Ser líder no es lo mismo que jefe

November 3, 2016 17:42 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 


Zona Empleo-EDH
Zona empleo Lider jefe El Diario de HoyEn todos los equipos de trabajo siempre hay algo que no anda bien, y muchas veces eso tiene que ver con aquellos que han logrado una cuota de poder en la empresa, pero que tienen poca capacidad de liderazgo.

Este artículo no se trata de satanizar a los jefes, pero tampoco de idealizarlos, simplemente puede ayudarte a identificar a esa persona en la que puedes apoyarte o de la que tienes que cuidarte, cuando tú eres su subalterno.

Muchos artículos definen a un buen jefe como aquel que entiende, apoya y colabora a cumplir las metas personales del empleado, porque con ellas también cumple las del equipo que tiene a cargo.

Pero “no hay nada peor que un jefe respirándote en el cuello”, explica el portal Liderazgo Hoy, que trabaja artículos sobre liderazgo, gerencia mercadeo y crecimiento personal.

“Los mejores jefes son los que transfieren poder. Te entrenan y luego te dan libertad de actuar. Monitorean los resultados, pero siempre sientes que tienen confianza en tu juicio”, detalla el sitio electrónico.

Es importante destacar que para que un buen jefe pueda ayudar a otros, debe convertirse en un experto en su posición y su negocio. Sin embargo, también hay jefes que no entienden el negocio, piensan que siempre tienen la razón y, en consecuencia, llevan en la dirección incorrecta a su personal.

No obstante, los subalternos también deben tomar su rol con responsabilidad y no excusarse de sus errores echándole la culpa a sus jefes.

Lo importante es formar un buen equipo, trabajar juntos, buscar soluciones a los problemas y potenciar las oportunidades.

Algo que influye mucho en formar un buen equipo es qué tanto el jefe, en su rol de verdadero líder, se preocupa por que sus subalternos tengan un salario justo, gocen sus días libres, sus vacaciones y siempre sean tratados con respeto.

Por otra parte, aquel “jefe” del que debes cuidarte es del que recarga todos los errores sobre sus empleados y no asume su responsabilidad.

Si bien es cierto que el 99 % de los empleados trabaja por dinero, también hay otros factores que les importan: su realización personal, sus ganas de aportar a una mejor sociedad, entre otras. Por tanto, es vital para un equipo productivo contar con un líder con el que los subalternos se sientan felices de llegar a trabajar a la oficina.

Cuando los jefes no son líderes natos, se dan muchos casos en los que realmente tienen ganado el rechazo de su equipo de subalternos. He aquí algunos ejemplos:

El metido: El que siempre quiere saber los detalles de tu vida personal y además se molesta cuando prefieres no compartirle esos detalles, porque estás convencido de que en realidad ni le importan.

El visceral: El que es poco reflexivo y tiende a dejarse llevar por la situación y #los nervios. La paciencia no está entre sus virtudes y peca de ser poco empático con quienes le rodean.

El original: El que aporta ideas extrañas, muchas veces poco prácticas, que crean #el caos en el equipo, ya que los cambios constantes en el sistema de trabajo #provocan malos entendidos y confusión.

El amigo: Quiere que lo vean como un igual, fomenta la camaradería y les cuenta entre sus contactos de redes sociales, el que incluso va de juerga, con sus empleados, pero ojo, hay que andar con reserva.

El ideal: El que cree que tiene las mejores ideas y ve en sus subalternos competencia. Nadie es perfecto, pero sí existen los buenos jefes. Si tienes la suerte de encontrarte a uno, aprovecha para aprender de él y seguir creciendo como profesional.

 

Volver al índice

Tags: , ,
Categories: Empresas y RRHH
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados