Blog oficial de Tecoloco El Salvador

Noticias de empleo-trabajo, tips profesionales, consejos laborales, cómo buscar trabajo, donde encontrar empleo, temas de interés laboral, entre otros.



Artículos



El gran reto de la puntualidad

March 8, 2016 11:22 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Lo que se comunica

Efectos personales

Consejos para llegar temprano al trabajo

 


Zona Empleo-EDH

Cada uno de nosotros es responsable de disciplinarse para estar a tiempo y cumplir con las obligaciones.

En estos días muchas personas han olvidado poner en práctica el valor de la puntualidad, y prefieren tirar la culpa de sus retrasos a los problemas de tráfico en las calles, o a cualquier circunstancia que sea propicia para poder dejar su nombre “en limpio” frente a los demás, sin tener que reconocer que lo que realmente sucede es que carecen de carácter, orden y eficiencia.

Sin embargo, en lo que menos se piensa es que la imputalidad habla mucho de nosotros, ya que habla sobre la nula o escasa organización que hacemos del tiempo, de cómo planificamos nuestras actividades, y de nuestra agenda, pero, ¿qué hay detrás de todo esto?

La falta de coordinación en nuestras actividades para poder estar a tiempo donde tenemos que estar, solo demuestra la importancia que tiene para nosotros un evento.

En este caso, si tuvieramos una reunión para cerrar un negocio, una entrevista para aplicar a un empleo, una cita con el director de nuestro centro de estudios, hacemos todo por estar a tiempo, pero si es a reunión donde estarán personas que no frecuentamos y conocemos poco, el amigo de siempre, o una persona-que según nosotros- nos representa una menor importancia, hacemos todo lo necesario para no estar a tiempo.

Para ser puntual debemos de estara conciente que todos los eventos, reuniones, personas, actividades o citas son importantes. Nuestra palabra debería de ser la garantía para contar con nuestra presencia en el momento preciso y necesario.

La puntualidad es un valor y es necesario para dotar a nuestra personalidad de carácter, orden y eficacia, pues al vivir este valor en plenitud estamos en condiciones de realizar más actividades, desempeñar mejor nuestro trabajo, ser merecedores de confianza.

Lo que se comunica


La puntualidad transmite cosas positivas a nuestros compañeros, empleador y a los que estan a nuestro alrededor. Desmuestra que la persona esta interesada y dedicada a su trabajo, que es capaz de manejar la responsabilidad. Si llegas a tiempo a las actividades relacionadas al trabajo y a tu trabajo pruebas que eres capaz de honrar tu palabra. La puntualidad proyecta compromiso y sentido de profesionalismo.

Cuando los empleados son puntuales, el lugar de trabajo funciona mucho más como un todo. Por ejemplo, cuando todo el mundo llega a tiempo a una reunión, la reunión puede comenzar en su plena capacidad. La puntualidad puede ayudarte a lograr un avance.

La impuntualidad no sólo afecta a la “máquina” del lugar de trabajo, va a afectas alas personas que se encuentran a nuestro alrededor. Puede conducir a que nuestros compañeros de trabajo que llegan a tiempo se recientan si se comienzan a realizar comparaciones con los que llegan tarde. Si llegas tarde puedes perder información valiosa y provocar divisiones perjudiciales entre los empleados. Los líderes, que son quienes influyen en el lugar de trabajo, si llegan retrasados, enviarán un mensaje de irresponsabilidad a los empleados, lo que puede llevar a que disminuyan su moral. En cambio,si los líderes son puntuales, exhiben una ética de trabajo a la cual aspirar.

Efectos personales


El llegar tarde produce estrés, lo que conduce a un desempeño deficiente en nuestro trabajo. Cuando siempre estas atrasado empiezas a racionalizar tu tardanza. Si este es el caso, empiezas a culpar a las circunstancias y no te concentras en buscar soluciones. El estar atrasado constantemente puede generar un patrón de comportamiento. Cuando el estar atrasado se convierte en norma, podrías poner tus finanzas y tu trabajo en peligro.

Al llegar temprano al trabajo estarás demostrando buenos modales y respeto hacia los demás, y también a ti mismo. Darás una buena impresión y serás tenido en cuenta para nuevos proyectos.

Consejos para llegar temprano al trabajo


Si no sueles llegar temprano al trabajo y ya estás acostumbrado a las reprimendas de tu jefe, si hasta te da vergüenza llegar tarde a todos lados, nunca estar a la hora indicada y dejas esperando a los demás, es momento de que cambies tu actitud.

No quiere decir que de un día para el otro logres ser la persona más puntual del mundo, sin embargo, puedes ir modificando algunos patrones para, al menos, llegar con más holgura a tus compromisos.

1. Deja todo listo la noche anterior: Sobre todo en el caso de las mujeres, este consejo es muy útil. Si sueles llegar tarde al trabajo puede que estés tardando demasiado tiempo en elegir el mejor atuendo para ese día. Si no estás tan seguro de qué llevar, puedes seleccionar dos modelos diferentes. Y no sólo en cuanto a la ropa, sino también documentos, bolsos, efectos personales, llave del coche o de la casa y alimentos, entre otras cosas.

2. Coloca todo lo importante cerca de la puerta: La impuntualidad muchas veces va de la mano con el desorden. Por ello, si tienes problemas para encontrar el móvil o la agenda, deja lo más cerca de la salida todo lo que necesites. Si tienes todo en un bolso, no lo quites a menos que sea estrictamente necesario.

3. Anticípate a los sucesos: En las grandes ciudades, muchos retrasos pueden deberse al tránsito o a los medios de transporte. Entonces, para llegar temprano al trabajo trata de tomar vías alternativas, no hacer paradas para recargar gasolina en horas pico (hacerlo el día antes), revisar el informe del tráfico (existen aplicaciones interesantes y útiles), conoce bien la ruta que toma el autobús y lleva dinero extra para pagar un taxi en caso de emergencias.

4. Resta 15 minutos al horario: Si tienes un compromiso a las 8, anótalo a las 7.45. Así, si sueles llegar media hora tarde a cualquier sitio, sólo estarás retrasado 15 minutos, lo que se podría decir “esperable”. Empezarás a llegar temprano al trabajo también con esta técnica. Algunos optan como plan B adelantar el reloj diez o veinte minutos, para que aunque piense que está retrasado, esté llegando más a horario que antes.

5. Levántate apenas suena la alarma: El botón para posponer el despertador puede ser la razón para llegar tarde al trabajo. Para evitarlo, trata de salir de la cama al primer sonido. Una buena idea para ello es dejarlo en un sitio alejado de donde estás durmiendo, para que tengas que levantarte a apagarlo (no vale volver a la cama). También prueba acostándote antes, no quedándote hasta tarde mirando televisión o en el ordenador.

6. Organiza tus actividades previas al salir de casa: Si tienes el hábito de bañarte por las mañanas, entonces pon el despertador 15 minutos antes. Porque no siempre podemos darnos cuenta de cuánto tiempo pasamos en la ducha, sobre todo si estamos demasiado dormidos. Puedes automatizar los movimientos, al menos durante los primeros días que estás tratando de llegar temprano al trabajo. Luego, lo cumplirás sin darte cuenta.

7. Identifica qué es lo que te hace perder más tiempo: Puede ser elegir la ropa, preparar el desayuno, lograr que tus hijos se levanten, maquillarte, afeitarte, bañarte, sacar a pasear al perro, lo que se te ocurra. Entonces, determina tiempos para cumplir con cada una de estas tareas. Evita las distracciones o las esperas prolongadas. Si hay un solo baño en casa y son varios los que se levantan a la misma hora, aprovecha para hacer otras cosas mientras está ocupado. O llévate el cepillo de dientes a la cocina para asearte, por ejemplo.

8. Reconoce que tienes problemas para llegar temprano al trabajo: No le eches la culpa al tráfico, al metro o al autobús. Siempre habrá una excusa para alguien que no es puntual. Debes decir que tienes serios inconvenientes para llegar a horario y pide ayuda si es necesario. Seguro que alguien de tu familia o amigos, también colegas de la oficina, tienen maneras para que cumplas con tu agenda.

9. Analiza cómo afectas al resto: Llegar tarde al trabajo no es bueno para ti ni para los que te rodean, porque seguramente se retrasen varias tareas o no dejes a un cliente satisfecho, por ejemplo. Piensa en cómo tu hábito de impuntualidad puede estar molestando a los demás, sean amigos, familiares o gente con la que trabajas. Seguro que no deseas ser odiado por ellos.

10. Hazte regalos cuando llegues a horario: Si tu meta es que la puntualidad sea tu mejor virtud, entonces, debes sentirte a gusto con esta decisión. Una excelente manera es comprarte presentes o darte algún gusto. Por ejemplo, cómo has llegado a tiempo a una reunión, cómprate un chocolate a la salida.

Recuerda que al llegar temprano al trabajo reducirás tus niveles de estrés y de nerviosismo, lo que se traducirá en un mejor rendimiento y productividad, pero también, en una mejor calidad de vida.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales | Economía y trabajo | Empresas y RRHH | Formación profesional | Formando estudiantes profesionales | Recursos Humanos
Actions: E-mail | Permalink



¿Cómo tener una oficina saludable?

February 29, 2016 16:13 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 ¿Cómo tener una oficina saludable?

Zona Empleo-EDH

El trabajo de oficina no tiene la misma demanda física que otras profesiones. Sin embargo tiene sus particularidades relacionadas al estrés, la ergonomía y el sedentarismo. Hay que saber identificar los pequeños detalles que hacen más saludable y placentero el lugar de trabajo.

La oficina es el espacio donde un trabajador pasa la mayor parte del día. Y aunque él no se de cuenta, mantenerse dentro de ese lugar cerrado también tiene sus riesgos laborales.

Muchos de ellos están relacionados a desgaste muscular, visual o estrés. Acá hay algunos consejos que ayudarán a que la oficina sea un espacio saludable y placentero. Algunos pueden ser puestos en práctica por los mismos miembros del equipo de trabajo.

Las principales molestias al trabajar en un espacio de este tipo son dolores de cuerpo generados por mantener una mala postura durante un tiempo prolongado. Para corregir esto es necesario enfocarse en cambiar el entorno personal, el escritorio o cubículo.

Por mucho espacio que se pretenda ahorrar, lo mejor es evitar colocar las computadoras de manera que lo obligue a utilizarlas girando la cabeza o el tronco del cuerpo. Si este equipo no es la principal herramienta de trabajo y se encuentra a un costado de la mesa, lo mejor es que haya suficiente lugar para girar la silla de trabajo. El objetivo es que en todo momento el teclado y la pantalla estén de frente al cuerpo, sin forzar la pose. Como un tip particular, hay que ser precavido con la fatiga visual. Se recomienda que las pantallas y monitores estén a un aproximado de 65 centímetros del rostro. Ni demasiado cerca, ni demasiado lejos para perjudicar los ojos.

Además se debe cerrar los párpados durante algunos instantes si se está trabajando en un ambiente con demasiada iluminación o trabajando con una computadora. En algunos casos incluso es aconsejable buscar un lugar abierto para enfocar la vista en objetos distantes. Esto reduce la fatiga de observar elementos demasiado cercanos todo el período laboral.

La luz del ambiente en que se trabaja afecta de dos maneras, por un lado influye en el ánimo laboral y por el otro, también condiciona el funcionamiento de la vista. Asegurarse de que no haya demasiada luz en un espacio permite evitar la sequedad o la necesidad de rascarse los ojos. Procurar que la iluminación tampoco sea débil permite evitar un mayor esfuerzo.

Es recomendable controlar los reflejos en espejos, vidrios y monitores. Cuando es posible, como con las computadoras, se debe mover estos objetos para que no generen un choque constante sobre los ojos. En el caso de que no se pueda controlar esto, se puede considerar opciones como cortinas para regular el paso de luz. También se recomienda que el tono de la iluminación, cuando es artificial, sea más cálido o de matices tenues. Y es que las lámparas de luz blanca o demasiado brillante pueden generar más estrés y cansancio en la vista luego de un uso recurrente.

Relacionado a la iluminación se encuentran los colores de la oficina. Si bien esto escapa al control del trabajador, se puede influir mediante los muebles o la decoración. Hay que recordar que existe algo llamado psicología del color. La cual otorga ciertos atributos a los colores según las sensaciones que despiertan en las personas que los observan.

Así por el ejemplo el rojo es asociado al amor, al calor, el dinamismo, pero también a la ira y el peligro, dependiendo de su tonalidad. Para una oficina se recomienda que los tonos, independiente del color, sean claros y se complementen con otros para balancear su efecto en los trabajadores. Dependiendo del tipo de empleo que se realice en una oficina, hay un nivel de ruido que se generará en el espacio. Impresoras, teléfonos, teclados, todo genera ruido.

Es responsabilidad del trabajador esforzarse porque los sonidos propios de su actividad no lleguen a un nivel molesto o perjudicial para sus compañeros. Cosas tan sencillas como aislar la fuente del ruido, cerrar puertas o tener cuidado al utilizar ciertos aparatos pueden ayudar de mucho. De forma adicional, hay que estar conscientes de mantener al mínimo ruidos que sean ajenos a la actividad laboral como la música o las conversaciones.

La idea es, por ejemplo, que si se busca escuchar música, que sea a un volumen adecuado para no interrumpir a otros ni distraer. En cuanto al tema de la organización, es quizá el punto más evidente y por ello el último de la lista. Una oficina organizada y limpia es lo más saludable para el trabajador.

Por ello es necesario que cada persona sea responsable de limpiar regularmente su espacio de trabajo y las herramientas que utiliza. Y es que aunque no sea visible a primera vista, todo acumula polvo luego del día o la noche. Por ello es recomendable hacer una limpieza exhaustiva cada cierto tiempo.

Esto aplica además para las cosas que se guardan en la oficina. Todo debe estar bien organizado y accesible, guardando solo aquellas cosas que son necesarias. Un espacio que acumule varios objetos en desorden no necesariamente es un foco de infección, pero acumula polvo y puede ser escondite para insectos.

Cada cierto tiempo se debe revisar las gavetas del escritorio para desechar aquellos papeles, objetos (o incluso alimentos) que ya no se usarán. Esto además hará que el espacio de labores sea más eficiente para todo el equipo de trabajo.

Otro punto importante de la organización es el adecuado mantenimiento de los muebles y el equipo de la oficina. Saber ordenar estos objetos en tu lugar de operaciones permite un mejor uso del espacio y además reduce la posibilidad de accidentes por causas triviales como saturar la habitación. Con algunas de estas pequeñas acciones, realizadas de manera constante, la oficina se convertirá en un espacio cada vez más saludable y colaborativo para todos los que integran una familia laboral.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales | Economía y trabajo | Empresas y RRHH
Actions: E-mail | Permalink



La importancia de las áreas de descanso

February 15, 2016 16:32 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 La importancia de las  áreas de descanso

Trabajo en equipo

Zonas de ocio para fomentar la productividad



Zona Empleo-EDH

Tener un espacio para tomar un descanso es algo que las empresas deberían de considerar para el beneficio de sus colaboradores. 

Sabemos que la forma de trabajar y las necesidades de los empleados están cambiando. Por lo tanto, los espacios de trabajo y las oficinas se adaptan a esta nueva realidad y ofrecen lugares a los empleados donde puedan sentirse cómodos y puedan desarrollar sus tareas de una forma eficiente.

Sabemos que a la oficina vamos a trabajar, pero eso no quiere decir que todo el tiempo que estemos allí vamos a pasar sentados enfrente del ordenador. Es un hecho que no tomarse unos minutos de descansos para desconectarse y el no socializar con nuestros compañeros, reduce seriamente nuestra productividad. 

Para algunas empresas es clave dedicar algunas áreas para el espacio personal en la oficina, estas áreas de descanso tienen importancia  porque ayuda a sus empleados a fomentar el espíritu de equipo, a mantener alta la productividad de la plantilla en la empresa y a controlar el estrés.

Hay diferentes soluciones para adaptar las zonas de descanso al espacio que se encuentra disponible en la oficina. Desde un área con taburetes altos y mesas, zona con sofás y mesas bajas, hasta un comedor de empresa. Definitivamente, la lógica del diseño de interiores pide que se adapte el espacio según la cantidad y el uso de los trabajadores.

Paulatinamente las empresas, van comprendiendo la necesidad de reservar estos espacios recreativos dentro de sus oficinas. Les ahorrará tiempo, ya que los empleados no saldrán de la oficina para tomar un simple café, los hará sentirse más valorados y cuidados por su empresa, el crear una zona de descanso en la oficina es una ventaja. 

Trabajo en equipo



Un valor de mucha importancia y que están desarrollando las empresas en los últimos años es el trabajo en equipo. Por lo cual, en las oficinas se deben de crear espacios para favorecer la comunicación entre los trabajadores, así como habilitar salas de reuniones donde los empleados se sientan a gusto.

Para que los trabajadores tengan mayor rendimiento, deben de estar descansados y relajados. Esto favorece a que los empleados se sientan más a gusto en el trabajo y a que haya un mejor clima laboral.

 Cada vez son más los empresarios que opinan de esta manera, y por eso están empezando a habilitar zonas para el descanso y desconexión en las oficinas. 

Una opción puede ser habilitar espacios para que los empleados desarrollen tareas más creativas como concentrarse, meditar y encontrar la inspiración que necesitan. Aunque no se les debe alejar del equipo.

Zonas de ocio para fomentar la productividad



Juegos, zonas de ocio, espacios abiertos y paredes decoradas son algunos de los elementos que están presentes en algunas de las empresas tecnológicas más importantes del mundo. Se trata de compañías que apuestan por los espacios abiertos y por mantener un buen clima de trabajo entre los compañeros. 

Algunos expertos enfatizan la necesidad de desconectarse cuatro o cinco minutos por cada hora de trabajo; ya sea para cerrar los ojos, para un café, para pensar en otra cosa o simplemente estirar las piernas. El punto es tomar fuerzas para ser más productivo en el resto de la etapa laboral.

Bajo esta moderna y adaptada actitud empresarial, se están imponiendo las áreas de descanso en las oficinas. El espacio para hojear cuatro páginas del libro que vas a seguir devorando a la salida, respirar profundamente, cerrar los ojos, charlar un minuto con tu compañero, o, simplemente dejar la mente en blanco.

Está demostrado que los espacios de descanso, o incluso de ocio, para el personal favorecen el control del estrés, el sentimiento de equipo y la productividad. De esta manera al volver al escritorio la mente está mucho más relajada y lista para avanzar.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales | Economía y trabajo | Empresas y RRHH | Recursos Humanos
Actions: E-mail | Permalink



Oficina y el regreso a clases 2016

January 11, 2016 15:03 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

Supere la cuesta de enero

MÁS CONSEJOS

Oficina y universidad



Zona Empleo-EDH

Oficina y el regreso a clases 2016


Establecer el equilibrio entre las responsabilidades laborales y salir bien librado del inicio de clases de sus pequeños, no tiene por qué ser una tarea difícil, como en todas las demás obligaciones la organización y priorización de las tareas, es la clave perfecta.

Cuando apenas comienza a acoplares a los cambios que conlleva el inicio de un nuevo año laboral, como adaptarse a la rutina después de un período de vacaciones, llega el inicio del año escolar de los pequeños.

Aunque siempre el ciclo se repite, no está de más poner empeño para que en 2016 se logre un mejor equilibrio entre las actividades escolares de sus pequeños y sus responsabilidades en el trabajo, acá tiene un par de consejos.

1. Organización y planificación es la clave de oro.

Tome lápiz y papel y con un orden de prioridades, haga una lista de las cosas que debe hacer cada semana, como el horario para levantarse tanto suyo como de sus hijos, la preparación de los refrigerios, cuánto tiempo más temprano tendrá que salir de casa para dejar a los niños en la escuela, entre otros.

2. Recuerde es una tarea en conjunto.

Es importante delegar responsabilidades tanto en su pareja como en los pequeños estudiantes y hacer hincapié en la necesidad de compartir las tareas.

3. Sea flexible.

El día solo tiene 24 horas, y a veces debe aceptar cambios en el número de horas que trabaja, el horario y las responsabilidades. Averigüe si puede hacer parte de tu trabajo en la casa y eso le dejará un paréntesis para salir con contratiempos.

4. Comparta con sus hijos.

Se avecinan días de más trabajo en casa con tareas como la compra de útiles, el forrado de cuadernos, pero recuerde nada mejor para compenetrarse y aliviar las tensiones de un día que pasar tiempo con sus niños.

5. No pierda la calma.

Recuerde esto es solo el principio y aunque busque un equilibrio, eso no significa que lo vaya a lograr siempre. Cuando el trabajo le exija demasiado, a veces la casa tiene que esperar, pero recuerde es tarea de todos y en la mediada que todos cumplan con sus responsabilidades todo caminará de manera fluida.

Supere la cuesta de enero



El inicio de año además de que implica acoplarse de nuevo a la cotidianidad laboral, trae el estrés de las compras de todo lo que necesitarán sus hijos en clases, conozca algunos consejos para que la tarea se le facilite y de paso ahorre algo de dinero.

1- “Reutiliza” los útiles escolares del año pasado: revisar cuidadosamente la casa ya que siempre quedan gomas, reglas, tijeras, libretas de apuntes, lápices de colores, lapiceras y demás que puedes reutilizar.

2- Organizar con otras mamás de la sección o el curso para realizar una compra conjunta con un mayorista. Dividir las actividades para que sea más fácil: una mamá puede encargarse de recolectar el dinero, otra que se encargue de ir donde el mayorista y comprar; mientras otra reparte lo comprado.

3- Compre con tiempo: no es recomendable comprar los útiles hasta último momento ya que será difícil encontrar buenos precios. Si le fue imposible comprar anticipadamente en los meses de fin de año, espere los descuentos que ofrecen los bancos con sus tarjetas de crédito cuando se acerca la temporada de clases.

4- Realizar un presupuesto: estimar un límite le permitirá organizarse, comprará mejor y no gastará de más. Compartir y platicar el presupuesto para no excederse de el, les enseñará cómo administrar el dinero y el valor de las cosas.

5- Compare precios: revise los precios de las diferentes librerías, tiendas y en los supermercados, ya que a veces tienen descuentos, e esta forma le será más fácil evaluar dónde le conviene comprar y en qué lugares dejar las compras más pequeñas durante el año.

6- Priorice calidad en vez de marca: la marca muchas veces es sinónimo de garantía de calidad, sin embargo, hay productos que no son de marca pero pueden ser igual de buenos. El tener estos datos ayuda a ajustarse al presupuesto.

MÁS CONSEJOS



Oficina y universidad



Aproveche su teléfono inteligente. La mayoría tienen un calendario y las funciones de lista de cosas por hacer. Los productos de Apple y Google cuentan con la función de sincronizar tus laptops y computadoras de escritorio para que puedas compartir tu horario entre tus dispositivos. 

Planifique su trayectoria académica. Determine cuáles son los pasos que debe seguir para alcanzar lo que busca y establezca metas. ¿Necesita llevar 5 asignaturas para culminar un programa? Opte por lo más conveniente. 



Los primeros días de regreso a la rutina es recomendado levantarlos 15 minutos antes de la hora establecida para que se acostumbren. Esta es una buena manera de llegar a tiempo, evitar corajes y malos ratos tanto para los niños como para los padres.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,
Categories: Campañas e iniciativas | Demanda laboral | Economía y trabajo | Empresas y RRHH
Actions: E-mail | Permalink



Una imagen profesional es más que solo tu vestuario

November 10, 2015 14:35 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Tus gestos también hablan

Reglas de etiqueta a la medida



Zona Empleo-EDH

No importa que tan flexible o relajados seas: una oficina es un espacio profesional y por lo tanto, un sitio donde entra en juego ciertas reglas de etiqueta para asegurar una convivencia armoniosa.

Aunque resulta muy cómodo tener un atuendo relajado para poder ir a laborar y poder tener un espacio de trabajo adecuado a tu gusto, es importante que tengas en mente que tu imagen física conforma una parte importante para construir el concepto que los demás tengan de tu persona.

Pese a que puedas tener competencias laborales extraordinarias y grandes capacidades intelectuales, si tienes una imagen inapropiada, un mal carácter y padeces de desorden en tu ámbito de trabajo, todo esto no será un buen referente para dar a conocer tus grandes cualidades.

Comencemos con nuestro vestuario, ¿cuantas veces no hemos escuchado que la imagen personal es la principal carta de presentación que llevamos a una empresa?, vestir de forma elegante no está asociado a que debes gastar en ropa cara, sino a que debes procurar vestir adaptado al lugar, al momento y a la circunstancia.

Las prendas a elegir para ir al trabajo deben ser discretas, clásicas o modernas, pero siempre sobrias.

Te has preguntado alguna vez ¿habría alguna empresa que te contrataría si llegas a trabajar tal cual andas vestido en tu casa?, probablemente sabes que la respuesta definitiva es no, porque cada espacio en el que nos desarrollamos requiere que nos adaptemos a diferentes facetas.

Precisamente este punto del vestuario, es un tema que resulta muy interesante y que puede generar hasta cierto punto un poco de conflicto, porque muchos creen que para andar un buen vestuario es necesario recurrir a grandes gastos, cuando esta no es la verdad absoluta.

Cuantas ocasiones no hemos gastado en ropa informal en lugar de hacer lo contrario. No es que no tengamos los recursos para poder andar bien vestidos, sino que simplemente no hemos aprendido a priorizar y a enfocarnos en que en la medida que nosotros tratemos de proyectarnos mejor al mundo, este nos verá mejor también.

La oferta del mercado es tan amplia que con poco dinero podríamos tener un par de trajes y zapatos nuevos para presentarnos de manera adecuada a nuestros trabajo, solo es cuestión de definir la imagen que nos gustaría dar a conocer.

Pero además de esto, la imagen de una persona no solo esta definida por lo que viste, sino por su aspecto general, es decir, cabello limpio y bien recortado, manos y uñas cuidadas, maquillaje discreto, entre otras cosas que abonan a mejorar la forma en que te ven los demás.

No sería coherente que tengas un traje de lo más bonito y elegante, si tus uñas están sucias y descuidadas. Aunque te toque trabajar en medio de grasa o suciedad, si tus uñas permanecen bien recortadas no habrá forma de que se vean mal, y por consecuente que la gente te mire mal o te tome por descuidado.

Tus gestos también hablan



La forma de actuar de cada uno es otra forma en la que el mundo te estará examinando, aunque no te guste.

Si bien es cierto que todos tenemos caracteres diferentes, existen modales que no debemos pasar desapercibidos.

Puedes ser la persona más seria del mundo pero la educación siempre debe estar delante de ti para que tu carácter pase desapercibido. Las normas de cortesía y educación deben estar contigo a toda hora del día.

Volvemos al punto anterior, ¿de qué te servirá un vestuario elegante si no tienes la educación necesaria como para al menos saludar cuando entras a la empresa?.

Quizás te ha pasado alguna vez que directivos o personas que ocupan cargos mucho más arriba del tuyo pasan a la par y poco les puede importar decir buenos días, buenas tardes o disculpe, y tener un poquito de educación y eso suele pasar, precisamente porque a la gente se le olvida que para tener una buena imagen ante los demás no solo esta en juego el valor de su cargo, porque al final eso sale sobrando, si no tienen una pizca de educación.

El dicho “Como te ven te tratan” es cierto en la mayoría de los casos, por lo que procurar siempre verse bien, decente, presentable y aseado ayudará a que se abran las puertas en diversos lugares.

Reglas de etiqueta a la medida



Existe un sin fin de modales que al menos por cultura general deberíamos conocer y poner en práctica en nuestro espacio de trabajo.

Las reglas de etiqueta se aplican en todo momento y existen para cada situación. Se podría alegar que son demasiadas para atenderlas todas, sin embargo hay reglas básicas que todas las personas deberían de saber y aplicar.

Por ejemplo, en tu lugar de trabajo no es de buen gusto comer en el escritorio, para eso existen más espacios donde puedes comer tranquilo, sin ser una interrupción para tus compañeros.

Además aprender a hablar en tono moderado y a utilizar palabras adecuadas en el ambiente laboral es de suma importancia. Recuerda que es un espacio donde se reúne gente profesional que a lo largo de su carrera universitaria fue forjando un nuevo estilo de vida.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales | Economía y trabajo | Empresas y RRHH | Formación profesional | Recursos Humanos
Actions: E-mail | Permalink



Disfrutando de un relax en la oficina

November 3, 2015 15:53 by Zona Empleo EDH

 

Contenido



Zona Empleo-EDH

estres ambiente trabajoEl concepto de la oficina flexible es una tendencia que brinda mayor libertad a los colaboradores de una empresa, con el objetivo de maximizar su productividad y brindarles un espacio más cómodo para que estos estén más relajados.

Todos deseamos estar relajados, queremos sentirnos cómodos y tranquilos, pero la rutina del trabajo muchas veces nos deja demasiado cansados y el estrés empieza a afectarnos,  incluso en nuestra productividad. Mucha gente tiende a pensar que el trabajo es el antítesis de la tranquilidad.

Este es un problema, puesto que trabajar no está siempre vinculado a estrés, ni debería estarlo. Es aquí donde surge el concepto de la “oficina flexible”, esta se considera como una empresa en donde los sueños de la compañía se unen con los del colaborador.

Estas son oficinas que apuestan por dar al colaborador la libertad de poder seleccionar su espacio de trabajo para que también este se sienta cómodo y agradable para poder cumplir sus actividades. Esto ayuda a que su capacidad de resolver problemas mejore y de igual forma estará demostrando un nivel más alto de productividad, fuera y dentro de la oficina.

La oficina flexible es un concepto que ha existido por casi veinte años pero que con el tiempo se ha sofisticado. Víctor Feingold, director regional de Contract Workplaces, una firma de arquitectura, explicó en un artículo que este concepto nació en Holanda, en 1996,  con la aplicación de nuevos espacios en edificios.

Ahora en día, las oficinas flexibles pueden potencializarse más gracias a las tecnologías móviles, las cuales generan más posibilidades para que los colaboradores busquen y elijan los espacios más cómodos para trabajar. Algunas empresas de calibre como Microsoft o Google aplican esta mentalidad y permiten que sus trabajadores no estén atados a un cubículo durante horas.

La tecnología abre una puerta interesante para las oficinas y es que las personas son más productivas y están más cómodas cuando pueden trabajar desde cualquier parte. Aquí también se encuentra la idea de poder trabajar desde casa o  un lugar que no sea específicamente el puesto de trabajo.

No obstante, esto no sólo tiene que ver con la movilidad ya que la importancia de este concepto está enfocado en el clima laboral. El objetivo es simular la hospitalidad del hogar, y que los colaboradores sientan que están en un ambiente seguro.

Las oficinas de Google siempre han sido visto como un espacio ejemplar de esta idea, con sillones, lugares de recreación y reunión entre colegas, o incluso áreas de juego. De acuerdo con Feingold, estas zonas recreativas en donde los colaboradores pueden reunirse, hablar y desestresarse un rato.

Lo curioso de estas instalaciones es que no requiere mayor inversión por parte de la empresa, todo se basa en las libertades y restricciones que uno como empresario deberá establecer así como la  redistribución de espacios.

Lo positivo es que al final esto se traduce en ahorro,  ya que se logra un mejor aprovechamiento del espacio. Según la revista de RSE, Expok, al implementar flexibilidad en el área de trabajo se pueden ver hasta un reducción de costos de operación hasta de un 30% y una mayor productividad del personal.

Otro factor importante es que se experimenta una reducción de los costos de energía también, debido a que la movilidad de las personas permite que haya menos gasto eléctrico.

Este es terreno no venturado por muchas compañías, más que todo,  aquellas que temen que estas decisiones afectarán negativamente el desempeño de la empresa. Pero es necesario ver el impacto positivo que dejará, principalmente que lo primero que uno hace es transformar la cultura organizacional.

La cultura organizacional es fundamental para el crecimiento corporativo, permite que los colaboradores también tengan  mayor claridad de los objetivos empresariales. Es así también como los esfuerzos y metas podrán ser alcanzados de mejor forma internamente.

Esto se debe a que, en principio, las oficinas flexibles se enfocan en que el trabajo es lo que las personas realizan diariamente y no el lugar en donde lo hacen. Esta idea visionaria es la que podría cambiar la manera en que se trabaja y mejorar los resultados.

Los ejemplos antes mencionados: Google y Microsoft, son los más representativos, ya que son dos de las grandes empresas en donde mejor se tratan los espacios laborales.&

La revista especializada Scientific American destaca que una de cada cuatro empresas en el mundo ya está adoptando este modelo. Aunque este número es relativamente bajo, el estudio elaborado por dicha institución asegura que para el 2020, este concepto habrá sido implementado en el 90% de ellas.

Los momentos de tranquilidad son también los que más ideas producen, es cuando las personas son más creativas y esto lleva a que exista mayor innovación. Popularmente se considera que la inspiración viene en momentos de ocio, pero esto no es necesariamente cierto.

Si se fomentan oficinas flexibles, las personas se relajan más, acumulan menos estrés, causando también que las ideas fluyan mejor, que no se trabaje tanto bajo  presión. Es importante tomar nota de esto, puesto a que la creatividad no se limita a rubros artísticos, sino a todo tipo de trabajo y área, y es esto lo que se debería impulsar más en las oficinas.

Al aplicar la tendencia de las oficinas flexibles estamos mejorando el rendimiento de la empresa, debido a que el personal estará subiendo su productividad, estará innovando más para la compañía y, aún más importante, estarán felices con su trabajo.

Toda empresa que no quiera sumarse a este cambio debería ver a las grandes compañías que lo aplican, y más importante, ver el éxito que han tenido gracias a esta tendencia y la buena aplicación de la misma.

Un último factor fundamental de esta nueva mentalidad corporativa es la flexibilidad de horario. Uno de los motivos por los que la gente pierde motivación es la restricción de horarios, levantarse temprano, sumarse al tráfico; todas estas son un obstáculo para la tranquilidad del día.

Se debe tener en cuenta que la gente trabaja diferente. No todos tienen las mismas aptitudes ni actitudes ante un trabajo. Muchos trabajan mejor en la noche, otros temprano en la mañana, y otros en la tarde. Esta es una consideración importante que posee esta tendencia: da la libertad de trabajar al propio ritmo y así hacerlo de la mejor forma.

Es este concepto que viene a converger el área personal con la laboral, es el modelo que combina e integra ambas aristas de la vida cotidiana. Se tiene la libertad de elección, de ubicación y horario, pero también estamos incrementando nuestra eficiencia para brindar un mejor trabajo.

De esta forma se  consigue simplificar la dificultad de algunas tareas. Normalmente, tenemos problemas con una actividad específica,  debido a la sobrecarga o a  la presión que nos imponen por entregarla a tiempo. Con la flexibilidad de estas tendencias corporativas, es más fácil finalizar tareas complicadas y con mejores resultados.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink



¿Le gusta su trabajo?

February 27, 2015 11:13 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Piense en los beneficios

No se desespere, ármese de alternativas.


Tania Urías - EDH - Zona Empleo

 

empleo-gusto-satisfaccion-desmotivacionHay personas que enfrentan a diario la desmotivación de asistir a cumplir con sus labores, el solo hecho de pensar en llegar a la oficina les genera pesar. Conozca las alternativas para enfrentar ese  malestar. Gran parte de la población económicamente activa se desempeña en labores por condición y no por elección. 

 

Aunque lo ideal es hacer algo que le resulte grato, hay quienes incluso realizan su labor con cierto grado de inconformidad, porque no se sienten satisfechos profesionalmente hablando,  y ejecutan sus responsabilidades hasta con desgano.


¿Existirá una solución para esa insatisfacción?, los expertos señalan que lo ideal es buscar una alternativa para no quedarse estancado, como el estudio por ejemplo. Hoy día hay empresas que dan prestaciones como ayuda financiera para seguir preparándose.


Es imposible convertirse en un experto de la noche a la mañana, y a nadie le gusta hacer cosas que no se les dan bien. Quizás sea por eso es que a muchos no les gusta su empleo, pero puede buscar preparación académica y esforzarse como para llegar a ser experto en la tarea que hoy le resulta confusa o molesta.


Si enfrenta una situación de inconformidad en su empleo, tratar de tener una postura positiva es lo ideal, mantenga en mente que uno puede aprender a disfrutar de casi cualquier tipo de empleo,  si tiene la actitud correcta, es decir, si se concentra en aprender a hacer las cosas bien. 


“Esforzarse al máximo y ver resultados es muy agradable. Esa satisfacción nunca la tendrás si sigue la ley del mínimo esfuerzo”, menciona la experta en comunicaciones, Jenny Amaya.  Sea que su empleo requiera esfuerzo mental o  físico, nunca olvide que “de toda labor se obtiene un salario”. Dicha bonificación económica es la que le permite cubrir sus necesidades.


Vea su empleo como un medio para cumplir de manera digna con las responsabilidades  mensuales como pago de vivienda, servicios básicos, alimentación y más. Vea la posibilidad de tener un empleo que nos permita cubrir sus gastos como un logro. “Se puede decir que tu empleo ha cumplido su propósito”,  agrega Amaya.


Además, el trabajo arduo eleva la autoestima, trabajar duro le hará sentir cansancio y puede tornarse ser aburrido, pero si  es disciplinado y no renuncia al esfuerzo, tendrá el gusto de saber que ha dado lo mejor de usted; le habrá ganado la batalla al deseo de tomar el camino más fácil y eso produce un enorme sentido de satisfacción. 


“Puede que esté agotado al final de un largo día,  o que mi labor haya pasado desapercibida; pero yo sé que he logrado algo y me encanta esa sensación”, dice Amaya.


A lo mejor la profesional consultada tuvo la dicha de elegir una carrera y se desempeña en un ámbito que le agrada, pero lo destacable es mantener una actitud optimista y no dejar de lado la preparación académica. Para no convertirse en un empleado frustrado, recuerde las demás personas no tienen la culpa de su situación. Es necesario pensar más allá de lo que normalmente hace para permitir que emerja lo que le gusta y que pueda ir ligado con sus labores cotidianas. 

 

Piense en los beneficios


No caiga en el error de pensar solo en cuánto dinero le pagan, hágase preguntas como:


¿Por qué es necesario mi empleo? ¿Qué pasaría si nadie lo hiciera o si se hiciera mal? ¿Cómo beneficia a los demás lo que hago? A lo mejor buscando dichas respuestas encuentre el bienestar que cree ausente en su labor.


El solo hecho de pensar como su trabajo beneficia a los demás le puede ayudar a disfrutar sus tareas. Piense que además de sus compañeros de trabajo, jefes y clientes;  hay más personas que reciben un beneficio inmediato de su labor, como su familia, por ejemplo.


Si tiene hijos, el solo hecho de que a través de su trabajo supla la necesidad materiales como comida, vestuario y un techo digno, es motivación suficiente. Piense además que de sus ingresos puede compartir con aquellos menos afortunados y experimentará la grata sensación de solidarizarse con ellos.


Hasta cierto punto trate de dar más de sí, pero ¿Cómo puede usted sacar provecho de esas palabras? En lugar de limitarse a hacer lo mínimo, haga más de lo que le piden. Póngase retos cada vez mayores: trate de realizar sus tareas más rápido y mejor. Ponga cuidadosa atención a los detalles más pequeños, estudiar es una excelente opción. 

 

No se desespere, ármese de alternativas.


A lo mejor pasó algún tiempo desempleado y por fin consiguió trabajo, pero poco a poco se da cuenta que simplemente no le gusta. Ponga en marcha estos consejos para que sepa qué hacer si el trabajo que acaba de conseguir no le gusta, no se desespere,  existen alternativas, no tome una decisión de la que pueda arrepentirse.


1. Tómese un tiempo.


Al ingresar a una compañía todos quieren aprender todo,  lo más rápido posible,  pero para poder adaptarse a la gente, a las costumbres a y las tareas,  se requiere tiempo. Por eso, será bueno que se de entre 30 y 60 días de prueba. 


Aunque tendrá miles de puntos negativos que señalar, será bueno que cada día también escriba en una hoja,  algo positivo que haya  logrado tal como generar un  lazo con un colega o las nuevas habilidades adquiridas.

 

2. Mantenga su red de contactos activa.


Las redes pueden ayudarle a conseguir un trabajo pero también a adaptarte al nuevo puesto.


3. Participe.


Cuando se está disconforme con su trabajo es común que se aísle en su cubículo y no hable con nadie, sólo esperará que sea la hora de salida. Sin embargo, esto no hace más que perjudicarle y alimentar su sentimiento de desagrado. Procure hacer nuevos amigos, salir a tomar un café con ellos o formar parte del equipo de fútbol.


4. Estrategia.


 ¿Hay alguna otra cosa que quiera? Si es así, plantéaselo a sus jefes. Ellos, con tal de retenerlo, puede que estén dispuestos a cumplir con sus requerimientos.

 

5. Aprenda.


Puede que el haber aceptado un puesto que no le gusta hará que se sienta frustrado. Sin embargo, será bueno que aprenda de ello para mejorar en el futuro. Plantéese si lo que le dijeron en la entrevista luego no se cumplió, si debe indagar más sobre la industria a la que vas a ingresar en un futuro,  o si escuchó o no,  a su voz interior.


6. No se enfoque solo en lo económico.


El dinero nunca será suficiente, entonces deje de usarlo como una excusa. No importa lo que lleve a casa quincenal o mensualmente, siempre van a haber más cosas que podría hacer si hubieras ganado más. Trate de hacer un seguimiento de cada dólar que gaste en una semana (haga una tabla en Excel). Ver que está pasando con su dinero puede realmente ayudarle a reorientar esos gastos innecesarios hacia las cosas que realmente quiere. Recibir un sueldo es sólo una pequeña parte de lo que constituye su trabajo. 


7. Busque el significado de lo que hace.


Puede requerir pensar en grande, pero se puede hacer. Tómese su tiempo para pensar realmente en lo que hace. ¿Ofrece un servicio esencial? ¿Llega a ver el producto terminado? ¿Se hacen las cosas de acuerdo a lo que usted propone? Luego pregúntese  ¿Cómo es este trabajo distinto? ¿Por qué lo estoy haciendo? Determinar esta perspectiva es muy importante para la satisfacción personal y su sentido de bienestar. Trate de recordar por qué aceptó el trabajo en primer lugar. Si sólo va a ser “por ahora” entonces trate de hacerlo divertido y empiece a mandar hojas de vida. 


8. Realice un ritual.


Disfrute de lo sagrado. Piense en las pequeñas acciones que realiza a diario, como mirar las montañas, los árboles (o el mar, cuando va al trabajo todos los días.

 

 

 

Volver al índice

Tags: , , , , ,
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink

Artículos destacados