¿Cómo frenar a los empleados destructivos?

June 3, 2015 09:45 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Cómo lidiar con ellos

Fomente un buen clima en la oficina

 

mobbing, bulliting, oficina, empleados destructivosSon los primeros en señalar los errores de otros, están siempre listos para emitir comentarios negativos respecto a sus otros compañeros e incluso de la misma organización, son pesimistas y por lo común agresivos, buscan desvalorizar a sus colegas y hacerlos sentir inseguros sobre su desempeño. 

 

Por sentido común, cuando en una cesta de frutas hay una que está excesivamente madura y que presumimos puede podrirse y terminará echando a perder al resto, la sacamos de la cesta y salvamos a las demás.

 

En la vida diaria es igual, en todos los grupos humanos siempre habrá personas que no lograrán encajar del todo y por el contrario, contaminan el ambiente y terminan por crear descontentos colectivos. Se suelen identificar con facilidad porque son pesimistas frente al entorno, siempre están vertiendo comentarios negativos de todo y de todos, y a menudo están de mal humor.

 

La médico y sicóloga Zulma Rivas de Ríos, experta en problemas de personalidad, los define como individuos destructivos o tóxicos. Cuando estos se hallan en los lugares de trabajo, el comportamiento que ejecutan hacia otros puede calificarse como acoso o “mobbing”, término en inglés, y que es similar al ya conocido “bulling”.

 

Los empleados destructivos, son casi siempre agresivos, están continuamente enojados y descargan su ira con compañeros a los que consideran más débiles. Según la doctora Rivas, otra característica común en ellos es que tienen una desesperada necesidad por sobresalir frente al resto, por hacerse notar.

 

“Están siempre tratando de sobresalir por algo, generalmente por baja autoestima o por envidias, celos, tráfico de influencias o porque no se sienten seguros de sus capacidades y van a tratar de pararse encima de otro y destruirlo”, explica la doctora.

 

Según al profesional, ese es uno de los principales motivos que tienen los destructivos para hacer sufrir a otros en lo laboral. “A veces los destructivos no son malos empleados, pero no pueden ver que otro sobresalga, porque buscarán destruirlo o desesperarlo para que se vaya, y poder ellos  quedar en ese puesto”, dice. De acuerdo a la profesional, otra de las motivaciones es la sexual, hay mujeres - y a veces  hombres- que son también maltratados en las compañías, si se niegan a las insinuaciones que otros colegas les hacen, esto es más común de jefe a subalterno. La herramienta que las personas destructivas usan principalmente es la burla, se valen de la compañía de otros compañeros, para escoger a un colega y mofarse de él. La burla, puede pasar a la descalificación del compañero, el hacerle ver siempre sus errores, minimizarlo y en ocasiones hasta atacarlo verbalmente.

 

Según la doctora Rivas, el acoso de un compañero hacia otro, puede hacer que el segundo se sienta desvalorizado, le afecta su trabajo y su desempeño.

 

En los destructivos también son comunes los chismes y las calumnias, lo que busca es de desprestigiar a su otro compañero, en ocasiones no solo en el aspecto laboral, sino en su vida personal. Otras formas que usa el empleado tóxico, es marginar a su colega, boicotearle su producción, darle avisos equivocados para que llegue tarde a una reunión o no llegue. 

 

La doctora Rivas de Ríos aclara que para que esto ocurra, el empleado destructivo suele estar a menudo en una posición de poder, ya sea una jefatura o cuenta con el favoritismo o protección del director o jefe de la empresa o departamento. “Ese empoderamiento, facilita que puedan atacar a otro, y saber que este, o no lo denunciará o no le creerán”, explica la doctora.

 

Otro aspecto a destacar es que no todas las personas son víctimas de estos empleados tóxicos. Aquellas que tienen una autoestima baja, son inseguras como profesionales o están continuamente buscando la aprobación de otros, suelen ser presa fácil de los abusadores.

 

La víctima de una persona destructiva, generalmente baja su productividad, y si no está preparada para enfrentar a su compañero destructivo, suele llegar a creer que su desempeño es mediocre. La doctora Rivas, advierte que en casos graves, el nivel de estrés es tal, que es común que padezca enfermedades reales o imaginarias y por lo mismo, se ausente a menudo de sus labores.

 

Esto último es más frecuente cuando la persona destructiva es el jefe, y por su posición de poder, el empleado siente temor, no busca enfrentarlo, teme denunciarlo y casi siempre, termina por renunciar a la empresa o pedir un traslado. 

 

Cómo lidiar con ellos

 

El primer paso es denunciar, dice la experta. Acudir al jefe inmediato y explicarle lo que está sucediendo para que tome cartas en el asunto. Un recurso útil es contar con pruebas que puedan ayudarle a demostrar que ha sido víctima de maltrato. Correos electrónicos, mensajes de teléfono, incluso grabaciones pueden ser importantes, cuando está en juego la credibilidad de un empleado.

 

Otra buena idea, es buscar testigos, si el empleado presiente que el colega o jefe lo ha citado para insultarlo o hacerlo sentir menos, debe invitar a otro compañero a que lo acompañe , para que luego le ayude a corroborar su denuncia. La sicóloga, aconseja que siempre se use el recurso de hablar, de comentar lo que pasa, aun si el destructivo es el jefe, en este caso la puerta a tocar será el departamento de Recursos Humanos.

 

Según la experta la labor de este departamento es vital para que exista un buen clima organizacional dentro de las compañías. “Lo más sano o preventivo en las empresas, sería que la Dirección tuviera varias estrategias para detectar a compañeros destructivos, como por ejemplo, promover convivios para que Recursos Humanos vea cómo se están llevando los colaboradores”, dice la doctora.

 

Otro buen recurso es colocar buzones de sugerencias donde los trabajadores puedan, con el respeto debido, enviar quejas o sugerencias sobre el entorno y también denunciar irregularidades.

 

Recursos Humanos, dice la sicóloga, debería también impulsar talleres motivacionales, con los jefes de secciones o entre grupos de empleados, donde puedan sentirse libres de expresar cualquier problema. “Al hacer estas acciones se ganará fidelidad, productividad, afecto a la compañía”, asegura la entrevistada. 

 

Según ella, el esfuerzo que las compañías hagan por mantener un buen clima organizacional mejorará ampliamente la productividad. “Para curarse en salud, evitar reingenierías organizacionales o despidos, las empresas deben trabajar en el clima organizacional, usar sicología preventiva que vigile y detecte cómo es el ambiente laboral”, explica. 

 

Otro aspecto importante es hacer sentir a los empleados que son valorados. “Enviar correos motivacionales, colocar pizarras con empleados destacados y estimular con capacitaciones o actividades extralaborales, puede hacer una gran diferencia entre una compañía y otra”,  concluyó. 

 

Fomente un buen clima en la oficina

 

Todos tenemos malos días, pero no deje que estos afecten su entorno. Por el contrario contribuya a propiciar un ambiente ligero, cómodo y amigable: 


Aléjese de las tormentas


Si de clima organizacional se trata, lo mejor es que siempre brille el sol. Si observa situaciones o personas conflictivas que generan “tormentas”, aléjese de ellas. 


Si está de mal humor...

 

A lo mejor hoy, amaneció de mal humor, si es así, evite contaminar su entorno y manténgase en lo posible lejos de otros, para no contagiarlos


Hable con otros, salude

 

Un simple chiste, puede relajar a un grupo que se hallaba atareado o estresado. Hable con sus compañeros, salúdelos, preocúpese por ellos, eso fomenta el compañerismo


Conozca la empresa 

 

La mayoría de compañías tienen más de 100 empleados, y muy pocos se toman el tiempo de conocerse entre sí, haga un esfuerzo por contactar a colaboradores de otras áreas


Haga convivios o reuniones

 

Aunque le compete a Recursos Humanos generar un buen clima organizacional, usted como colaborador puede propiciar pequeños encuentros que fomenten el compañerismo

 

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , ,
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados