¿Trabajar con horario fijo o flexible?

September 3, 2015 10:09 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

Modalidades de horario flexible

¿Cuáles son los posibles escenarios?

Ventajas y desventajas



Zona Empleo-EDH.

Laborar en un horario diferente a la rutina de ocho horas seguidas ya no es solo una concesión para disfrutar de las familias. Es una estrategia para optimizar el uso del tiempo y obtener resultados. Sin embargo, no en todos los casos, ni con todos los profesionales; se puede utilizar este esquema. Descubra los pros y los contras.

Las empresas se encuentran hoy en día frente a retos que en ocasiones exigen una dinámica de trabajo diferente. Esto aplica también a profesionales que buscan mejorar su productividad y obtener un buen rendimiento de su tiempo, tanto si trabajan en una compañía como si son independientes.

Es por ello que muchas compañías en el mundo han optado por incluir los horarios flexibles dentro de sus esquemas de trabajo. Esta metodología es asumida como una forma de darle un valor agregado al trabajo y mejorar el cumplimiento de metas.

Pero ¿qué es el horario flexible? Primero que nada, no se trata de que un empleado trabaje menos horas al día o a la semana. Todo lo contrario. Se trata principalmente de reorganizar el tiempo que el profesional le dedica cada día a sus obligaciones.

Esto puede obedecer a diferentes factores: necesidad de mantener comunicación con otros colegas alrededor del mundo, períodos de mayor productividad en el día, compromisos o metas fuera del horario habitual, etc.

Lo principal es que flexibilizar el horario ya no se trata solo de conceder al empleado más tiempo para convivir con su familia, sino que es un elemento importante a considerar para la productividad.

Entonces, si no se trata de trabajar menos tiempo ¿por qué flexibilizar el horario? Pues para incentivar a los empleados y además fomentar un trabajo enfocado al cumplimiento de metas. Por ello esta modalidad está muy relacionada a profesiones que trabajan “por encargo”, es decir, que deben cumplir tiempos de entrega en su deber.

Desarrolladores web, diseñadores gráficos, programadores, consultores, investigadores y otros. La modalidad se puede aplicar también cuando hay proyectos importantes dentro de una empresa, como por ejemplo, la elaboración de una estrategia para el funcionamiento de la misma, revisión de objetivos y más.

Por ello es que adoptar el horario flexible da muy buenos resultados si se aplica con personas responsables y proactivas. Al cambiar la jornada laboral, buena parte de la responsabilidad y supervisión de su trabajo recaerá directamente en el profesional.

Si se da el caso que el trabajador no puede gestionar muy bien su tiempo el problema es que se corre el riesgo de generar atrasos en los tiempos de entrega y provocar faltas laborales. Incluso, se puede afectar la rutina del hogar al mezclarse tareas de la casa con las obligaciones laborales.

Entonces, para sacar el máximo provecho a esta modalidad la empresa primero debe marcar claramente los objetivos que se busca alcanzar: avances específicos en el proyecto, días y horas de entrega, definición de los nuevos horarios, forma en que se confirmará su cumplimiento y otros.

El trabajador, por su parte, debe ser franco en cuanto a los horarios que puede cumplir. Esto para evitar que choquen con responsabilidades del hogar o interfieran en un buen desempeño. Además tiene que definir una agenda de trabajo y asegurarse de cumplirla todos los días para no atrasarse con los períodos de entrega.

Ya que esta rutina de trabajo es especial, se vuelve indispensable priorizar qué se hará cada día y en qué orden. Esta agenda de trabajo no debe considerar solo la importancia de cada tarea, sino la posibilidad de cumplirla adecuadamente con el tiempo disponible.

Modalidades de horario flexible


Lo que define esta rutina de trabajo es el concepto “flexible”, por lo tanto no existe una única forma de aplicarla en una compañía. Normalmente se toman en cuenta las necesidades del proyecto, los objetivos de la empresa y las limitaciones o disposición del empleado.

¿Cuáles son los posibles escenarios?


El más codiciado por un trabajador puede ser el de libertad completa. Es el profesional quien gestiona por completo sus horas de trabajo, siempre y cuando logre cumplir con los tiempos de entrega. Aunque puede ser muy atractivo, es necesario tener cuidado para no generar un desorden en la productividad.

Usualmente trabajan así quienes son profesionales independientes y, por tanto, realizan un servicio eventual para una compañía. Sin embargo, grandes empresas como Google han logrado implementar la dinámica.

Luego está el llamado horario flotante. En él, importa que se cumplan las horas diarias de trabajo. Se caracteriza porque la hora de ingreso del empleado puede ser definida de común acuerdo, siempre y cuando se trabaje durante las ocho horas que exige la jornada.

También es utilizada si, por ejemplo, la rutina es variable. Un empleado que deba trabajar hasta altas horas de la noche un día puede ingresar un poco más tarde al día siguiente, siempre cumpliendo su jornada.

Otra opción es que la empresa ofrezca diferentes opciones de horario: determinadas horas de entrada y salida, varios días de trabajo seguido y luego otras jornadas completas de descanso, etc. El empleado escoge una de estas posibilidades y se adopta como horario fijo.

Ventajas y desventajas


La primera ventaja es que libera al empleado de las “rígidas” jornadas de 8 de la mañana a 5 de la tarde. Por ejemplo una persona que sea “mañanera” puede funcionar mejor trabajando sobre todo a primeras horas del día.

La flexibilidad incentiva al empleado, ya que demuestra que se confía en él. Como consecuencia se aumenta la lealtad con la compañía y la satisfacción laboral.

Si la naturaleza de la empresa requiere una actividad extensa, o de 24 horas, esta modalidad permite distribuir muy bien la fuerza laboral sin necesidad de la pausa generalizada que representan los cambios de turnos.

Una de las principales desventajas es, como ya se mencionó, que se corre el riesgo de perder el control sobre la productividad. Esto si no hay suficientes metas de cumplimiento o si el profesional no es capaz de gestionar el tiempo con responsabilidad.

Por otro lado, se puede crear problemas de comunicación entre colegas o con los supervisores si es que no logran coincidir en sus jornadas de trabajo. El trabajo en equipo puede verse perjudicado si el grupo completo no mantiene su actividad de forma más o menos simultánea.

Puede producirse un agotamiento en los colaboradores si se opta por una modalidad que concentre varias horas de trabajo, aún con días de descanso de por medio.

 

Volver al índice

Tags: , , , , , , , , , , ,
Categories: Campañas e iniciativas | Consejos laborales | Demanda laboral | Economía y trabajo | Formación profesional
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados