Blog oficial de Tecoloco El Salvador

Noticias de empleo-trabajo, tips profesionales, consejos laborales, cómo buscar trabajo, donde encontrar empleo, temas de interés laboral, entre otros.



Artículos



¿Cómo frenar a los empleados destructivos?

June 3, 2015 09:45 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Cómo lidiar con ellos

Fomente un buen clima en la oficina

 

mobbing, bulliting, oficina, empleados destructivosSon los primeros en señalar los errores de otros, están siempre listos para emitir comentarios negativos respecto a sus otros compañeros e incluso de la misma organización, son pesimistas y por lo común agresivos, buscan desvalorizar a sus colegas y hacerlos sentir inseguros sobre su desempeño. 

 

Por sentido común, cuando en una cesta de frutas hay una que está excesivamente madura y que presumimos puede podrirse y terminará echando a perder al resto, la sacamos de la cesta y salvamos a las demás.

 

En la vida diaria es igual, en todos los grupos humanos siempre habrá personas que no lograrán encajar del todo y por el contrario, contaminan el ambiente y terminan por crear descontentos colectivos. Se suelen identificar con facilidad porque son pesimistas frente al entorno, siempre están vertiendo comentarios negativos de todo y de todos, y a menudo están de mal humor.

 

La médico y sicóloga Zulma Rivas de Ríos, experta en problemas de personalidad, los define como individuos destructivos o tóxicos. Cuando estos se hallan en los lugares de trabajo, el comportamiento que ejecutan hacia otros puede calificarse como acoso o “mobbing”, término en inglés, y que es similar al ya conocido “bulling”.

 

Los empleados destructivos, son casi siempre agresivos, están continuamente enojados y descargan su ira con compañeros a los que consideran más débiles. Según la doctora Rivas, otra característica común en ellos es que tienen una desesperada necesidad por sobresalir frente al resto, por hacerse notar.

 

“Están siempre tratando de sobresalir por algo, generalmente por baja autoestima o por envidias, celos, tráfico de influencias o porque no se sienten seguros de sus capacidades y van a tratar de pararse encima de otro y destruirlo”, explica la doctora.

 

Según al profesional, ese es uno de los principales motivos que tienen los destructivos para hacer sufrir a otros en lo laboral. “A veces los destructivos no son malos empleados, pero no pueden ver que otro sobresalga, porque buscarán destruirlo o desesperarlo para que se vaya, y poder ellos  quedar en ese puesto”, dice. De acuerdo a la profesional, otra de las motivaciones es la sexual, hay mujeres - y a veces  hombres- que son también maltratados en las compañías, si se niegan a las insinuaciones que otros colegas les hacen, esto es más común de jefe a subalterno. La herramienta que las personas destructivas usan principalmente es la burla, se valen de la compañía de otros compañeros, para escoger a un colega y mofarse de él. La burla, puede pasar a la descalificación del compañero, el hacerle ver siempre sus errores, minimizarlo y en ocasiones hasta atacarlo verbalmente.

 

Según la doctora Rivas, el acoso de un compañero hacia otro, puede hacer que el segundo se sienta desvalorizado, le afecta su trabajo y su desempeño.

 

En los destructivos también son comunes los chismes y las calumnias, lo que busca es de desprestigiar a su otro compañero, en ocasiones no solo en el aspecto laboral, sino en su vida personal. Otras formas que usa el empleado tóxico, es marginar a su colega, boicotearle su producción, darle avisos equivocados para que llegue tarde a una reunión o no llegue. 

 

La doctora Rivas de Ríos aclara que para que esto ocurra, el empleado destructivo suele estar a menudo en una posición de poder, ya sea una jefatura o cuenta con el favoritismo o protección del director o jefe de la empresa o departamento. “Ese empoderamiento, facilita que puedan atacar a otro, y saber que este, o no lo denunciará o no le creerán”, explica la doctora.

 

Otro aspecto a destacar es que no todas las personas son víctimas de estos empleados tóxicos. Aquellas que tienen una autoestima baja, son inseguras como profesionales o están continuamente buscando la aprobación de otros, suelen ser presa fácil de los abusadores.

 

La víctima de una persona destructiva, generalmente baja su productividad, y si no está preparada para enfrentar a su compañero destructivo, suele llegar a creer que su desempeño es mediocre. La doctora Rivas, advierte que en casos graves, el nivel de estrés es tal, que es común que padezca enfermedades reales o imaginarias y por lo mismo, se ausente a menudo de sus labores.

 

Esto último es más frecuente cuando la persona destructiva es el jefe, y por su posición de poder, el empleado siente temor, no busca enfrentarlo, teme denunciarlo y casi siempre, termina por renunciar a la empresa o pedir un traslado. 

 

Cómo lidiar con ellos

 

El primer paso es denunciar, dice la experta. Acudir al jefe inmediato y explicarle lo que está sucediendo para que tome cartas en el asunto. Un recurso útil es contar con pruebas que puedan ayudarle a demostrar que ha sido víctima de maltrato. Correos electrónicos, mensajes de teléfono, incluso grabaciones pueden ser importantes, cuando está en juego la credibilidad de un empleado.

 

Otra buena idea, es buscar testigos, si el empleado presiente que el colega o jefe lo ha citado para insultarlo o hacerlo sentir menos, debe invitar a otro compañero a que lo acompañe , para que luego le ayude a corroborar su denuncia. La sicóloga, aconseja que siempre se use el recurso de hablar, de comentar lo que pasa, aun si el destructivo es el jefe, en este caso la puerta a tocar será el departamento de Recursos Humanos.

 

Según la experta la labor de este departamento es vital para que exista un buen clima organizacional dentro de las compañías. “Lo más sano o preventivo en las empresas, sería que la Dirección tuviera varias estrategias para detectar a compañeros destructivos, como por ejemplo, promover convivios para que Recursos Humanos vea cómo se están llevando los colaboradores”, dice la doctora.

 

Otro buen recurso es colocar buzones de sugerencias donde los trabajadores puedan, con el respeto debido, enviar quejas o sugerencias sobre el entorno y también denunciar irregularidades.

 

Recursos Humanos, dice la sicóloga, debería también impulsar talleres motivacionales, con los jefes de secciones o entre grupos de empleados, donde puedan sentirse libres de expresar cualquier problema. “Al hacer estas acciones se ganará fidelidad, productividad, afecto a la compañía”, asegura la entrevistada. 

 

Según ella, el esfuerzo que las compañías hagan por mantener un buen clima organizacional mejorará ampliamente la productividad. “Para curarse en salud, evitar reingenierías organizacionales o despidos, las empresas deben trabajar en el clima organizacional, usar sicología preventiva que vigile y detecte cómo es el ambiente laboral”, explica. 

 

Otro aspecto importante es hacer sentir a los empleados que son valorados. “Enviar correos motivacionales, colocar pizarras con empleados destacados y estimular con capacitaciones o actividades extralaborales, puede hacer una gran diferencia entre una compañía y otra”,  concluyó. 

 

Fomente un buen clima en la oficina

 

Todos tenemos malos días, pero no deje que estos afecten su entorno. Por el contrario contribuya a propiciar un ambiente ligero, cómodo y amigable: 


Aléjese de las tormentas


Si de clima organizacional se trata, lo mejor es que siempre brille el sol. Si observa situaciones o personas conflictivas que generan “tormentas”, aléjese de ellas. 


Si está de mal humor...

 

A lo mejor hoy, amaneció de mal humor, si es así, evite contaminar su entorno y manténgase en lo posible lejos de otros, para no contagiarlos


Hable con otros, salude

 

Un simple chiste, puede relajar a un grupo que se hallaba atareado o estresado. Hable con sus compañeros, salúdelos, preocúpese por ellos, eso fomenta el compañerismo


Conozca la empresa 

 

La mayoría de compañías tienen más de 100 empleados, y muy pocos se toman el tiempo de conocerse entre sí, haga un esfuerzo por contactar a colaboradores de otras áreas


Haga convivios o reuniones

 

Aunque le compete a Recursos Humanos generar un buen clima organizacional, usted como colaborador puede propiciar pequeños encuentros que fomenten el compañerismo

 

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink



Desafiando el acoso y maltrato laboral

July 26, 2013 10:01 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Abuso de poder

Consecuencias del acoso

¿Qué hacer?

OIT: Aumentan  nuevas formas de violencia en los trabajos

Una práctica extendida en la región

EDH
 

Desafiando el acoso y maltrato laboralInsultos, desprecios, humillaciones y críticas destructivas hacia el trabajo de una persona, caracterizan al “Mobbing” o maltrato laboral, conducta muy similar al “Bullying” que se da entre escolares. 

 
Según la  psicóloga Emilia López todo empleado está expuesto a ser agredido, acosado o amenazado por otro compañero de trabajo. El objetivo del agresor, en este caso es que la persona se retire y se de por vencida, para después tomar los recursos o el puesto de la víctima. “También puede suceder que, si son dos personas en un mismo puesto, el agresor busca sobresalir u opacar a su similar, suele suceder que el compañero lo excluye del trabajo o le asigna mal las tareas”, afirma la especialista. Se puede dar en empleados del mismo nivel, por rivalidad entre jefes o de jefe a subordinado.
 

Abuso de poder

 
Si el acoso viene del jefe, el subordinado experimenta exclusión por parte de su superior, no lo toma en cuenta en reuniones, capacitaciones, carga laboral desequilibrada o lo hace trabajar horas extras, mientras que a sus compañeros los suele premiar. Además presenta menosprecio hacia sus ideas y propuestas,  a través de una crítica destructivas incluso palabras peyorativas.
 
El empleado debe saber diferenciar la camaradería con el abuso, porque a veces eso también se presta a la falta de respeto. “Un jefe que abusa del poder que la empresa o su puesto le da, y trata a su empleado de forma despreciativa, incluso con lenguaje soez, a parte de ser un pésimo líder, termina siendo autoritario”, comenta la profesional.
 
Apodos, sustituciones del nombre por una palabra impropia, malos tratos como jaloneos, golpecitos, entran en la categoría de Mobbing. También hay que identificar si el jefe o compañero es una persona molesta en su carácter y forma de ser o si tiene un objetivo y solo molesta a alguien en específico. Porque si la persona tiene el mismo proceder con todo mundo, dentro o fuera del trabajo, esta persona solo es un tipo molesto al que solo hay que ignorar o mantener al margen, independientemente de su rango. Mientras que un acosador laboral tiene un objetivo específico: hostigar a una persona o su grupo de trabajo, hasta desesperarlos, con la mira de dañar y destruir.
 

Consecuencias del acoso

 
La víctima puede presentar somatizaciones (enfermedades producto de trastornos psicológicos),  que se manifiestan de forma física con padecimientos como dolores de cabeza, pérdida de apetito, gastritis, colitis, desordenes alimenticios, perdida o aumento de peso de forma involuntaria. “A medida la situación se va formando más hostil en el área de trabajo, puede trascender a malestar en el hogar, con la familia o con amigos, porque el nivel de estrés es tan alto que nos descargamos con ellos” comenta la psicóloga. La víctima puede encerrarse en ese malestar, a tal grado que lo que le sucede en la oficina es su único tema de conversación, con un descontrol de las emociones que le vuelve insoportable la convivencia en cualquier lugar.
 

¿Qué hacer?

 
Lo primero es controlar las emociones, porque el ser víctima y no poder defenderse genera enojo, tristeza y llanto, por eso hay que reconocer lo que está pasando, ser sincero y en la medida de lo posible no dejar que afecte. 
 
  • Cuando la persona que está siendo víctima, tenga el control, entonces puede ir donde el agresor y confrontar la situación específica, con evidencia a la mano, puede echar mano de correos electrónicos o grabaciones con la ayuda del celular, además busque nunca quedarse solo con el agresor, porque él busca aislar.
  • Exprésele lo que no le gusta de su forma de proceder, pero siempre guardando la tranquilidad, porque si pierde el control el agresor será quien gane.
  • Demostrar que él no tiene el control, ese es un gran paso y si la situación no mejora, es el momento de buscar al jefe inmediato superior para ponerlo al tanto de lo que está pasando.
  • En caso de que el agresor sea el jefe debe acudir a otras instancias, hasta lograr que alguien escuche.“Algunas veces se enfrentará al nepotismo y que a pesar de buscar ayuda no encuentra apoyo o nadie le escucha porque la persona tiene respaldo de los superiores, en ese caso no queda otra alternativa que continuar con su trabajo de la mejor manera y buscar vías alternas”, sugiere la profesional.
  • Trate de mejorar profesionalmente y válgase de sus contactos para buscar una nueva alternativa laboral, sin darse por vencido. 
  • Además debe estar consciente que este tipo de personas están en todas partes, lo mejor es enfrentarlos cuando es necesario y estar consciente que el acoso no sucede porque se estén haciendo mal las cosas. Tenga en cuenta que el hecho de abandonar ese ambiente laboral, no significa que el agresor ganó, usted debe hacerlo por su bienestar, sin importar lo demás.
 

OIT: Aumentan  nuevas formas de violencia en los trabajos

 
Según un informe emitido por la Organización Internacional de Trabajo OIT en el año 2006, la violencia en el trabajo está en aumento a nivel mundial, a través de prácticas como la intimidación, el hostigamiento sistemático o mobbing, las amenazas por parte de compañeros sicológicamente inestables, el acoso sexual y los homicidios. El estudio advierte que los costos de la violencia en el lugar de trabajo son enormes y pueden causar pérdidas millonarias debido a causas como el ausentismo o las licencias médicas.
 
“La intimidación, el acoso, el hostigamiento y otras conductas similares pueden ser tan dañinos como la pura y simple violencia física”, señala el documento.  La inestabilidad de muchos tipos de empleos que es característica en estos tiempos genera enormes presiones en el lugar de trabajo, estos signos de violencia aparecen cada vez con más frecuencia. 
 
La OIT también adoptó algunos convenios sobre la protección de los trabajadores y la dignidad en el trabajo. En 2004, fue publicado el Repertorio de recomendaciones prácticas sobre la violencia en el trabajo en el sector de servicios y medidas para combatir este fenómeno. El documento de la OIT aborda la difusión y la gravedad de los actos de violencia en los sectores de servicios e industria. Por otra parte la OIT, junto con organizaciones como el Consejo Internacional de Enfermería, la Organización Mundial de la Salud e Internacional de Servicios Públicos, desarrollaron una serie de estrategias para combatir la violencia en el trabajo en el sector de la salud.
 

Una práctica extendida en la región

 
Otro estudio realizado por la OIT en 15 países europeos, mostró que la intimidación y el acoso eran prácticas extendidas en la región. Otra encuesta, realizada en el  2002 en Alemania, permitió estimar que más de 800,000 trabajadores eran víctimas de “mobbing”, que involucraba a un grupo de trabajadores practicando acoso psicológico contra un colega. Ante esta recurrente situación,  el organismo internacional  busca soluciones. Considerando necesario abordar el problema de la violencia en el trabajo, ha generado una serie de estrategias de prevención novedosas y efectivas.  

 

Volver al índice

Tags: , , ,
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink



Carta de renuncia efectiva

November 1, 2012 17:51 by Tecoloco El Salvador

 

Contenido

 

La carta de renuncia y razones bajo las que se presenta

¿Por qué es importante presentar carta de renuncia? 

¿Cómo afecta el trabajo excesivo?

 

 
 Carta de renuncia efectiva
 
Aunque no es fácil determinar un estimado claro y actual del número de renuncias registradas cada año en las empresas de El Salvador, sí se conoce el número del crecimiento de la tasa de desempleo en los últimos  años, pues este pasó de ser de un 5% aproximadamente en la última década desde el 2000, a un 7.1%  para este año 2012, dejando un porcentaje de 11.6% de personas desocupadas. Tal cantidad es  equivalente a unos 146 mil 858 habitantes salvadoreños sin empleo.Estos datos estadísticos lo que hacen es  reflejar que el nivel de desempleabilidad en el país tiende a acrecentarse y entre las principales razones para que  eso suceda se ubican: la frecuencia con la que algunos trabajadores presentan sus renuncias a sus empleos; y al  despido justificado que ejercen las empresas según sus condiciones y necesidades.
 
 Sin embargo, a pesar de ese crecimiento del desempleo, la situación de las fuentes de trabajo en el país se  mantiene. Eso queda demostrado debido a que el número de personas ocupadas en el país es bastante  significativo y considerable respecto a otros países y se configura por una cifra superior a los 2 millones  de trabajadores dentro del sector formal del país. En otras palabras, eso se traduce  a que a pesar de los  números de desempleo que sufre el mercado laboral salvadoreño, siempre las personas podrán tener la  oportunidad de reinstalarse en las labores que saben hacer, pero en otras instituciones. 
 
Por todo lo anterior es que, si es tu caso el querer renunciar, debes considerar las consecuencias de hacerlo, pero saber que en el país una reubicación en tus labores sí es posible, y más si cuentas con la experiencia y preparación necesaria para ser un profesional competitivo en el mercado. Sin embargo, a parte de las repercusiones que pueda traer la renuncia, debes también tener presente que bajo los motivos que sean los que te impulsan a tomar esa decisión de retirarte de tu lugar de trabajo, tu deber como buen profesional y empleado es realizar el procedimiento de renuncia como se debe.
 

La carta de renuncia y razones bajo las que se presenta

 
La carta de renuncia es el primer paso del proceso formal de abandono del lugar de trabajo que realiza un empleado que ya no desea continuar prestando sus servicios en la institución. Al presentarla el empleado demuestra que le interesa dar por terminado el contrato que adquirió con la empresa y la relación laboral que existía entre ambos. Este documento da por hecho el deseo de renuncia, especificando los motivos que causaron la decisión y los agradecimientos al empleador por la oportunidad de haber laborado en esa institución hasta esa fecha.
 
Las dos razones más comunes, que dentro de ellas encierran diversos motivos, por las cuales el trabajador se decide a presentar su carta de renuncia son las siguientes: 
 
•El malestar laboral o ante el ambiente de trabajo: dado por diversas razones como malas relaciones laborales, un clima laboral negativo, acoso, irrespeto, estrés ante el trabajo realizado, problemas de salud como consecuencia de las tareas asignadas, riesgos al cumplir con el cargo, insatisfacción o carencia de servicios sociales o prestaciones, inconformidad en el pago salarial, inconveniencia con los horarios laborales, etcétera.
•Una nueva oportunidad laboral: en este caso pueda ser que la oferta realizada por otra empresa resulta más atractiva y conveniente para el trabajador. A la vez que ofrezca mejores posibilidades de crecimiento personal y profesional.
 

¿Por qué es importante presentar carta de renuncia? 

 
Presentar la carta de renuncia es indispensable dentro del proceso de terminación del contrato pues denota el interés del empleado por hacer las cosas bien. Otros motivos importantes por los que se debe redactar este documento al renunciar son los siguientes: 
 
•Por finalizar la relación laboral en buenos términos.
•Para dejar expresada una muestra de respeto a la institución y al empleador.
•Por formalidad y seguimiento de un proceso establecido y estipulado en el reglamento o políticas de las empresas.
•Para demostrar tu nivel de profesionalismo y seriedad ante las cosas importantes.
•Para dejar constatado que se efectuó la renuncia como es debido y dejar de manifiesto las razones válidas que conducen a la renuncia. Es decir, como registro de certificación del motivo por el cual se está renunciando.
•Para dejar abierta una buena relación entre tu jefe anterior y tú. Recuerda que en el futuro podrás requerir de las referencias laborales que él dé o de la recomendación de la empresa para otro posible empleo.
 

¿Cómo elaborar la carta de renuncia?

 
La elaboración de una carta de renuncia es sencilla. Luego de tomada la decisión de renunciar, solamente debes tener presente los aspectos que debe incluir el documento y estos son:
•Un breve saludo y, posteriormente, una introducción a la razón de la redacción del documento: la decisión de renuncia.
•Los motivos detallados que condujeron a la renuncia. Es decir una explicación del porqué has tomado la determinación de cambiar de empleo.
•Informar sobre la fecha específica en la que dejarás de trabajar y presentarte a la oficina. Recuerda que ésta debe ser aprobada antes de que decidas dejar de ir, es decir, no faltes al trabajo y dejes incumplido tu período laboral hasta que se te notifique formalmente la aceptación de tu decisión con tales condiciones propuestas por ti. En esta parte también debes manifestar tu compromiso por dejar finalizadas todas tus tareas y labores pendientes.
•Finalmente, debes incluir los agradecimientos respectivos a la empresa y a tu jefe por permitirte trabajar en ella y por darte la oportunidad de crecer, ganar experiencia y demostrar tus capacidades.
 
Luego preocúpate por que la carta sea:
 
•Lo más breve, concisa y clara posible.
•Debe ser redactada con buena ortografía y un vocabulario formal
•Debe tener la firma de quien la emite y su nombre completo.
 
 



Autor: Tecoloco El Salvador

 

Volver al índice

Tags:
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink

Artículos destacados