Con energía pero sin concentración

February 29, 2012 11:26 by AdminSalvador

Por Angélica Santos EDH


Con energía pero sin concentraciónEl trastorno de déficit de atención con hiperactividad o impulsividad (TDAH) no lo padecen solo los niños, también afecta a los adultos tanto en su vida personal como laboral.

 
En un trabajo no es extraño tener como colaboradores o compañeros de trabajo a hombres y mujeres impacientes, sin concentración y emocionados, cuya energía suele confundirse con una personalidad dinámica y entusiasta. También destaca que estos individuos a menudo no prestan atención suficiente a los detalles, incurren en errores o descuidos en las tareas, parecen no escuchar cuando se les habla directamente, se levantan constantemente y precipitan respuestas sin haber sido completadas las preguntas, no finalizan las tareas asignadas y tienen dificultades para organizar actividades, entre otras características.
 
Este trastorno de déficit de atención con hiperactividad o impulsividad (TDAH), que por lo general es diagnosticado en la infancia, es cada vez más frecuente, y según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, el 3.5 por ciento de las personas adultas la presentan. De igual manera se estima que en los países desarrollados, de un 30 al 60 por ciento de los niños que sufren del trastorno por déficit de atención con hiperactividad seguirán padeciéndolo cuando sean mayores. "Un adulto hiperactivo también fue un niño hiperactivo y si no fue tratado adecuadamente o nunca fue diagnosticado presentará dificultades para desarrollarse profesionalmente", afirma la sicoterapeuta Zulma Ríos.
 
La mayor dificultad de los hiperactivos, según los expertos, es que están más expuestos a permanecer largos períodos sin empleo o dejar su trabajo ante la falta de autocontrol. Asimismo, se sienten frustrados al no tener una perspectiva del futuro, sin dejar de mencionar que  a nivel personal experimentan problemas a la hora de administrar sus finanzas.
Sin embargo, esto no es considerado un desorden relacionado solo al fracaso, en realidad, quienes lo padecen pueden ser exitosos, siempre y cuando reconozcan sus debilidades y fortalezas, pero sobre todo que busquen ayuda profesional para superar los problemas conductuales.
 
Calidad laboral
 
El TDAH toma por sorpresa a muchas personas que ya son parte de la fuerza productiva. Justo en esa etapa se dan cuentan que su impuntualidad, los cambios de carácter, las dificultades para aceptar los consejos, las diferencias con la autoridad y los problemas con su compañeros no siempre son producto del estrés, la ansiedad o la presión del trabajo.
Se trata de manifestaciones laborales producto del trastorno de hiperactividad, el  cual afecta su rendimiento y las relaciones interpersonales.
 
La productividad del trabajador también es deficiente y en una evaluación es un punto en su contra, ya que la efectividad se aprecia mucho. Las personas hiperactivas no alcanzan las metas ni los objetivos, porque pierden el tiempo por su mismo trastorno.
 
La sicología laboral  estudia los tiempos y movimientos, y sirve para medir el grado de efectividad. Por ejemplo se mide qué tanto tiempo le toma a una persona moverse de su escritorio al baño o al dispensador de agua, entre otras actividades.
 
Algunas empresas buscan personal dinámico, con propuestas positivas, que trabaje bien bajo presión, pero si no se tiene la experiencia, estas características tienden a confundirse con la hiperactivad y en corto tiempo se ve que no era la persona idónea para ese cargo. Todo esto socava el ambiente de trabajo y es cuando el área de recursos humanos entra en acción. "Es importante analizar el nivel de ocupación, ya que será más difícil para un colaborador permanecer en actividades administrativas, las cuales requieren mayor concentración, que estar en un área más movida como lo es atención al cliente o ventas" asegura la licenciada María Alicia de Hernández, gerente general de Contrataciones Empresariales. Lo importante es reconocer el problema y buscar una solución que no implique un despido. Una medida por parte del trabajador es la terapia sicológica a través de técnicas de autocontrol y relajación, enfocadas en tomar conciencia del problema y cambiar su forma de enfrentar la vida.
 
A nivel empresarial, Recursos Humanos realiza talleres que ayudan a canalizar esa energía y también ayudarles a sus empleados a liberar frustraciones del entorno laboral, a fin de sanar las relaciones interpersonales y crear una atmósfera de armonía en el área de trabajo, pero sobre todo productividad. El trabajador por su parte puede buscar ayuda sicológica a través de técnicas de autocontrol y relajación, para tomar conciencia del problema y renovar su vida personal y laboral.
 
En busca del cambio
 
Se cree que TDAH es genético y  su tratamiento requiere de asistencia sicológica, para manejar los problemas conductuales, mientras que los neurólogos se encargan de prescribir los fármacos que ayudan a nivel orgánico. Por ello es importante que se trate a tiempo y no ignorarlo. 
 
No siempre dinamismo y entusiasmo, incluso un buen currículum son suficientes, las referencias personales dicen mucho de las fortalezas y debilidades de un empleado. Si usted se considera que esa energía desbordante lo lleva a tener dificultades laborales, por actuar de una manera impulsiva, entonces es hora de buscar ayuda profesional para no poner en riesgo su trabajo. A lo mejor tenga la suerte de tener un excelente empleo, pero la falta de autocontrol a la hora de hablar, de socializarse con los superiores y compañeros de trabajo puede ser el detonante para sumarse al desempleo. Para ser funcionales, dice la licenciada  Zulma de Ríos, es necesario  estar controlados. Es una situación que es posible superar y la persona debe estar consiente de su trastorno. Al estarlo, aprovechan su energía y cumplen  las metas propuestas y esa misma necesidad de no aburrirse le favorece para terminar rápido  y pasar a la siguiente actividad. 
 
Tanto la sicoterapeuta como la licenciada María Alicia de Hernández son de la opinión que los hombres y mujeres hiperactivos son excelentes para las ventas y atención al cliente, por lo tanto enfoque sus perspectivas en esas áreas donde hay diferentes rubros y la monotonía esta bien lejos.
 
Enería sin concentración
Tags: , ,
Categories: Recursos Humanos
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts

Add comment

  Country flag

biuquote
  • Comment
  • Preview
Loading

Artículos destacados