¿Qué es la cultura empresarial?

April 4, 2018 14:23 by Tecoloco El Salvador

 

Contenido

 

Pero ¿qué es la cultura empresarial?

Elementos que caracterizan a la cultura empresarial

¿Cómo identificar la cultura empresarial?

Los tipos de cultura empresarial


Cultura empresarial el salvadorAlrededor del mundo, las empresas se esfuerzan constantemente por renovarse y adaptarse, no solo a las exigencias del mercado global y nuevas tendencias de gestión del talento humano, sino también a las necesidades y características de sus empleados o colaboradores. Así, de acuerdo con una encuesta realizada por una sociedad internacional de Recursos humanos llamada Randstand; que toma en cuenta a más de 10 mil empresarios alrededor del mundo, indica que la cultura organizacional genera un gran impacto en la productividad de los empleados de una empresa.

En El Salvador, muchas empresas e instituciones no se han quedado atrás y, por ello, poco a poco es más común escuchar que estas hablan de “cultura empresarial” al explicar sus dinámicas de trabajo y los valores que les representan, por mencionar algunos ejemplos. Es más común que empresas derivadas de marcas transnacionales sean quienes potencien una cultura empresarial, sin embargo, ha sido una buena práctica retomada por muchísimas empresas a nivel nacional.

Pero ¿qué es la cultura empresarial?


En pocas palabras, la cultura empresarial es el conjunto de valores y filosofías de trabajo que identifican a una empresa y que, al mismo tiempo, la hacen única ante el resto. Se trata de una especie de estrategia de desarrollo interno que las empresas ejecutan para definir el rumbo hacia el que desean dirigirse y la forma en que todos los empleados forman parte importante de las metas que, en conjunto se desean alcanzar.

Así, hay empresas cuya cultura empresarial implica la promoción de valores como el trabajo en equipo y que reconocen a cada empleado como parte de una gran familia. Sin embargo, no se trata únicamente de un discurso sobre el sueño que la empresa espera alcanzar, sino de un estilo de vida dentro de la misma, por lo que es necesario que los nuevos empleados reciban algún tipo de inducción al iniciar sus labores en la empresa, de forma que puedan comprender la cultura de esta y adaptarse a la misma.

Elementos que caracterizan a la cultura empresarial


• Valores, aquéllos que hacen a la empresa única y que son inculcados en todos sus empleados. Es la empresa la que decide qué valores la van a representar y por qué, pero todos los empleados son involucrados al momento de poner dichos valores en práctica.

• Normas, todas las regulaciones propias de la empresa, como códigos de vestimenta y de conducta, así como la delimitación de las relaciones laborales en diversas áreas o departamentos de la empresa. Si bien hay empresas que son más flexibles que otras en este aspecto, es normal que estas busquen que sus regulaciones internas vayan en sintonía con los valores que las representan.

• Metas, principalmente aquellas que se buscan alcanzar de forma conjunta. En este sentido, no se trata de metas específicas de una unidad de la empresa, como la de ventas por poner un ejemplo, sino de metas a mediano y largo plazo en las que todos se vean involucrados para lograrlo, como llegar a ser la empresa líder en el rubro a nivel centroamericano, o ser la empresa con el mejor ambiente para trabajar de El Salvador, etc.

En otras palabras, la cultura empresarial es la identidad de la misma, la suma de todos los elementos que la componen y la caracterizan. Algunos expertos la comparan con el ADN de las personas, con el fin de ejemplificar por qué es tan importante que las empresas cuenten con una cultura sólida, única y bien establecida. Así, es posible hablar de culturas empresariales fuertes y culturas débiles. Ambos conceptos los retomaremos en los párrafos siguientes.

¿Cómo identificar la cultura empresarial?


A pesar de que las empresas hagan un esfuerzo por construir una cultura empresarial, esta puede no ser lo suficientemente fuerte. Así, es posible hablar de dos tipos de cultura empresarial: fuerte y débil.

• La cultura empresarial fuerte, se da cuando las empresas tienen el éxito deseado implementando sus valores y normas, pues estos son compartidos por todos los empleados, quienes los ponen en práctica.

• La cultura empresarial débil, ocurre cuando no todos los miembros de la empresa aceptan con facilidad los valores y normas de la misma, por lo que es necesario diseñar nuevas estrategias que permitan la incorporación de estos valores en todos los empleados, para que puedan ser puestos en práctica diariamente.

Los tipos de cultura empresarial


Diversos estudios sobre gestión del talento humano y dirección empresarial reconocen que, dependiendo del tipo de empresa puede haber diversos tipos de cultura empresarial, algunos de estos tipos son:

1. Cultura de fortalezas, es característica de las pequeñas y medianas empresas, pues se enfocan en la búsqueda de la seguridad y estabilidad en las plazas de sus empleados.

2. Cultura de club, este tipo de filosofías empresariales destacan y reconocen la antigüedad de sus empleados y el compromiso de estos hacia la empresa, pues fomentan la lealtad de cada uno de los colaboradores de la misma.

3. Cultura de academia, consiste en fomentar las capacidades técnicas y conocimientos de los empleados. Este tipo de cultura empresarial reconoce los méritos de sus empleados por medio de promociones laborales, con lo cual impulsan un ambiente tranquilo y estable, como ocurre en las universidades, de ahí su nombre.

4. Cultura de equipo de beisbol, potencia el trabajo en equipo, como su nombre lo indica, pero, al mismo tiempo, da un gran valor a la innovación dentro de la empresa, ya sea de tipo tecnológica o en cuanto a procesos y, además, incentiva la productividad de los empleados, reconociéndolos por la misma.

Adaptarse a la cultura de la empresa en la que se trabaja es de suma importancia para tener un óptimo desempeño en las actividades laborales. Sin embargo, es importante tener claro que, como mencionábamos al inicio, la cultura empresarial varía de empresa a empresa, por lo que, al cambiar de empleo, debes hacerte la idea de que es muy probable que tu nuevo trabajo implique un proceso de adaptación a los valores y filosofía de la empresa o institución que te ha contratado.

Así, lo recomendable es aprovechar estas nuevas experiencias como oportunidades de aprendizaje, que pueden ayudarte a mejorar como persona y como profesional.

 

Volver al índice

Tags:
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados