El buen jefe ¿Nace o se hace?

October 13, 2014 17:49 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

¿Se nace o se hace un jefe?

La imagen

Liderazgo y coherencia

 

Patricia García – Zona Empleo – EDH

 

El buen jefe ¿Nace o se hace?Sin duda alguna existen infinidad de personalidades y rasgos que diferencian a cada uno de los jefes en las oficinas; hay algunos mal humorados, otros del tipo “policíaco” que generan pánico entre sus empleados, hay otros que sonríen a menudo y tienen un sentido más humano con sus colaboradores, otros que, aunque serios denotan respeto y otros que ocupan cargos sin estar preparados para ello. 

 

¿Se nace o se hace un jefe?

 

Aunque la mayoría de veces, al llegar a un puesto de tal magnitud por primera vez no se cuenta con la experiencia necesaria, es bueno asesorarse y no buscar ser el jefe perfecto sino demostrar que tiene las capacidades de dirigir equipos.

 

Ser Líder, es para muchos, una cualidad innata, una vocación. Por otro lado, otros contemplan que ser líder es una cualidad que se forja continuamente. Los especialistas en recursos humanos confirman que alcanzar un buen liderazgo no es un trabajo sencillo, coinciden también en que para ser un directivo exitoso hay que reinventarse constantemente.

 

Un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge han señalado aspectos fundamentales en los que debe trabajar todo gerente para desarrollar una labor óptima.

 

La imagen

 

Es una buena práctica iniciar con un análisis de proyección hacia ¿cómo deseo ser percibido? Qué imagen tienes en tu mente de lo que es un jefe, esto determinará tu comportamiento en el rol a cargo. 

 

Muchos empleados suelen valorar a un jefe que comprende, pero a la vez sabe comandar, para ellos no es primordial que el jefe sea un amigo, pero tampoco debe comportarse como un extraño, y que sepa apreciar la labor de sus subalternos guiándolos hacia el cumplimiento de la meta general.

 

La proyección y atención a uno mismo es sumamente importante pues si  en tu mente se proyecta la imagen de un jefe gruñón, encerrado en su oficina, entonces sin quererlo perseguirás este papel. Proponte crear una imagen de un jefe al que admires, como te gustaría que fuese tu propio jefe.

 

Es relevante salir de los extremos (no ser un jefe sumamente estricto, ni ser uno sumamente permisivo), no se gana la confianza de los empleados asolapando sus acciones, sino haciendo lo correcto. Corregir cuando sea necesario y también felicitar si la empresa marcha bien gracias al apoyo de los colaboradores.

 

La doble moral no funciona en los líderes, no es conveniente aparentar ser una persona diferente frente a los empleados, la hipocresía es mal vista y solo consigue generar malestar en la organización. La coherencia entre discurso y acciones, lograr claridad y transparencia a través de la comunicación, generará un clima laboral más saludable.

 

Los nuevos jefes deben perseguir la misión de sus empresas, pero no deben dejar de lado, que los objetivos se cumplirán más fácilmente cuando todos están en la misma sintonía.

 

Los jefes deben tomar en cuenta que un ambiente estable y de armonía en la oficina atraerá mejores resultados.

 

Liderazgo y coherencia

 

Para los especialistas, el liderazgo está ligado fuertemente a que cada supervisor y cada jefe debe encausar la dirección de los colaboradores para lograr alcanzar los objetivos de la empresa, motivándoles a esforzarse por completar sus metas individuales.

 

“El liderazgo efectivo es un proceso que busca constantemente el desarrollo de un sentido compartido y coherente en el que vamos todos en la misma dirección”, apunta Sonia Bicknell, una de las investigadoras del estudio sobre el Jefe Ideal. 

 

“Mientras que algunos individuos en posiciones de liderazgo pueden ser carismáticos e inspiradores, el resto de nosotros tenemos que optimizar la gama de herramientas para ser buenos líderes”, añade. 

 

Los jefes y sus organizaciones tienen que ir juntos “en una danza dinámica”, Bicknell continúa, y en caso de que el líder no se sienta respaldado por su organización debe comunicarlo y ser transparente, de lo contrario justo ahí comenzarán los obstáculos de mayor envergadura. 

 

Del mismo modo, los directivos tienen que ser muy conscientes de sus propias capacidades, sus preferencias y valores, de su modus operandi ante determinadas situaciones y de lo que aspiran dentro de la empresa y como miembros de su equipo.

 

Los lideres desempeñan múltiples roles como ejecutor de actividades, moderando equipos de trabajo, edificando y tomando decisiones sobre la marcha de un entorno cambiante por el bien de la organización y el equipo. 

 

Actualmente, muchas empresas pueden pasar por períodos de incertidumbre y es importante que los líderes de las entidades se sientan en la capacidad para transmitir seguridad, y coherencia. 

 

Expertos resaltan que una de las tareas principales de los líderes radica en aprovechar los recursos de su equipo, poseer la capacidad de interpretar los datos, para luego transmitir la interpretación propia a su equipo, tratando alcanzar la productividad optima para su organización. 

 

El dialogo, es uno de los elementos trascendentales para los líderes, una comunicación abierta y bidireccional es clave para asegurar que todo el equipo se ha alineado a un valor común y las metas de la organización son uniformes dentro del equipo. 

 

Características para valoras en un buen jefe, según los expertos en RRHH son:

  • La capacidad para crear esperanza
  • Fuerte empuje, 
  • Incentivar el optimismo 
  • Perseverancia dentro de su equipo para obtener los mejores resultados.

 

Volver al índice

Tags: , , , ,
Categories: Empresas y RRHH
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados