobre todo en esta época hay que cotizar precios, comparar productos y ofertas en al menos tres sitios para hacer una buena compra.

Ya que hay ofertas por doquier es posible que se haga una compra que no sería posible en época normal. Aún así, hay que tomar su tiempo para comprar. ¿Qué tal si compra un televisor con 25 % de descuento y al salir del almacen encuentra el mismo modelo con un 35 % de rebaja?

Los regalos



Dar regalos caros a todas las personas que uno conoce no es una regla escrita en piedra. De hecho, lo más recomendable, no solo por el dinero sino por el significado del regalo, es dar un presente solo a quienes más se aprecia.

El valor económico no debe ser un criterio para elegir regalos. En lugar de eso lo importante debe ser ¿qué significado tiene este presente? Eso independiente de si es económico o costoso, es un artículo u otra forma de regalo.

Pagar deudas



Esta es quizá una de las decisiones más difíciles. ¿Se puede usar todo o parte del aguinaldo en pagar una deuda? No hay una sola respuesta. Si abonar una cantidad permite, por ejemplo, salir de mora, reducir los años o intereses por pagar, podría ser una decisión inteligente.

Si es poco lo que falta por pagar, vale la pena cancelar la deuda de una vez.

Si el aguinaldo y el salario lo permiten, bien se puede destinar una cantidad al pago de deudas y otra a los gastos de la temporada.

 

Volver al índice

Tags: , , , ,
Categories: Consejos laborales | Economía y trabajo
Actions: E-mail | Permalink



El ambiente de amor y paz llegó a la oficina

December 14, 2015 14:53 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Piénsalo detenidamente

Planifica una actividad para compartir

Luego viene el descanso



Zona Empleo-EDH

Las actividades de cierre de año pueden ser una vía para agradecer al equipo y fomentar la comunicación.

Aunque la carga laboral tiende a aumentar al cierre de cada año, y todo mundo parece tener encima la presión por dejar todo en orden para el año venidero, es importante reservar un espacio para disfrutar la navidad con tu segunda familia y expresar un poco de gratitud.

La época navideña es un buen momento para agradecer a Dios porque has concluido un año con la bendición de un trabajo, para agradecer a tus compañeros por permitirte ser parte de su equipo laboral, a tu jefe -porque más de algo tuvo que haberte enseñado este año-, y a cada una de las personas que laboran en la empresa, porque en síntesis, la labor que cada uno realiza aporta para llevar a cabo un buen producto o servicio.

Pese a que hay muchos que les ha tocado sobrevivir a un año quizás en un lugar que no es de su entero agrado, o a la par de personas con carácter casi imposible de manejar o con jefes malhumorados, lo importante es reconocer que por sobre todo lo malo, tu plaza de trabajo te permite concluir un año con lo necesario para atender las necesidades de tu familia.

Quizás no tengas que hacer grandes fiestas para agradecerles a todos, con un poco de tiempo que puedas tomarte será suficiente.

Piénsalo detenidamente



Probablemente pueda que tengas compañeros que te han demostrado que están para ayudarte en las buenas y en las malas y sean quienes a tu criterio, se merecen un reconocimiento de tu parte al final del año.

Por el otro lado, pueda que tengas compañeros que casi son catalogados como insoportables, pero que en más de alguna ocasión sin que te hayas dado cuenta, han sido de ayuda.

Existen también los que han pasado desapercibidos a lo largo de los últimos 365 días, pero que indirectamente han hecho algo por ti. Como los vigilantes que se encuentran a la entrada de tu lugar de trabajo, esa persona que te saluda por las mañanas, que te abre la puerta de la oficina, que cuida de tu seguridad, quien mantiene limpio tu espacio de trabajo, la recepcionista, la secretaria, entre otros.

Lo bueno de la época de fin de año es que ese sentimiento de amor y paz puede llevarte a recordar lo que cada uno de los que están a tu alrededor han hecho por ti y ha demostrar un poco de esa gratitud.

Planifica una actividad para compartir



Si bien es cierto que no es necesario pasar enfiestado durante todo el mes, por lo menos puedes organizar un pequeño evento para compartir un tiempo de comida o refrigerio con tu equipo.

Para poder llevar a cabo una pequeña actividad primero debes preocuparte porque todos puedan estar presentes. Busca que todos puedan coincidir en la hora más tranquila del día, puede ser al final o temprano por la mañana y además procura que nadie este de descanso.

Durante la actividad puede ser la ocasión oportuna para compartir con tus compañeros más cercanos, pero también con aquellos que estén un poco más alejados. Lo importante es que todos se sientan en armonía y como parte de esa misma familia corporativa.

Durante estas fechas además de promover el compañerismo y el trabajo en equipo, es importante destacar los logros de la empresa durante el año que está a punto de terminar y como todo eso es posible gracias al trabajo de cada empleado, mantén ese espíritu de agradecimiento en cualquier actividad y verás como los empleados se sienten más dispuestos a participar.

Luego viene el descanso



En este último mes del año, el cansancio físico cada vez es más notable en las personas. Algunos médicos lo llaman “cansancio de fin de año”, síntoma común que padecemos en esta época ya sea por el cierre de año en la oficina, preparar el plan laboral del siguiente año, el brindis, las desveladas, las vacaciones, entre otras cosas. No te afanes pensando que estas sobrecargado en esta temporada, mejor piensa en hacer las cosas de la mejor manera que ya luego tendrás un merecido descanso.

Se avecinan días tranquilos y en familia luego de pasar por una carga laboral extra en esta época, por lo que puedes ir planificando desde ya, que puedes hacer en ese tiempo que tendrás para consentirte y consentir a los tuyos.

1. Despojate del reloj que llevas en la muñeca.

2. Lee un libro, ese que lleva tiempo esperándote en la biblioteca.

3. Limpia y ordena los archivos en tu computador. Borra esas aplicaciones que ya no utilizas.

4. Realiza caminatas de una hora sólo o con tu familia.

5. Retoma antiguos hábitos o emprende un proyecto personal que hayas dejado en el olvido.

6. Haz una lista ordenada de los regalos navideños.

7. Si posees cámara, sal y toma fotografías en la calle, en el campo o en los parques.

8. Disfruta de una buena siesta.

9. Si haz perdido a alguien cercano a ti, recuérdalo, pero no olvides disfruta de las personas que están a tu alrededor.

10. Realiza tus compras navideñas en un solo día. Organiza el día, madruga.

11. Buena parte del día no entres ni en Facebook, Twitter ni abras tu Email.

12. Si tienes una lista de tus objetivos personales como sueños y metas repasala y actualizala.

13. Ayuda en la cocina y colabora con quienes trabajan más.

14. Aléjate de la pantalla de tu ordenador. Haz vida “normal”.

15. Sonríe.

16. No llegues corriendo a todos los sitios. Ve más despacio.

17. Fomenta un nuevo hábito en el 2016. Planifica tu “plan de ataque” para ese nuevo hábito.

18. Reserva una tarde o unas cuantas horas para estar sóllo y tranquilo.

19. Realiza una actividad nueva manual.

20. Limpia y ordena tu casa y tu cuarto. Dona todo aquello que ya no necesitas.

21. Escucha música de un grupo nuevo, autor o estilo musical diferente a lo que estas acostumbrado a escuchar.

22. Si el clima es fresco, prepárate una taza de café o té y disfruta de la compañía en casa.

23. Si eres de los que felicitan en navidad y año nuevo, cada vez que lo digas, siéntelo.

24. Si tienes miembros de tu familia que esten pequeños, juega con ellos. Ríete, tírate al suelo y disfruta como si fueras un niño.

25. Haz lo que quieras en el momento, sé espontáneo.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , ,
Categories: Consejos laborales | Economía y trabajo
Actions: E-mail | Permalink



Rotación de personal y su efecto negativo

November 30, 2015 15:57 by Zona Empleo EDH


Contenido

La otra cara de la moneda

 Rotación de personal y su efecto negativo

Zona Empleo-EDH


Las rotaciones de personal son necesarias en toda empresa, sin embargo, se deben realizar con prudencia para no causar incertidumbre ni temor en los colaboradores.

Es muy común que se realice rotación de personal en una oficina, esto se lleva a cabo para gestionar cambios organizativos en las empresas y ayuda a que los colaboradores se sientan como fuerzas productivas de la compañía, pero todo tiene un límite, y también puede convertirse en una decisión contraproducente.

La rotación se define como mover o quitar a uno o más colaboradores de un puesto o área de trabajo. Esto se puede realizar a través de despidos o mover a personas de un departamento o área a otra.

Cuando se realizan rotaciones de personal constantes, los colaboradores tienden a bajar la productividad en una empresa, esto es debido a que al estar pasando de un área o departamento a otro se pierde la motivación de trabajar.

El problema es que muchas empresas deciden gestionar rotación de su personal debido al reto que genera la incertidumbre de la globalización. En lo que el mundo ha ido avanzando hacia la modernización también ha ido cambiando la forma de hacer negocios y la forma en que las empresas se dirigen.

Esto puede generar que las empresas se transformen ante la expansión de los mercados, llevando a que muchas compañías inicien procesos de rotación adentro de las oficinas. El problema es que las rotaciones cansan al personal, y muchas veces esto se manifiesta como temor, incertidumbre o menor interés en el trabajo.

Pero entonces qué se debe hacer ante estos problemas; principalmente se debe tomar en consideración que la rotación tiene un costo alto.

En cualquier tipo de rotación se tiene un costo alto para las compañías, especialmente porque rotar personal es sinónimo de entrenamiento de personal. En el caso de movimiento de área o departamento, cuando llega un nuevo compañero a un área se le debe capacitar sobre la forma en que se trabaja en ese equipo.

Lo mismo sucede cuando se despide y contrata nuevo personal, ya que hay un costo por estar capacitando colaboradores. El problema no está en la rotación como tal, pero sí en la constancia con la que se realiza.

La incertidumbre es un factor que se debe evitar adentro de una oficina, y constantes rotaciones crean esto debido a que los colaboradores han experimentado demasiados movimientos que dudan si les podría suceder en cualquier momento a ellos.

Más allá de eso, ¿qué significa la incertidumbre para una empresa? En gran parte esto detalla que no hay certeza para el futuro inmediato, en algunos casos esto viene a crear mayor caos puesto a que los empleados pueden sentir demasiado temor ante sus jefes.

En estos casos es que muchos colaboradores empiezan a dudar del accionar de la dirección y temen por cada cosa que se vaya a anunciar. Pero se debe tener en cuenta que con todo movimiento también hay nuevos errores implicados. Esto significa que todo nuevo colaborador está expuesto a cometer errores similares a los del compañero que estuvo en esa plaza anteriormente.

La otra cara de la moneda



Los dos factores importantes a tomar en cuenta es el costo y el tiempo. Pero también la rotación no solo está en manos de las empresas, también los mismos empleados pueden ser los que deciden estar rotando constantemente.

Según un estudio de la firma de consultoría PwC, la generación “Y” o millenials se han caracterizado por cambiar de trabajo anualmente. Es decir que a diferencia de generaciones anteriores que pasan un promedio de ocho años o más trabajando en una empresa, las nuevas generación prefieren movilizarse de lugar de trabajo.

Es este tipo de situación la que ha llevado a empresas a tener mayores costos en la búsqueda y contratación de personal, especialmente se vuelve un desafío en la retención de talento. De acuerdo con el estudio de PwC, en 2010 la rotación de esta generación en Latinoamérica era de 0.70 %; actualmente ha llegado hasta el 21 %.

El costo es alto para las compañías que tienen que recontratar personal. En la región latinoamericana el costo promedio de contratación es de $324; no obstante en 2013 esta cifra era de $298.

Por otra parte está el tiempo que invierten las áreas de RR.HH. en conseguir una nueva persona para llenar una plaza. En la región el promedio es de 27 días, sin embargo en 2010 este tiempo era de 15 días, demostrando que se ha vuelto más difícil poder reponer un puesto.

En cuanto al tiempo no solo se debe tomar en cuenta el costo de la contratación sino que durante el lapso que esté vacante esa plaza, la empresa deja de producir. Aquí está el verdadero reto de las compañías y es el momento en el que deben preguntarse si están propiciando las condiciones necesarias que fomenten un sentido de pertenencia necesario para evitar las fugas de esta nueva generación laboral.

 

Volver al índice



Tags: , , , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales | Demanda laboral | Economía y trabajo | Empresas y RRHH | Formación profesional | Recursos Humanos
Actions: E-mail | Permalink



El autoempleo, la alternativa para atraer ingresos

November 16, 2015 16:21 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

La actitud es la clave

Tomar en cuenta para lanzarse

Ventajas

Desventajas



Zona Empleo-EDH

autoempleo, trabajoPermite oxigenar la economía del emprendedor al mismo tiempo que brinda la posibilidad de conformar un patrimonio.

Autoemplearse conlleva el realizar actividades empresariales y profesionales por cuenta y riesgo propio, comenzando una obra, negocio o un proyecto, con la finalidad de que sea rentable.

Según el especialista Mario Cañas es importante no pensar en un “auto empleo” solo por la posibilidad de perder un trabajo, sino por el hecho de tener mayor control de sus propios ingresos o mejor aún, un segundo ingreso.

Agrega que en este momento de crisis, donde las empresas están renuentes a invertir en hacer crecer sus negocios y aumentar salarios, es una realidad para muchas personas que, aún con trabajo, su sueldo no alcanza para cubrir la canasta básica familiar.

Por eso contar con un nuevo ingreso brindará mayor estabilidad emocional y seguridad económica, independientemente de que su situación sea de una persona soltera o cabeza de familia.

“En ese sentido, el autoempleo le ayudará, a cualquier persona, a estimular el desarrollo de la vocación empresarial y la generación de empresas, logrando así ser el motor social en su calidad de creador de empleo y riqueza, fomentando e impulsando para ello el reconocimiento social de la empresa como un instrumento adecuado para el crecimiento, el desarrollo y el incremento de la actividad económica, a la vez que se saca partido al potencial del emprendedor”, afirma Cañas.

Arriesgarse es la clave al momento de emprender, según el profesional, la persona debe animarse y tomar en cuenta el dicho popular  “es mejor pedir perdón que pedir permiso”, porque en materia de emprender algo de cierto tiene.

Si lo reflexiona adecuadamente verás que es así, el equivocarse por tener iniciativa es mejor que quejarse que la vida es injusta, el que no es arriesgado no ganará. Recuerda que solo se equivoca el que no hace nada”, afirma.

La actitud es la clave



Tener iniciativa supone que debemos ser proactivos, despiertos y maduros ante nuestra realidad, para poder asumir las consecuencias de las acciones que realizamos.

Implica marcar nuestro camino con acciones concretas, no solo palabras, debemos de establecer metas con períodos de tiempo límites, para que podamos cumplirlas.

“No basta con tener voluntad de hacer algo, es necesario dar el paso adelante y ponerse manos a la obra. Quien plantea ideas con iniciativa, asume, también, la carga de su realización”, asevera Cañas.

Tenemos que estar dispuestos a aprovechar las oportunidades que nos lleven a perseguir nuestros objetivos más allá de lo que se espera, incluso el salir de nuestra rutina cuando sea necesario para poder realizar el trabajo.

Ser capaz de identificar un problema, una oportunidad o un obstáculo y realizar acciones que nos lleven a su solución.

Dentro de nuestras competencias de iniciación se pone en marcha la creatividad, la búsqueda de información, la capacidad de tomar deciones, el gestionar nuestro tiempo y el compromiso.

Si está pensando qué tipo de profesiones se prestan o no para el auto empleo, Cañas afirma que para tener un auto empleo, no existen carreras específicas para su desarrollo, lo hará cualquier persona que desee salir de su zona de comodidad y necesidad.

El emprendimiento se vincula directamente en este apartado, por tanto todo dependerá de los niveles de creatividad que cada persona esté dispuesta a realizar.

Tomar en cuenta para lanzarse


Primero debe conocer bien en lo que quiere meterse, no improvise. Recuerde que lo que no puede faltar es el capital, tener ahorros o asegurar la obtención de un financiamiento para comenzar su empresa.

También tiene que armarse de paciencia, nadie ha dicho que iniciar su propio negocio sea fácil y sobre todo esté consciente que no todas las iniciativas de inversión rinden utilidades en corto plazo.

También valore comenzar en pequeño y asegurar clientes. Pero sobretodo sea perseverante.

Ventajas

 

• Es un instrumento de libertad.

• Nuevas oportunidades económicas.

• Hacer realidad sus sueños.

• Tener independencia financiera. La posibilidad de construir algo que le permita ser dueño de su tiempo y sus decisiones.



Desventajas

 

• Falta de liquidez o dinero para poner su propio negocio.

• Retar la paciencia y ganarse la confianza de los clientes.

• Desconocimiento del mercado para desarrollar su negocio.

• El trabajar con una sola empresa tiene sus limitantes: Debemos diversificar nuestras relaciones comerciales de esta forma minizaremos el riesgo todo lo posible.

• Cuando nuestro socio no es la persona indicada: anticíparse y prepararse para posibles desencuentros profesionales. Pactar desde el principio métodos de solución de problemas (como sometimiento a arbitraje institucional en caso de graves conflictos para lo cual deben de realizar reuniones periódicas para analizar estrategias, expectativas y quejas).

• Desmotivación al no ver resultados a corto plazo.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , , ,
Categories: Campañas e iniciativas | Consejos laborales | Demanda laboral | Economía y trabajo | Empresas y RRHH | Formación profesional
Actions: E-mail | Permalink



Disfrutando de un relax en la oficina

November 3, 2015 15:53 by Zona Empleo EDH

 

Contenido



Zona Empleo-EDH

estres ambiente trabajoEl concepto de la oficina flexible es una tendencia que brinda mayor libertad a los colaboradores de una empresa, con el objetivo de maximizar su productividad y brindarles un espacio más cómodo para que estos estén más relajados.

Todos deseamos estar relajados, queremos sentirnos cómodos y tranquilos, pero la rutina del trabajo muchas veces nos deja demasiado cansados y el estrés empieza a afectarnos,  incluso en nuestra productividad. Mucha gente tiende a pensar que el trabajo es el antítesis de la tranquilidad.

Este es un problema, puesto que trabajar no está siempre vinculado a estrés, ni debería estarlo. Es aquí donde surge el concepto de la “oficina flexible”, esta se considera como una empresa en donde los sueños de la compañía se unen con los del colaborador.

Estas son oficinas que apuestan por dar al colaborador la libertad de poder seleccionar su espacio de trabajo para que también este se sienta cómodo y agradable para poder cumplir sus actividades. Esto ayuda a que su capacidad de resolver problemas mejore y de igual forma estará demostrando un nivel más alto de productividad, fuera y dentro de la oficina.

La oficina flexible es un concepto que ha existido por casi veinte años pero que con el tiempo se ha sofisticado. Víctor Feingold, director regional de Contract Workplaces, una firma de arquitectura, explicó en un artículo que este concepto nació en Holanda, en 1996,  con la aplicación de nuevos espacios en edificios.

Ahora en día, las oficinas flexibles pueden potencializarse más gracias a las tecnologías móviles, las cuales generan más posibilidades para que los colaboradores busquen y elijan los espacios más cómodos para trabajar. Algunas empresas de calibre como Microsoft o Google aplican esta mentalidad y permiten que sus trabajadores no estén atados a un cubículo durante horas.

La tecnología abre una puerta interesante para las oficinas y es que las personas son más productivas y están más cómodas cuando pueden trabajar desde cualquier parte. Aquí también se encuentra la idea de poder trabajar desde casa o  un lugar que no sea específicamente el puesto de trabajo.

No obstante, esto no sólo tiene que ver con la movilidad ya que la importancia de este concepto está enfocado en el clima laboral. El objetivo es simular la hospitalidad del hogar, y que los colaboradores sientan que están en un ambiente seguro.

Las oficinas de Google siempre han sido visto como un espacio ejemplar de esta idea, con sillones, lugares de recreación y reunión entre colegas, o incluso áreas de juego. De acuerdo con Feingold, estas zonas recreativas en donde los colaboradores pueden reunirse, hablar y desestresarse un rato.

Lo curioso de estas instalaciones es que no requiere mayor inversión por parte de la empresa, todo se basa en las libertades y restricciones que uno como empresario deberá establecer así como la  redistribución de espacios.

Lo positivo es que al final esto se traduce en ahorro,  ya que se logra un mejor aprovechamiento del espacio. Según la revista de RSE, Expok, al implementar flexibilidad en el área de trabajo se pueden ver hasta un reducción de costos de operación hasta de un 30% y una mayor productividad del personal.

Otro factor importante es que se experimenta una reducción de los costos de energía también, debido a que la movilidad de las personas permite que haya menos gasto eléctrico.

Este es terreno no venturado por muchas compañías, más que todo,  aquellas que temen que estas decisiones afectarán negativamente el desempeño de la empresa. Pero es necesario ver el impacto positivo que dejará, principalmente que lo primero que uno hace es transformar la cultura organizacional.

La cultura organizacional es fundamental para el crecimiento corporativo, permite que los colaboradores también tengan  mayor claridad de los objetivos empresariales. Es así también como los esfuerzos y metas podrán ser alcanzados de mejor forma internamente.

Esto se debe a que, en principio, las oficinas flexibles se enfocan en que el trabajo es lo que las personas realizan diariamente y no el lugar en donde lo hacen. Esta idea visionaria es la que podría cambiar la manera en que se trabaja y mejorar los resultados.

Los ejemplos antes mencionados: Google y Microsoft, son los más representativos, ya que son dos de las grandes empresas en donde mejor se tratan los espacios laborales.&

La revista especializada Scientific American destaca que una de cada cuatro empresas en el mundo ya está adoptando este modelo. Aunque este número es relativamente bajo, el estudio elaborado por dicha institución asegura que para el 2020, este concepto habrá sido implementado en el 90% de ellas.

Los momentos de tranquilidad son también los que más ideas producen, es cuando las personas son más creativas y esto lleva a que exista mayor innovación. Popularmente se considera que la inspiración viene en momentos de ocio, pero esto no es necesariamente cierto.

Si se fomentan oficinas flexibles, las personas se relajan más, acumulan menos estrés, causando también que las ideas fluyan mejor, que no se trabaje tanto bajo  presión. Es importante tomar nota de esto, puesto a que la creatividad no se limita a rubros artísticos, sino a todo tipo de trabajo y área, y es esto lo que se debería impulsar más en las oficinas.

Al aplicar la tendencia de las oficinas flexibles estamos mejorando el rendimiento de la empresa, debido a que el personal estará subiendo su productividad, estará innovando más para la compañía y, aún más importante, estarán felices con su trabajo.

Toda empresa que no quiera sumarse a este cambio debería ver a las grandes compañías que lo aplican, y más importante, ver el éxito que han tenido gracias a esta tendencia y la buena aplicación de la misma.

Un último factor fundamental de esta nueva mentalidad corporativa es la flexibilidad de horario. Uno de los motivos por los que la gente pierde motivación es la restricción de horarios, levantarse temprano, sumarse al tráfico; todas estas son un obstáculo para la tranquilidad del día.

Se debe tener en cuenta que la gente trabaja diferente. No todos tienen las mismas aptitudes ni actitudes ante un trabajo. Muchos trabajan mejor en la noche, otros temprano en la mañana, y otros en la tarde. Esta es una consideración importante que posee esta tendencia: da la libertad de trabajar al propio ritmo y así hacerlo de la mejor forma.

Es este concepto que viene a converger el área personal con la laboral, es el modelo que combina e integra ambas aristas de la vida cotidiana. Se tiene la libertad de elección, de ubicación y horario, pero también estamos incrementando nuestra eficiencia para brindar un mejor trabajo.

De esta forma se  consigue simplificar la dificultad de algunas tareas. Normalmente, tenemos problemas con una actividad específica,  debido a la sobrecarga o a  la presión que nos imponen por entregarla a tiempo. Con la flexibilidad de estas tendencias corporativas, es más fácil finalizar tareas complicadas y con mejores resultados.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink



Sobreviviendo al estrés

October 12, 2015 14:16 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

1. Crear un listado de actividades

2. Generar prioridades

3. Buscar las herramientas necesarias

4. Registrar todas las actividades

5. Gestionar nuestro tiempo hacia la eficiencia



Zona Empleo-EDH

estres trabajoEl trabajo puede ser un arma de doble filo, aun cuando nos gusta lo que hacemos, cuando se nos pone excesiva carga laboral este puede ser mortal y afectar la salud de las personas. Es importante disminuir la carga laboral cuando esta empieza a generar fatiga mental y física en las personas.

Trabajar siempre es bueno pero a veces puede ser algo mortal cuando la carga laboral se vuelve excesiva. Esto sucede cuando las empresas pierden su objetivo y empiezan a descuidar a su más importante elemento: sus colaboradores.

Cuando empezamos a sentirnos fatigados o agobiados de lo que hacemos es una de las principales señales que algo anda mal. En algunos casos no nos damos cuenta que sufrimos de la excesiva carga laboral y tendemos a continuar nuestro trabajo hasta que ya no toleramos la presión.

El impacto de tener demasiada carga laboral no solo tiene repercusiones mentales sino también físicas, podemos llegar a sentir dolores musculares, cansancio mental y desmotivación, entre otros factores. El problema más grande es que la productividad de una persona baja.

Aún más preocupante es cuando las empresas notan la baja de productividad y simplemente castigan al colaborador por haber bajado la calidad de su trabajo. En este caso hay dos vías que se pueden tomar, una en manos del colaborador y otra en las de la compañía.

Los trabajadores con demasiado trabajo pueden buscar actividades que ayuden a disminuir el golpe de la carga, esto siempre es recomendado puesto a que ayuda a bajar los niveles de estrés. El mayor reto está en la empresa, ya que antes de empezar a aplicar acciones para mejorar esto, primero deben aceptar que han estado imponiendo mucho trabajo.

A veces son decisiones de mandos medios los que causan este tipo de problema; es decir que son estos jefes los que no se percatan de la cantidad de trabajo que llevan a cabo quienes están abajo de su cargo.

Es por esto que se debe tener en cuenta que las exigencias son físicas y mentales, aún cuando se tiene un trabajo de oficina. Es totalmente fundamental que las empresas conozcan cuáles son los problemas de sus colaboradores y sepan cómo disminuir la carga laboral.

En muchos casos esto sucede tras los recortes de personal, cuando la institución decide recortar gente y no contratar a más personas. Cuando esto sucede es que se empieza a delegar más trabajo al personal restante.

Uno de los primeros efectos experimentados por los colaboradores es la fatiga mental, esta se define como la disminución de la eficiencia funcional mental y física. Esta se manifiesta, específicamente, en una sensación de cansancio.

También se percibe un decaimiento en la relación esfuerzo- resultado; es decir, la productividad cae significativamente, se empiezan a ver mayor frecuencia de los errores en el trabajo y una caída en la calidad de las actividades.

El alcance del impacto y el tiempo en el que se manifiesta dependerá de las personas, no obstante, en algún momento la persona sentirá el agobio del constante trabajo. El peligro está en que podría llegar a afectar la salud de manera negativa.

Se convierte en un agravio pensar en ir al trabajo, puesto a que el subconsciente sabe el estrés que espera en la oficina. Por otra parte, una carga pesada de trabajo implica que el tiempo libre que tendremos estará limitado.

De repente vemos que ya no tenemos tiempo de hacer nada que nos gusta, nuestra vida social disminuye y nos encontramos trabajando todo el tiempo. La vida se vuelve una rutina y pasamos más tiempo en la oficina que en nuestra casa.

Es aquí en donde tenemos que dibujar la línea, todo tiene un límite y cuando los cruzamos es que surgen los problemas, especialmente porque vivir para trabajar deja tan poco tiempo para poder cubrir urgencias de las personas que aparecen en la cotidianidad.

Entre algunas de las cosas que se puede hacer para disminuir la presión del trabajo se encuentran:

1. Crear un listado de actividades



La mejor forma de trabajar es tener a mano todas las tareas que se llevarán a cabo durante el día o a lo largo de la semana. Aún más importante, hacer listados da a las personas una sensación de control. El control es uno de los principales factores que se pierden en medio del estrés.
br> Las listas logran reducir el estrés puesto a que evita que se olviden las actividades que puedan crear agobio. Es necesario para aquellas personas que deben ejecutar tareas de diferente naturaleza o que sienten que se pueden olvidar ciertas actividades debido a la presión.

2. Generar prioridades



Lo más urgente siempre es lo primero, pero antes de eso se debe destacar qué es lo más importante. El trabajo crea estrés cuando se acumula y para evitar esto es necesario crear prioridades: ¿Qué debo hacer primero? ¿Qué puede esperar? Estas son dos preguntas fundamentales para realizar tareas.

Esto hará que las personas se vuelvan más eficientes y sientan menos la carga laboral puesto a que su productividad incrementará. Aunque esto no evita el impacto del estrés, si logrará que se sienta menos.

3. Buscar las herramientas necesarias



Herramientas físicas e intelectuales que puedan facilitar el trabajo. Existen un sinfín de herramientas que pueden ayudar a la labor diaria, es bueno empezar a considerar cuáles son los materiales y conocimiento que tenemos a la mano para mejorar nuestras tareas.

No sólo esto, pero en un mundo tan digitalizado existen aplicaciones y programas que facilitan la labor cotidiana, organizando de mejor forma las actividades que llevamos a cabo y agilizando el proceso de trabajo.

4. Registrar todas las actividades



Para poder trabajar bien se debe entender cómo se utiliza el tiempo durante el día. A veces no nos percatamos que el verdadero problema no es la cantidad de trabajo, sino el manejo del tiempo para elaborar las tareas.

Lo mejor que se puede hacer para definir si existe un déficit en esta área es tratar de llevar constancia de todo lo que se hace en el día y ver el tiempo en que se llevó a cabo. Con esto sabremos si hay actividades innecesarias que podemos cambiar o dejar de hacer.

5. Gestionar nuestro tiempo hacia la eficiencia



La última recomendación de esta lista es probablemente la mejor: gestionar nuestro tiempo para optimizar nuestro trabajo.

Todos los demás pasos vienen a culminar en este específico y cuando logramos gestionar nuestro horario también incrementamos nuestra eficiencia.

Esto logra que podamos hacer más cosas en menos tiempo; siempre es bueno designar horas para trabajar, y luego tomar un descanso de 10 a 15 minutos para luego continuar.

 

Volver al índice

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales | Demanda laboral | Economía y trabajo | Empresas y RRHH | Formación profesional | Formando estudiantes profesionales | Recursos Humanos
Actions: E-mail | Permalink



Emergencia en el trabajo ¿Cómo reaccionar?

September 21, 2015 09:51 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Prevención de accidentes

Es mandato de Ley



Zona Empleo-EDH

La mayoría permanecemos entre ocho y diez horas en nuestros lugares de trabajo, y en un país como el nuestro, la probabilidad de que ocurra una emergencia natural o provocada, es alta, como alta es la posibilidad de un accidente laboral, contar con un protocolo de seguridad, ayuda a reaccionar de manera adecuada.

¿Qué hacer si está dentro de las instalaciones de su trabajo y se produce un terremoto? ¿Hacia dónde salir si se activa la alarma de incendios? ¿Cómo actuar si un colega sufre un infarto u se cae mientras hacia una tarea propia de sus funciones?

Estas son preguntas que muchos nos hemos hecho más de alguna vez en la vida, sin embargo, la mayoría de empresas en cualquier lugar del mundo, poseen Programas de Salud e Higiene Ocupacional, de los que se desprenden comités o grupos, que ayudan no solo a dar respuesta a estas interrogantes, sino a preparar protocolos de seguridad para que los colaboradores conozcan con certeza cómo reaccionar ante una emergencia.

Estos comités, cuya creación es mandato de Ley en la mayoría de países, incluido el nuestro, están la mayoría de veces formados por colaboradores con habilidades especiales- a veces suman un médico o un ingeniero- o sino, reciben entrenamiento, para reaccionar adecuadamente ante una catástrofe natural o un accidente laboral y además, dirigen adecuadamente al resto de la organización para salvaguardarla de cualquier problema.

El programa de salud y prevención de riesgos, como también se le llama, también suma labores de prevención, con simulacros, uso de equipos adecuados a la hora de realizar determinadas tareas y más.

Si bien algunas empresas, más que otras, sobre todo en el ramo industrial, requieren en mayor medida de equipos especiales- guantes, cascos, botas y otros- todas las compañías deben poseer protocolos de seguridad, equipos como extintores de fuego o lámparas de seguridad, por ejemplo, independiente del rubro al que se dediquen.

Según la licenciada Dilcia Orellana, de Consultores de Vanguardia S.A de C.V . Asesoría , capacitación y elaboración de Programa de Prevención de Riesgos en los Lugares de Trabajo, en países como el nuestro, expuesto a emergencias constantes y a catástrofes naturales como terremotos o inundaciones, es vital contar con estos programas, que dan alivio no solo a los dueños, sino a los empleados. “Un empleado que se siente seguro trabajando, sin duda será más productivo”, agrega la experta.

Prevención de accidentes



Además de las catástrofes, un aspecto que preocupa a muchos directivos o dueños de compañías son los accidentes laborales, ya que implica pagos por indemnización y cuantiosas multas, además la productividad baja, como se mencionó arriba.

En 2012, según publicaciones periodísticas, el Instituto Salvadoreño del Seguro Social, que atiende al 20% de la población trabajadora del país, contabilizó 19,008 pacientes atendidos por accidentes laborales. La mitad de los accidentes ocurrió en agricultura, pero los riesgos más altos también están en construcción o industria en general.

De acuerdo a la experta, el programa de seguridad de cada empresa debe incluir entre otras cosas la descripción del plan de emergencia y evacuación, planes de entrenamiento a grupos encargados y más. También insistir a los colaboradores en el uso de equipos adecuados, cuando esto se requiera. Y una tarea fundamental, trabajar en la prevención.

Dentro del programa se deben elaborar manuales y protocolos que den instrucciones claras y reglas a seguir ante cualquier eventualidad. Además, según la experta, las señales de riesgo deben estar claramente identificadas en las oficinas, así como las rutas de evacuación y los llamados puntos de encuentro, a los que deben acudir los empleados en caso de un incendio, un terremoto u otra eventualidad.

Respecto a la prevención de accidentes, las empresas deben contar con un plan de protección contra caídas (Barreras, pasamanos, señales y otros medios preventivos) y más. Si se trabaja en áreas que implican riesgos inminentes, los trabajadores deben contar con todo el equipo necesario para prevenir accidentes laborales: guantes, uniformes, botas, lentes protectores y más.

Es mandato de Ley



En 2010 se aprobó la Ley General de Prevención de Riesgos en los Lugares de Trabajo, que manda a las empresas salvadoreñas con más de quince empleados, a crear programas y comités de salud e higiene ocupacional, protocolos y otros recursos que prevengan accidentes de trabajo y preparen a las compañías ante cualquier emergencia natural o provocada.

Entre otros aspectos, la Ley sanciona desde faltas leves a muy graves, por ejemplo la falta de limpieza del lugar de trabajo que implique un riesgo grave para la integridad y salud de los trabajadores.

Que los pasillos de circulación no reúnan los requisitos establecidos por esta Ley y su reglamento. Que el empleador no proporcione a sus trabajadores asientos de conformidad a la clase de labor que desempeñan.

Considera como infracciones graves, la ausencia de una señalización de seguridad visible y de comprensión general, la inexistencia de un Comité de Seguridad y Salud Ocupacional.

Y muy graves señala no contar con el equipo y los medios adecuados para la prevención y combate de emergencias. “Mantener sistemas presurizados que no cuenten con los dispositivos de seguridad requeridos. No disponer, en los lugares en que se trabaje con combustible líquido, sustancias químicas o tóxicas, con depósitos apropiado para el almacenaje y transporte de los mismos”.

Un negocio también puede ser multado por carecer de lámparas o accesorios eléctricos apropiados en aquellos ambientes con atmósferas explosivas o inflamables, entre otros.

El Ministerio de Trabajo realiza visitas a las empresas salvadoreñas para verificar que esta Ley se cumpla, solo en el primer semestre de 2015, según datos de esa entidad, se visitó 532 empresas para verificar su cumplimiento- Además el Ministerio acreditó en el mismo periodo 355 nuevos comités de seguridad e higiene ocupacional.

Pero más que un mandato de Ley, según la experta contar con programas y comités de seguridad “fomenta el trabajo en equipo”. “El mayor incentivo es para la seguridad propia ya que se deben tomar en cuenta todas sus sugerencias para identificar el mapa de riesgos y plan de acción para los estudios ambientales”, explica Dilcia Orellana.

Además y como ella bien indica, en países como el nuestro, en riesgo permanente de catástrofes naturales o hechos de violencia, es prioritario, ya que el comité es el encargado de velar que se cumpla el programa de prevención capacitando a los demás empleados sobre qué hacer en caso de emergencia, se enseña a usar extintores y todo lo relacionado a la prevención de riesgos ocupacionales.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , ,
Categories: Campañas e iniciativas | Consejos laborales | Economía y trabajo
Actions: E-mail | Permalink



El empleado rebelde sin causa

August 20, 2015 16:46 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Tomando el riesgo



EDH-ZONA EMPLEO

Trabajo salud satisfacciónSe les llama talento disruptivo a aquellos colaboradores que nunca van según la corriente, hacen las cosas como ellos quieren y toman sus propias decisiones, pero las empresas los mantienen porque ofrecen calidad en su trabajo.

Siempre hay alguien en la oficina que va contracorriente, que llega tarde, nunca hace caso a las órdenes y hace lo que quiere. Lo curioso es que en algunos casos aparece esa persona que no importa qué es lo que haga, nunca será castigado por sus acciones. Este empleado hace lo que quiere pero siempre entrega excelentes trabajos que lo han hecho ganarse el respeto de sus superiores. A estos colaboradores se les conoce como "talento disruptivo".

Comúnmente son clasificados como empleados difíciles, sus superiores no saben cómo manejarlos y los compañeros sienten incomodidad en presencia de ellos; pero poseen un gran talento, lleno de ideas innovadoras, tenacidad y decisiones diferentes, son este tipo de empleados los que vuelven a las compañías más modernas.

El concepto del talento disruptivo se está poniendo de moda en el mundo empresarial alrededor del mundo, muchos empresarios exitosos en algún momento de sus vidas se consideraron este tipo de empleado. El caso de Richard Branson, dueño de la aerolínea Virgin, considera que en algún momento el fue un talento disruptivo, mencionando que de ser empleado, su jefe tendría que aceptar que él no hará las cosas como se esperaría que un trabajador las haría.

Branson es un ejemplo de este tipo de persona, gente que se han "salido de la caja", para demostrar su potencial y lograr más de lo que esperaban, convirtiéndose en empresarios exitosos. Es por eso que empresarios internacionales creen que todo tipo de empresa debería contratar a más personas de mente independiente, inconformistas e irreverentes, aunque se piense que podrán ser un dolor de cabeza para los jefes del departamento, son estas personas las que harán un cambio en la compañía.

Más allá de eso, las ideas de los talentos disruptivos pueden ser soluciones a los problemas que un negocio puede encarar. No obstante, muchos jefes temen que cuando un talento disruptivo aporta ideas, estas pueden ir en contra del rumbo de la empresa, creando agravios para los negocios.

Este concepto fue acuñado por la consultora psicológica empresarial británica, OE Cam, quienes consideran que un individuo con este talento tienen atributos positivos que pueden ser de gran aporte para la compañía y a los negocios de la misma.

Martyn Sakol, socio de OE Cam, considera que "yo lo definiría como un sujeto que piensa y actúa de forma diferente, es innovador, cuestiona el saber convencional, descubre tendencias, ve oportunidades comerciales y, de un modo tenaz, trata de encontrar caminos para alcanzar el éxito".

El único problema en esta situación es que es difícil controlar a alguien así, motivo por el que se recomienda que los gerentes manejen a la persona de manera enérgica y no autoritariamente, de esta forma se evita que las cosas salgan mal.

Sakol agrega que "el talento disruptivo puede descarrillarse fácilmente. La empresa debe asegurarse de que cuente con el apoyo adecuado tanto en el trabajo individual como en el grupal".

Pero hay empresas que ya están adoptando este concepto como la firma británica AB Agri (ABA), dedicada a alimento para animales. Para esta compañía, es importante buscar candidatos provocadores, resueltos e incansables en la búsqueda de un objetivo. Estas deben ser personas preparadas para discutir y debatir, y no sólo aceptar las normas, esto crea mentalidades "fuera de la caja" y permite que los individuos exploren más ideas, sin quedarse encajonado en una tan sola.

Pero existe también la duda e inseguridad en muchos negocios de qué hacer con estas personas, cómo las integran al resto de la fuerza laboral. Más preocupante aún es cómo garantizar que otros empleados no se sientan molestos con las acciones de esta nueva persona.

David Yiend, director ejecutivo de ABA, explica que hay que mantener aparte a los talentos disruptivos, no se integran de manera tradicional. A estos colaboradores se gerencia de forma diferente, aunque ellos y el resto del personas deben trabajar juntos para alcanzar una meta en común.

Una buena forma de asegurar la buena convivencia es inculcar en que todos en el grupo de trabajo tengan una visión clara de la compañía. Es así como saldrá adelante el equipo y lograrán finalizar su cometido.

No obstante, siempre existirá el riesgo de que aparezca antagonismo entre compañeros de oficina. Esto trae una grave pregunta para los gerentes, porqué contratar talento disruptivo si termina generando más problemas que beneficios para la empresa.

Es recomendable que los líderes empresariales tomen en consideración los riesgos que estas decisiones traen, pero asumir el reto podría lograr que los beneficios sean más altos que los problemas. Todo está en saber cómo manejar a este tipo de empleado.

Pero aparte de todo eso, conocer el término y sus peculiaridades ayudará a identificar a colaboradores que en el pasado simplemente había sido tachado como problemáticos y que no se les había dado la oportunidad para explotar su potencial.

La decisión de contratar a una persona disruptiva es siempre problemática para una empresa, ya que no desean involucrarse de esa forma y tienen miedo de asumir el reto. Es por esto que las compañías simplemente no contratan o despiden a los talentos disruptivos. Este conflicto entre empresa y empleado, es lo que lleva a que muchos individuos bajo este perfil busquen hacer sus propios negocios e imponer su propia cultura empresarial.

"El talento disruptivo puede descarrillarse fácilmente. La empresa debe asegurarse de que cuente con el apoyo adecuado tanto en el trabajo individual como en el grupal". -Martyn Sakol, socio de OE Cam.

Tomando el riesgo



Los empresarios deben tomar en cuenta que al encontrar a un talento disruptivo, los beneficios pueden ser más grandes que los problemas. Una gran recomendación es ver el caso de muchos de los grandes empresarios y emprendedores que iniciaron sus negocios desde abajo, y que muchos de ellos eran talentos disruptivos en donde empezaron trabajando.

Es importante que las personas sepan que el camino al éxito está lleno de desafíos y retos, y algunas veces, es necesario encarar los retos para lograr lo que uno desea.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales | Empresas y RRHH
Actions: E-mail | Permalink



Busca una lección en todo

August 17, 2015 17:20 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Concéntrate en lo bueno

Un plan para cada día



EDH-ZONA EMPLEO



Para alcanzar grandes metas y lograr un crecimiento personal es necesario sacar lo mejor incluso de las peores situaciones.

Cuántas veces no hemos escuchado que tener una actitud positiva puede ayudarnos a tener un mejor día tanto en el ámbito personal como en el laboral. Sin embargo, cuando tenemos días en los que nos levantamos con el pie izquierdo, donde parece que el universo entero conspira en nuestra contra, esos días en los que a medida avanzan los minutos pareciera que todo se pone peor de lo que comenzó, nos olvidamos de ver el lado bueno de las cosas.

Generalmente aquellos días en que todo parece a salir mal comienzan desde el momento en que nos despertamos, inician con una situación problemática (el auto no arranca, no sonó el despertador, no hay agua, se te quemó el desayuno, no encuentras tus documentos) y muchas veces permitimos que esto afecte nuestro estado mental, y eso nos lleva a otro problema y a otro más, y antes de que nos demos cuenta, nuestro mundo no es nada agradable.

Quizás todos tenemos días así, esos en los cuales no quisiéramos ni siquiera salir de casa porque estamos propensos a que puedan sucedernos tantas cosas; expuestos a los peligros de la calle, al mal humor del jefe, a un mal día laboral, a que los compañeros se presten a arruinarte el día, a que en tu casa tampoco encuentres paz, y un sin fin de momentos que pueden hacer que tengas un día peor.

Justamente son esos días donde podemos idealizar la estrategia de una actitud positiva.
¿De qué nos sirve mantener una buena actitud cuando todo está bien?, sí es bueno hacerlo, de eso no hay duda, pero el verdadero reto está en lograrlo cuando las cosas no van saliendo bien.

Resulta tan fácil pensar y decir que las cosas irán mejor cuando no se tienen muchos obstáculos enfrente; lo difícil es asumir la responsabilidad de decidir que tendremos un mejor día cuando todo parece estar en nuestra contra.

Muy pocas veces nos ponemos a pensar que muchas de las situaciones que hacen que nuestro día vaya mal, nada más es por nuestra respuesta a lo que va sucediendo; siempre solemos cargar la culpa a terceros, pero nuestro estado de ánimo y nuestra actitud negativa influyen más de lo que podemos imaginar.

Concéntrate en lo bueno

 



Expertos en materia sicológica destacan que no importa lo que pase a tu alrededor, hay que procurar verle el lado positivo a las situaciones. Una persona que piensa positivamente no es que se rehuse a reconocer lo negativo, sino que se rehusa a vivir con lo negativo y este hábito te ayuda a lograr lo que deseas en la vida.

Mantén la creencia de que todo lo que te suceda durante el día y cada día de tu vida, te acercará más a tu meta y al éxito. Esta creencia te permitirá buscar y encontrar lo bueno en cada situación.

Por difícil que parezca en ocasiones, siempre hay algo bueno que aprender de cada experiencia de tu vida. Puede ser una lección aprendida, puede ser que ganaste experiencia o que conociste a alguien. Siempre hay un bien que recibir. Al encontrarlo, tu actitud tomará una dirección positiva.

Debes concentrarte en el lado bueno de las cosas, si le buscas la lección que puedes aprender, entonces la situación, circunstancia o peligro tomará un nuevo significado. Comprenderás que cualquier situación que enfrentes contiene una lección que aprender dentro de esa experiencia.

Siempre habrá una lección detrás de cada circunstancia. Si se te quemó el desayuno, puedes aprender a estar más pendiente de tu cocina; si perdiste los documentos del carro, probablemente aprenderás a ser un poco más organizado. Después todas las lecciones que aprendas de enfrentar los problemas que se te presenten te harán crecer y madurar más cada vez.

Cualquier reto que se interponga en tu camino debes buscar enfrentarlo y enfocarte en el futuro y no en el pasado. Concéntrate en una visión de tu futuro. Cómo quieres que sea y cómo quieres que se vea en adelante. Al mantener una actitud positiva de cara al futuro, tomarás acciones que serán más aceptables cada día. Busca organizar tu día y practicarlo constantemente hasta lograr que sea un hábito.

Un plan para cada día

 



Muchos argumentan que planificar no es tan importante. Que es una molestia, que te vuelve robótico, que termina por llenar de monotonía el trabajo, pero esto no siempre es así

Primero, concéntrate en lo bueno y busca la lección que puedes aprender en cada situación. Realiza notas, escribe un diario o haz listas de cada idea e inspiración que te pueda llegar de cada dificultad que sufras.

Segundo, debes educar tu mente hacia las soluciones cada vez que enfrentes una dificultad. Que sea un hábito para ti el buscar las respuestas a tus preguntas así como las soluciones a tus problemas.

Busca la ayuda de una persona que tenga la madurez, el conocimiento y la experiencia que tú aún no tienes para que te guie en el camino hacia el éxito.

Tercero, escribe tus pensamientos en un papel. Tómate el tiempo para plasmar los detalles de cada situación que enfrentas y luego realiza una “lluvia de ideas” sobre todas las posibles soluciones.

Planificar y organizar tus tareas diarias no solo es distribuir y balancear con inteligencia tu trabajo a lo largo de las horas. Fíjate metas y objetivos a cumplir en el día a día, concéntrate en prepararte para los imprevistos diarios.

Tener un plan antes de empezar a trabajar es tan importante como calentar antes de salir a correr, hace que todo lo que viene después salga mejor.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , ,
Categories: Formación profesional
Actions: E-mail | Permalink



Aprenda a controlar sus emociones en la oficina

July 31, 2015 11:37 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Aplicada al trabajo

Póngala en práctica

10 maneras de mejorar tu inteligencia emocional

 

emprender, exito, control de emociones, equilibrado, personalidad, empleo, trabajo, vision, inteligencia emocionalLa inteligencia emocional es la capacidad para manejar nuestros sentimientos, reacciones y aprender a entender las de otros. Aplicada al trabajo nos facilita tomar decisiones acertadas y destacar frente a nuestros colegas.

 

Roberto no es precisamente un empleado brillante, tampoco destaca del todo como profesional, pero es del agrado de todos. Siempre amigable y calmado.

 

Es un joven que tiene una enorme habilidad para convencer a cualquiera con argumentos que para la mayoría podían sonar descabellados, pero sus jefes lo adoran, y sus compañeros terminan convencidos de ideas que ellos mismos habían rebatido minutos antes.

 

Roberto viste bien, y se mueve en los altos círculos de su organización. Todos los jefes y gerentes lo conocen y ven en él a un joven exitoso e inteligente. A pesar de que apenas y consiguió graduarse de la universidad. No es conflictivo, acata todas las órdenes con la mejor sonrisa y si experimenta un regaño, lo olvida al segundo siguiente.

 

Si comete un error, sale siempre airoso y nadie en su trabajo, puede entender cómo sigue en la empresa, si es más bien un tanto irresponsable, llega tarde y no logra cumplir con las metas establecidas por sus superiores. Sus compañeros y hasta sus jefes saben en el fondo que no es brillante, pero tiene ese “algo” que hace que destaque más que cualquier otro de sus colegas.

 

Esto es lo que conoce como inteligencia emocional, que se ha convertido en una habilidad que pueden hacer que un colaborador destaque más que cualquier otro en una organización.

 

Aplicada al trabajo

 

Según la capacitadora empresarial, Dilcia Orellana, de Consultores de Vanguardia, la inteligencia emocional se define como la habilidad que nos permite conservar el equilibrio, ser asertivos y buenos modeladores de nuestra conducta.

 

Agrupa además al conjunto de habilidades sicológicas que permiten apreciar y expresar de manera equilibrada nuestras propias emociones, entender las de los demás, y utilizar esta información para guiar nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento.

 

“Las personas con inteligencia emocional, saben identificar rápidamente puntos claves y simplificar problemas cuya complejidad parece abrumadora dando soluciones practicas”, explica la experta.

 

De ahí la importancia de tener una educación emocional que nos permita hacernos conscientes de aquello que sentimos, es decir poder convertirnos en nuestros propios observadores para ir analizando descubriendo y por lo tanto manejando aquello que nos mueve a actuar, y tener cada vez mayor control de nuestras respuestas, incluso para reaccionar con madurez, explica la experta. Además manejar muy bien las presiones y posibles momentos frustrantes que soportamos en el trabajo y fortalecer la capacidad que tenemos de trabajar en equipo.

 

Las habilidades emocionales también facilitan adoptar una actitud empática y social que nos brinde mayores posibilidades de desarrollo personal y profesional. Ser inteligentes emocionalmente hablando nos abre puertas y mejora nuestras relaciones, dice la licenciada Orellana.
“Nuestros compañeros o equipo puede ser ejemplar si mejoramos nuestro propio comportamiento y trabajamos en nuestra esfera de influencia. Usted puede hacer lo correcto, incluso aunque su jefe no lo haga”, advierte la entrevistada.

 

“Cuando tenemos problemas organizativos (bajo nivel de moral, rotación elevada de empleados, baja productividad y deficiencias de calidad, son señales de alerta), busque en su interior. Cuando usted acepta la responsabilidad del problema, tiene un mayor control sobre su solución”, agrega la licenciada Orellana.

 

La experta asegura que cuando mejoramos nuestra propia inteligencia emocional centrándonos en las seis facetas básicas que la componen (autoconciencia, autoconfianza, autocontrol, empatía, motivación y competencia social) los demás también serán más competentes. “No podemos influir positivamente en los demás hasta que nuestra propia casa no esté ordenada”, agrega.

 

Según la profesional, estas competencias son aplicables al trabajo e incluso nos pueden ayudar a coordinar mejor las tareas, aun sino tenemos cargo de jefatura. “El hecho de que las destrezas de liderazgo de nuestros jefes sean deficientes no es una excusa para que nuestro comportamiento refleje un nivel bajo de inteligencia emocional, por lo tanto puede ser aplicada a todas las áreas y puestos en nuestro trabajo. La inteligencia emocional es útil en tiempos de bonanza e imprescindible en época de crisis”, añade la profesional.

 

Póngala en práctica

 

La experta en capacitación brindan algunas ideas que le ayudarán a controlar sus emociones e incluso a conseguir un ascenso: “Haga ver a sus superiores que está capacitado para el puesto que aspira. Eso es un síntoma de buen líder. También hará ver que sabes relacionarte con la gente y trabajar en equipo. Cuidar sus relaciones con sus compañeros y jefe”, dice.

 

Otro consejo es ser proactivo cuando haya alguna crisis, demuestra que sabe tomar la iniciativa y coordinar el trabajo incluso en momentos de presión. “Además, proponga a menudo ideas sin miedo a que las rechacen y cuide su aptitud y su actitud. Tenga la mente abierta para aprender y aceptar cambios. Trata de colaborar y ayudar. Tenga cuidado con lo que dice y cómo lo dice”, advierte la profesional. Esto último implica también saber escuchar y a tomar ideas del otro.

 

Según la experta, podemos “aprender a ser “emocionalmente inteligentes”, acá otros consejos para lograrlo: No se pierda en palabras, actúe, manténgase centrado en el objetivo final, exprese lo que siente de manera asertiva y líbrese de los pensamientos tóxicos.

 

En estos nuevos tiempos, dice la capacitadora, pesa tanto un buen currículo como el saber manejar de manera adecuada las presiones y las emociones. Estas habilidades que no se anotan en la hoja de vida, sí son percibidas en una prueba sicológica o en una entrevista y son muy valoradas por las organizaciones.

 

10 maneras de mejorar tu inteligencia emocional

 

1- Observa tus reacciones emocionales durante el día”. Si ignoras tus sentimientos, estarás ignorando información que tiene efecto en tu manera de comportarte.

 

2- Presta atención a tu cuerpo. El estrés podría sentirse como un nudo en el estómago o presión en el pecho, si sientes pesadas las extremidades puede que estés triste.

 

3- Observa como tus emociones y tu comportamiento están conectados. Comprende tus reacciones internas ante las situaciones que enfrentas día a día y reflexiona.

 

4- Se más tolerante. El mundo está rodeado de personas totalmente distintas a ti, aprende a aceptarlas y a respetar sus diferencias, quizá te sorprendan los resultados.

 

5- Sé de mente abierta y sé agradable. Cuando se tiene la mente abierta a través del entendimiento es más fácil hacerles frente a los conflictos de manera calmada

 

6- Mejora tu nivel de empatía. Ser un oyente más activo y prestar atención a lo que digan los demás te ayudará a tener un mejor entendimiento de sus sentimientos

 

7- Interpreta el lenguaje corporal de los demás. Practica ser más observador para que identifiques los métodos evidentes que emplea la gente para expresar sus emociones

 

8- Sé más despreocupado en casa y en el trabajo. El optimismo produce bienestar emocional y mayores oportunidades, la gente quiere estar rodeada de optimistas.

 

9- No te comprometas cuando estás feliz, ni tomes decisiones cuando estés molesto o desanimado. Estas emociones pueden jugarte una mala partida.

 

10- Disminuye tus niveles de estrés. Si estás muy estresado, será difícil comportarte de la manera que quieras. Estresado no podrás tomar buenas decisiones.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink

Artículos destacados