Miedo a iniciar en una nueva empresa

March 23, 2018 15:25 by Tecoloco El Salvador

 

Contenido

 

Miedo a iniciar en una nueva empresa


Nuevo trabajo el salvadorTomar la decisión de cambiar de trabajo puede ser un proceso bastante complejo, sobre todo cuando el trabajo que se ha dejado tenía diversos beneficios. Sin embargo, en el camino profesional, hay que saber aprovechar las oportunidades, arriesgarse e iniciar nuevos retos que, por supuesto, conlleven al crecimiento tanto a nivel individual y profesional.

En El Salvador, el acceso al empleo ha sido un problema complejo durante décadas, llevando a los profesionales a ser cada vez más competitivos. Ya que según los datos brindados por la Dirección General de Estadísticas y Censos (DYGESTIC) en su Encuesta de Hogares y Propósito Múltiple en el año 2016, la Población Económicamente Activa (PEA) indicaba que, de cada 100 personas empleadas, 29 están subempleadas, es decir, que no tienen un ingreso fijo mensual.

Sin embargo, para un país que continúa recuperándose de una crisis económica reciente, generar empleos suficientes para satisfacer la demanda de profesionales disponibles no es tan sencillo. Por ello, los profesionales salvadoreños deben saber reconocer las oportunidades de mejorar y aprovecharlas cuando puedan hacerlo.

No obstante, a pesar de lo emocionados que podamos sentirnos al recibir esa llamada, donde nos indican que somos la persona seleccionada para la plaza que estábamos buscando, siempre podemos experimentar algún tipo de temor cuando es momento de enfrentar un nuevo reto. Así, el famoso “miedo a lo desconocido” se hace presente y cada vez más fuerte a medida que se acerca el día de iniciar el nuevo empleo. Si este es tu caso, no te preocupes. En primer lugar, debes tener claro que sentirse así es completamente normal, pues es parte de la transición que implica cambiar de empleo; pasar de un entorno familiar a uno nuevo, conocer nuevas personas, realizar nuevas actividades, etc.

Consejos para superar tu miedo a iniciar en una nueva empresa


Sentir miedo o ansiedad ante un cambio es una situación completamente normal, pero también es importante conocer mecanismos para superarlo. Por ello, a lo largo de este artículo, te contaremos cómo, a través del reconocimiento interno de aquello que genera temor, es posible convertir estas sensaciones negativas en positivas y, así enfrentar el nuevo reto con entusiasmo y actitud positiva.

1. La importancia de identificar qué nos genera temor

Ya sabemos que, a grandes rasgos, el hecho de iniciar un nuevo empleo es lo que causa temor. Sin embargo, es importante, y necesario, hacer un ejercicio de reflexión sobre aquello que nos genera dudas o miedos específicos respecto a este importante cambio. ¿Será el nuevo jefe?, ¿los nuevos compañeros?, ¿una plaza muy diferente a la anterior?, ¿la nueva ruta que hay que tomar?, ¿los horarios? Pregúntate realmente qué te da miedo, con qué no te sientes cómodo. Puede que sea solo una de las causas mencionadas, todas u otras que no estén acá destacadas. No importa cuáles ni cuántas sean, debes anotarlas y luego hacerte esta pregunta: ¿por qué esto me da miedo?

A partir del ejercicio anterior podrás tener clara la raíz de tus temores, para así identificar en qué aspectos es necesario trabajar, con el fin de evitar que la nueva experiencia de trabajo termine siento negativa, tanto a nivel personal como profesional.

2. Trabaja, una a una, las causas del miedo que has identificado

Ya tienes la lista de las situaciones que te generan temor, cuando piensas en iniciar tu nuevo trabajo. Ahora, es momento de analizarlas una por una. Así, por ejemplo, si lo que te ocasiona temor es lo difícil que pueda llegar a ser un nuevo jefe, enfoca tus pensamientos en identificar cómo las experiencias laborales previas te han ayudado a conocer diferentes tipos de jefes y a cumplir sus expectativas, respecto a las actividades que te fueron encomendadas. De esta manera, lograras tener claro que un jefe no debe ser visto como una causa de temor, sino como una oportunidad de aprendizaje. De esta manera, en lugar de preguntarte ¿qué pasa si no le gusta mi trabajo? Pregúntate qué vas a poder aprender de él o ella, de forma que la sensación negativa se transforme en una idea o expectativa positiva.

Ahora, has lo mismo con cada una de las situaciones de tu lista, hasta que acabes con todas las preguntas e ideas que anotaste en ella. Este sencillo ejercicio te ayudará a transformar esas ideas negativas y destructivas, en pensamiento positivo y constructivo. Es fácil, ¿no?

3. Un nuevo trabajo siempre es una nueva oportunidad para aprender y crecer

Hazte una pregunta: ¿qué pasa si en lugar de tener miedo, pienso en todo lo bueno que puedo ganar? Ya sea un mejor salario, más tiempo libre, mejores prestaciones etc. Identifica todo lo bueno que traerá este nuevo trabajo para ti, sobre todo porque será una oportunidad para aprender más, conocer nuevas personas, ganar más experiencia y, así crecer en diversos aspectos. Piensa, además, en todo lo que tus nuevos colegas podrán aprender de ti. Procura mantener una actitud positiva, que te motive a enfrentar con ánimos y valentía el reto que supone iniciar en un nuevo empleo. Así como hay motivos para temer, también los hay para sentirse emocionado y feliz de poder iniciar una nueva experiencia; son precisamente estas emociones positivas las que debes fortalecer, con el fin de minimizar cualquier idea negativa al respecto. Los buenos pensamientos son los que más importancia deben tener.

¿El miedo persiste? Intenta seguir estos consejos:

Si a pesar de todo lo anterior, aún la adversidad del nuevo empleo te genera temor, puedes poner en práctica los siguientes consejos:

  • Busca apoyo de familiares y amigos, no dudes en acudir a familiares y amigos cercanos para contarles aquello que te preocupa, confía en ellos y en los consejos que pueden darte. En situaciones así, siempre es importante sentir apoyo de los círculos más cercanos. No dudes en expresar a los demás cómo te sientes.

 

  • Realiza actividades que te ayuden a despejar la mente, hacer ejercicio, por ejemplo, es una actividad excelente para canalizar el estrés y cualquier pensamiento que nos frustre. Así, puedes salir a trotar, jugar algún deporte, practicar natación, etc., con el fin de despejar tu mente y evitar que los pensamientos negativos te hagan sentir ansioso respecto al trabajo que pronto iniciarás.

 

  • Atrae emociones positivas, piensa en positivo y atraerás cosas positivas. Si enfocas todas tus energías a alimentar ideas negativas, lo más probable es que algo negativo pase. Por ello, en lugar de dejar que las ideas negativas te ganen, lo mejor es combatirlas con ideas positivas.


Recuerda, si has obtenido un nuevo empleo es porque te lo mereces, porque como profesional tienes mucho valor y la empresa que te ha contratado ha sabido reconocerlo. No desanimes. Enfrenta este nuevo reto con la frente en alto, seguro de que será una experiencia enriquecedora, que te ayudará a ser mejor persona y mejor profesional.

 

Volver al índice

Tags:
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados