Procedimientos para conseguir empleo antes de los 18 años

October 19, 2015 14:46 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Los riesgos y desventajas

Cuando llegue el dinero

Lo que se regula en el país



Zona Empleo-EDH

Ctrabajo menores de edadomo dependientes de tiendas, colaboradores en panaderías, empacadores en supermercados o en call centers. La temporada de vacaciones hace que muchos jóvenes, casi adolescentes sientan deseos de trabajar. Los padres deben saber cómo ayudarles y qué regula la Ley.

 

Cuando llega la temporada de vacaciones escolares y las fiestas de fin de año, muchos adolescentes, se interesan por obtener un primer empleo que les de dinero para las compras de Navidad y de fin de año.


Ya sea en una cadena de comida rápida, vendiendo ropa o calzado en una tienda, o como ayudante en una fábrica, los muchachos  y las jóvenes, cada vez más temprano, se interesan por ganar su propio dinero.

Aunque algunos padres pueden creer que esta necesidad puede ser un paso hacia la madurez, los expertos recomiendan que se indague lo suficiente para evitar que la intención futura sea dejar la escuela o la carrera.

Esto es importante sobre todo si tiene calificaciones bajas o muchas ausencias, porque podría estar desmotivado respecto a continuar una carrera y esté buscando una salida fácil para ganar dinero rápido.

En El Salvador, según la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (LEPINA) un menor puede trabajar a partir de los 14 años, siempre y cuando cumpla varios requisitos (ver nota aparte).

En 2014, el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MTPS) entregó más de 400 permisos de trabajo temporales a personas menores de 18 años que están interesados en obtener un trabajo durante la época de fin de año.

Casi todos los adolescentes que obtienen un empleo se beneficiarían con una primera experiencia laboral. Sin embargo, los papás deben investigar bien la empresa que contratará al muchacho y estar pendientes de ellos, porque el contacto con otros adultos, no siempre será adecuado.

Un empleo cuando se es adolescente puede enseñarle destrezas que le serán útiles en el colegio y además lo prepararán para una carrera en su vida adulta.

Además el joven puede llevar al adolescente adquirir más confianza, a ser más independiente y desarrollar sentido de la responsabilidad.

Según el sitio enplenitud.com existen investigaciones que demuestran que los estudiantes que trabajan una cantidad moderada de horas (no más de 10 a 15 horas semanales durante el ciclo escolar) obtienen mejores calificaciones que aquellos que no lo hacen.

Además el ganar su propio dinero le permite al adolescente adquirir cosas que desea y dándole la posibilidad de aprender a manejar sus finanzas responsablemente.

Si los padres trabajan fuera de casa, un empleo después de la escuela le dará a tu hijo la supervisión de un adulto en las cruciales horas de la tarde.

El trabajo apropiado puede exponerlo a nuevas posibilidades de empleo y establecer un patrón para una carrera de por vida.

Los riesgos y desventajas



Trabajar más de 13 a 20 horas semanales suele estar relacionado a bajas calificaciones, si el muchacho aun no termina la escuela y sus calificaciones no son las mejores, quizá sea conveniente esperar a que acabe la escuela, antes de permitirle ponerse a trabajar.

Además los adolescentes que trabajan muchas horas se ven complicados a la hora de desarrollar actividades extracurriculares y relaciones sociales.

Según enplenitud.com algunos estudios demuestran que los jóvenes que trabajan gran cantidad de horas son más propicios a involucrarse en el consumo de drogas ilegales o alcohol; en parte porque son expuestos a compañeros mayores que los llevan por mal camino.

Claro que esto no sucede en todos los casos, los expertos recomienda que los padres acompañen al menor en todo el proceso desde la búsqueda de un primer empleo hasta la obtención del mismo, y luego, supervisen cada día cómo se siente en ese lugar.

También se aconseja que los adolescentes de entre 14 y 15 años realicen trabajos que no pongan en riesgo su integridad, por lo menos tres horas diarias en época escolar, ocho horas en vacaciones (es decir, 18 horas durante la semana escolar y 40 horas durante la semana vacacional, aunque el país autoriza solo 34 por semana).

A los 16 y 17 años, los jóvenes ya están capacitados para realizar cualquier actividad no peligrosa por cualquier cantidad de horas, siempre y cuando sea lo estipulado por la Ley.

Otras cosas que pueden hacer los padres es visitar el lugar físico de trabajo y entrevistarse con el futuro jefe o supervisor, sobre todo si el joven tiene menos de 18 años. Es necesario que los padres conozcan la situación y que el supervisor sepa que los papás del muchacho están pendientes de él.

También sería útil prohibirle el trabajo nocturno o en fines de semana, a menos que sean pocas horas, porque debe sentir que está trabajando por diversión y no por necesidad. 

Cuando llegue el dinero



Cuando un joven o adolescente recibe su primer salario, por poco que sea, se siente realizado y feliz, quizá incluso ya tenga planes sobre en qué o cómo gastará su primer salario.

Es tarea de los padres recomendarles organizar un presupuesto, que incluya ahorros y gastos. Por ejemplo, los papás podrían hacerlo pagar la gasolina cada vez que utilice el vehículo familiar o colaborar con una cuota para los gastos comunes de fin de año. 

Ahora bien, si apenas trabajará un par de meses, también sería útil que le invite a colaborar con los gastos del siguiente año escolar, no se trata de que no disfrute ese dinero por el que con tanta ilusión trabajó, pero al menos, que sienta también que aportó algo para la familia, esta simple acción le servirá muchísimo en el futuro.

Lo que se regula en el país



El Ministerio de Trabajo y Previsión Social, autoriza permisos de trabajo con vigencia de un año y tres meses, a adolescentes menores de dieciocho años de edad que deseen laboral.

Entre los principales requisitos que los jóvenes deben presentar están: Cumplir con la edad mínima requerida de 14 años, para ser autorizado como un adolescente trabajador (Art. 59 LEPINA), presentar tres fotografías recientes (de frente), partida de nacimiento original y copia.

Además constancia de estudios vigente, para garantizar la asistencia del adolescente a la escuela. (Art. 62 literal C) LEPINA) y resultados de exámenes de laboratorio: general de heces, general de orina y serología; dichos exámenes servirán para que al adolescente le pueda ser practicado un examen médico que certifique que se encuentra en condiciones adecuadas para desempeñar el trabajo (Art. 68 LEPINA).

Otro requisito es presentar una hoja patronal, emitida por la empresa contratante debidamente firmada y sellada por el departamento de Recursos Humanos de dicha compañía.

En el país se regula que la jornada de trabajo de los adolescentes menores de dieciséis años, en cualquier clase de trabajo, no podrá ser mayor de 6 horas diarias, ni de 34 horas semanales (Art. 60 LEPINA).

Está prohibido el trabajo nocturno. (Art. 60 LEPINA) y las personas mayores de 16 años podrán realizar trabajos o labores domesticas como empleadas. (Art. 64 LEPINA)

Los adolescentes pueden desempeñarse en cualquier trabajo, exceptuando aquellos considerados como actividades y trabajos peligrosos (Acuerdo No 241 “Listado de actividades y trabajos peligrosos en los que no podrán ocuparse niños, niñas y adolescentes”, entre los que se pueden mencionar corta de caña, cohetería y otros).

Si eres adolescente y estás interesado en obtener un empleo puedes acercarte a las oficinas del Ministerio de Trabajo y Previsión Social para obtener más detalles.

El Departamento Nacional de Empleo del MTPS, ha facilitado el procedimiento para que menores de edad, puedan encontrar oportunidades laborales que cumplan con los requisitos que establece la ley, arriba mencionados.

El Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia ha establecido políticas para incrementar progresivamente la edad mínima de admisión al empleo, hasta llegar a un nivel en que haga posible, tanto el desarrollo físico y mental de los adolescentes.

En el ámbito laboral donde los adolescentes ejerzan un trabajo es necesario que se aplique el Artículo 57 de la Ley LEPINA, que establece: “Los adolescentes tienen el derecho a ser protegidos ante toda práctica laboral que, dentro del sector formal e informal de la economía, ponga en riesgo el ejercicio de sus derechos. Para tales efectos, el Estado y la sociedad formula las políticas, planes, programas y medidas de protección tendentes a erradicar el trabajo de las niñas,  niños y adolescentes que no han cumplido la edad mínima para el trabajo”.

MTPS verifica que todas las empresas cumplan con los artículos que la ley estipula, realiza visitas e inspecciones en los lugares de trabajo. 

El Artículo 59 de la ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (LEPINA), establece que: “La edad mínima para que una persona pueda realizar actividades laborales es de catorce años de edad, siempre y cuando se garantice el respeto de sus derechos y no perjudique el acceso y derecho a la educación. Bajo ningún concepto se autorizará el trabajo para las niñas, niños y adolescentes menores de catorce años”

400 permisos para que menores de 18 años puedan trabajar, había autorizado el Ministerio de Trabajo hasta noviembre de 2014.

34 horas semanales como máximo son las que puede trabajar un menor en el país, según lo regula el Ministerio de trabajo.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , ,
Categories: Campañas e iniciativas | Consejos laborales | Economía y trabajo | Empresas y RRHH | Entrevista laboral | Recursos Humanos | Reporte demanda laboral
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados