¿Cómo encontrar el equilibrio entre vida y trabajo?

November 14, 2016 16:52 by Zona Empleo EDH

 

Contenido

 

¿Tu vida es tu trabajo?


Zona Empleo-EDH

Gracias al avance tecnológico, desconectarse del trabajo una vez terminada la jornada es cada vez más difícil.

Encontrar el equilibrio adecuado entre el trabajo y la vida diaria es un desafío que afrontan todos los trabajadores. No importa el rubro en el que trabajen, ni si se trata de una pequeña empresa familiar o una gran multinacional. Las familias son las más afectadas.

Uno de los aspectos más importantes en el equilibrio laboral-personal es el número de horas que una persona pasa en el trabajo, y un nuevo tipo de tensión ha surgido como producto del desarrollo de las tecnologías.

Es común que, tras acabar la jornada laboral, muchos de los trabajadores de forma voluntaria o por imposición, sigan conectados a su trabajo a través del teléfono móvil o computadora, alargando así su jornada de trabajo.

Que los empleados reciban llamadas, mensajes o correos electrónicos en fin de semana libre o varias horas después de haber culminado su jornada laboral, les hace más difícil “cambiar el chip” de trabajo cuando están en otro lugar.

Algunas investigaciones indican que un horario de trabajo largo puede resultar perjudicial para la salud personal, poner en peligro la seguridad y aumentar el estrés.

Además, cuanto más trabajen las personas, menos tiempo tendrán para dedicarlo a otras actividades, como el cuidado personal (comer, dormir) o al ocio (vida social con amigos y familiares, pasatiempos, juegos, uso del ordenador y la televisión, etc.).

Muchas esposas se quejan de que sus maridos no las llevan de paseo o simplemente prestan atención porque nunca dejan de trabajar. Los esposos, en tanto, también resienten que estando en casa, su mujer no atiende a la familia o vive en constante estrés porque su jefe no deja de llamarle y preguntarle si hizo esto o aquello.

De manera verbal o haciendo travesuras, los hijos también exigen tiempo y en la mayoría de ocasiones, sus peticiones son respondidas con mayor acceso a un dispositivo móvil o la televisión; o en el peor de los casos, un castigo. Y ni hablar del resto de familia o amigos que siempre acusan al empleado de “no tener tiempo” para nada más que el trabajo.


Incluso la salud pasa factura. Estar constantemente conectado crea estrés laboral o el conocido burnout, un síndrome del “empleado quemado” que incluye fatiga crónica. Cansado, sin conciliación laboral y esclavo del trabajo, el empleado jefe o colaborador, termina transmitiendo el estrés a quienes le rodean.

La “desconexión laboral” comienza a ser una necesidad y derecho. En Francia, por ejemplo, una nueva ley laboral señala que las empresas con más de 50 trabajadores deben regular la desconexión laboral para que sus empleados disfruten de su tiempo libre. Los empleados deben desconectar el móvil y ordenador de trabajo durante 11 horas y tienen derecho a ignorar los correos electrónicos que la oficina les envía fuera de la jornada laboral. Las empresas deben velar porque la normativa se cumpla.

¿Tu vida es tu trabajo?


La capacidad de combinar con éxito el trabajo, los compromisos familiares y la vida personal es importante para el bienestar de cualquier persona.

Los gobiernos y compañías pueden ayudar a resolver el asunto al estimular prácticas laborales solidarias y flexibles; sin embargo, el equilibrio entre la vida personal y trabajo, dice el conferencista Nigel Marsh, es demasiado importante para dejarlo en manos del empleador.

Desconectarse del trabajo y buscar equilibrar actividades profesionales con vida personal no es sencillo, requiere esfuerzo, determinación , pero sobre todo, constancia.

Aunque cueste, ya sea por estar acostumbrados a la rutina o por la presión de un jefe, la desconexión laboral trae resultados que se reflejan en nuestro bienestar físico, emocional y mental.

Aprovecha al máximo tu jornada laboral estableciendo tiempos y lugares específicos para estas actividades. Habla con tu jefe para acordar agendas y objetivos a cumplir.

 Y cuando tengas vacaciones o días libres, ¡desconéctate del trabajo!

Combate el estrés laboral con estos ocho tips:

1. Organízate. La disciplina es uno #de los factores clave para lograr una vida más satisfactoria. No solo aplica a nuestro trabajo, siendo #organizados y aprovechando el tiempo al máximo, puedes disfrutar las tareas diarias.

2. Enfrenta y resuelve tus problemas personales y laborales. Sumar tus problemas familiares, de pareja o financieros a los que tienes en la oficina es desgasta

3. Invierte tiempo. Utiliza parte de tu tiempo en conversar con tu pareja, pasar tiempo con tus hijos, visitar a tus padres, familia o amigos o#simplemente para ti, para hacer lo que más te guste. Estar en paz emocional permite afrontar mejor los retos de un ritmo de vida agitado en casa o el trabajo.

4. Edúcate. Trabajar durante una jornada de tiempo completo no debería limitar tu preparación profesional. Hoy en día hay muchos diplomados y cursos en línea. Asistir a un par de clases tampoco cae mal, te permitirá cambiar de ambientes y liberar un poco el estrés.

5. Aprovecha tu hora de comida. Tomar tiempo libre para alimentarse es indispensable para todo trabajador. Además de quitarte el hambre , te permite desconectarte un momento del trabajo y recuperar la concentración. Evita al máximo saltarte tu hora de comida, aprovecha ese tiempo para caminar, ir a un parque cercano, tomar aire fresco o conversar con tus compañeros.

6. Toma vacaciones. Aunque la carga de trabajo sea muy alta, haz todo lo posible por tomar tus días de vacaciones y úsalos con inteligencia. Aprovecha el tiempo libre para descansar, pasar tiempo de calidad con tu familia y relajarte. Evita atender asuntos laborales y frecuentar tu oficina.

7. Promete resultados, no tiempo. Establece tus propios objetivos de trabajo y compromisos familiares. Enfócate en realizar estos propósitos de manera eficiente, así la rutina en la oficina dejará de enfocarse en pasar más “horas extra”.

8. Descansa lo más que puedas de tus dispositivos móviles. La tecnología tiene un doble filo respecto a la productividad: te mantiene informado y en contacto pero también puede esclavizarte al trabajo.

Intenta hacer el ejercicio de no atender llamadas ni correos del trabajo en horas fuera de las establecidas. Asegúrate de respetar el tiempo libre y que tu jefe y compañeros sepan que pueden y deben contactarte solamente en verdaderas emergencias.

 

Volver al índice

Tags: , ,
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados